Anterior "Las maldiciones", de la escritora argentina Claudia Piñeiro Siguiente Saúl Craviotto se convierte en el ganador de MasterChef Celebrity Arriba Ir arriba
Metrópolis - El discreto encanto de la tecnología

El discreto encanto de la tecnología - Artes en España

Emisión Domingo 12 de julio de 2009 · La 2

|

Necesaria y esperada, la iniciativa del MEIAC (Museo Extremeño e Iberoamericano de Arte Contemporáneo) de producir una exposición antológica de obras hechas en España que relacionen arte, ciencia y tecnología, se verá reflejada en el reportaje que esta noche le dedica METRÓPOLIS.

A través de más de un centenar de obras de 65 artistas, la exposición enlaza el siglo XIII con el XXI. Son, sin embargo, los vínculos conceptuales y no los cronológicos o técnicos los que constituyen los nodos de conexión entre los trabajos, distribuidos por la comisaria Claudia Gianetti en cinco grandes ejes temáticos.

El primero conjunto, agrupado bajo el título Operar sobre el código formal, parte de las propuestas del filósofo medieval Ramon Llull de crear un sistema combinatorio binario para codificar el lenguaje. En Pn=n! (2006-2007), Iván Marino divide la secuencia del tormento de La pasión y muerte de Juana de Arco de Carl Theodor Dreyer entre tomas de la víctima, de los testigos y de la maquinaria de tortura para, a través de un ordenador, generar una mutación del orden en que aparecen en tiempo real. Usession (2002) de Eugeni Bonet es un homenaje numérico y musical a Alan Turing, el filósofo del algoritmo universal y precursor del mundo digital.

El segundo apartado Operar sobre el código visual está dedicado a quienes exploran e intentan hacer visible lo invisible a través de las nuevas tecnologías. A principios del siglo XX, el científico pionero Santiago Ramón y Cajal revolucionó la neurociencia mediante el uso del microscopio y la microfotografía. Agueda Simó, en JCC Revisited, Brain Research II (2007), brinda al espectador la posibilidad de navegar por el cerebro de una persona que sufrió una intervención quirúrgica cerebral, mezclando realidad y ficción de la neurociencia en el siglo XXI. Ejercitaciones sobre la electricidad (2006) es una videoinstalación de ocho canales de Gustavo Caprín, en la cual explora el sistema complejo de la electricidad.

Operar sobre el código sensorial (espacio-temporal) recupera La región central (1994), una de las obras emblemáticas del performer y pionero del videoarte español Pedro Garhel (1952-2005). En este grupo destacan además otros dos destacados pioneros y poetas visuales: Eugènia Balcells, quien con la instalación decididamente low-tech Anar-hi anant (Ir yendo) (2000) invita a la inmersión sensorial; y José Antonio Sistiaga cuya película pintada a mano Impresiones en la alta atmósfera (1988-1989) es una auténtica y bellísima tormenta de formas y colores.

Como indica su título, Operar sobre la interfaz del cuerpo, está compuesto de obras protagonizadas por el cuerpo y la identidad humanos. En Mamá Fuente (2006), Carmen Sigler dramatiza el cuerpo femenino y el rol impuesto a las mujeres en la tradición cristiana. Los rostros de un hombre y de un niño se comunican de forma cíclica a través de un viaje por el interior de sus cuerpos en Campana de Huesca (2001) de Javier Codesal. Nadie es nadie (Él/ella) (2006) de Pepe Buitrago consiste en dos esculturas holográficas de un hombre y un mujer 'vestidos' de fragmentos de Laberinto de la soledad de Octavio Paz.

Por último, Operar sobre la interfaz de la realidad reúne obras que reflexionan sobre la realidad mediada a través de los nuevos medios. Sangue (2006-2007) de Iván Marino delega a una interfaz la organización y re-presentación de unas imágenes emitidas por TVE durante la guerra de Irak. Maite Cajaraville confronta en AI. Artificial Innocence (2001) a dos realidades opuestas: la que queremos y la que no queremos ver. En El ring (1989) de Julián Álvarez, las mini-cámaras que los boxeadores llevan acopladas a sus manos derechas, posibilitan la obtención y yuxtaposición de puntos de vista varios.

A modo de resumen, el programa muestra además los trabajos interactivos Malevich (Carles Pujol, 1996) y 33 preguntas por minuto (Rafael Lozano-Hemmer, 2000-2001); las instalaciones Teratologías (Daniel Canogar, 2001) y Controles de seguridad (Marisa González, 2004) y la serie fotográfica Verudo, Vrodo, Iuvra, Yoladis (Evru, 2005), así como las declaraciones de varios de los artistas sobre su relación personal con la tecnología.

El discreto encanto de la tecnología se puede ver del 27 de septiembre de 2008 al 6 de enero de 2009 en el prestigioso Centro de Arte y Medios ZKM en Karlsruhe (Alemania), brindando una oportunidad extraordinaria para aumentar la visibilidad de las 'Artes hechas en España' en el extranjero.

www.meiac.es/artesenespana