Enlaces accesibilidad

Los Grandes Inventos del TBO, tan divertidos como ¿irrealizables?

  • Un libro recupera todos los inventos ideados por Ramón Sabatés
  • “Muchos de esos inventos eran factibles y Sabatés llegó a construir algunos”, asegura Antoni Guiral

Por
Invento del TBO de Ramón Sabatés
Invento del TBO de Ramón Sabatés

El pasado 11 de marzo celebramos el centenario del TBO (1917-2017) y al estupendo libro que se editó en esas fechas (100 años de TBO. La revista que dio nombre a los tebeos, Ediciones B) se suma ahora otro similar dedicado a su sección más popular: Los grandes inventos de TBO. Edición integral de Ramón Sabatés (B Cómic), de Antoni Guiral y Lluís Giralt.

“Es un libro –asegura Antoni Giral- que hace justicia histórica porque recupera absolutamente todos los grandes inventos del TBO realizados por Ramón Sabater durante muchísimos años, entre 1942 y 1998, la mayoría presentados por el Profesor Franz de Copenhague. Y también es un placer poder leerlos en una edición de tanta calidad”.

“Porque –continúa Guiral- es un libro impresionante, de gran tamaño, 608 páginas, tapa dura… donde salen muy bien reproducidos todos los inventos, lo que no ha sido fácil. Personalmente ha sido un orgullo participar en este proyecto que supone un paso importante en la recuperación de nuestro patrimonio, no sólo historietístico sino también histórico y cultural”.

'Máquina para andar'
'Máquina para andar'

'Máquina para andar'

Los inventos nacieron en 1920

“La sección –nos cuenta Guiral- nació en 1920, realizada por el dibujante Urda y con el título Inventos del TBO, porque los presentaba “el niño del TBO” que era un personaje de la revista por aquel entonces. Un chaval de edad indeterminada que llevaba una gorrita”.

“Su aparición –continúa- se fue regularizando hasta 1925 cuando el propio Urda y Túnez oficializan la sección como Los Grandes Inventos de TBO y, a partir de ahí la realizan con aportaciones de otros autores como Nit, Serra Massana… hasta 1939“

“Vuelve en 1943, ya de forma regular –asegura- y a partir de 1960 se ocupará de ella Ramón Sabatés, que la realizará hasta el cierre de la revista, en 1979, y en su posterior renacimiento, de 1988 hasta la definitiva despedida del TBO, en 1998”.

En cuanto al Profesor Franz de Copenhague también tiene una curiosa historia: “Se lo inventó Serra Massana en 1935, y al principio tenía una sección propia compartida con los inventos oficiales. Eran secciones distintas. Pero en los años 50 se convertirá en el presentador oficial de los Grandes Inventos del TBO, dónde Sabatés le mantendrá durante toda su trayectoria”.

Invento para cocinar fácilmente
Invento para cocinar fácilmente

Invento para cocinar fácilmente

Los precedentes

Los Grandes Inventos del TBO no fueron una invención española como nos recuerda Antoni Guiral: “Es posible que se basaran en el cómic norteamericano Inventions of Professor Lucifer Gorgonzola Butts (Rube Goldberg) -reconoce Antoni-. Pero es mucho más lógico que los responsables del TBO sacaran la idea de la revista francesa Péle-Melé, donde aparecía una sección que se llamaba Les inventions of Péle-Melé. Porque por aquella época les copiaban bastantes cosas”.

Precedentes del TBO: 'Inventions of Professor Lucifer Gorgonzola Butts' y 'Les inventions of Péle-Melé'

Precedentes del TBO: 'Inventions of Professor Lucifer Gorgonzola Butts' y 'Les inventions of Péle-Melé' noticias

“Parece un invento del TBO”

Los Grandes Inventos del TBO fue, junto a La Familia Ulises, la sección más popular de la revista. “El calado en la calle fue evidente –señala Guiral- hasta el punto de que en el lenguaje popular, cuando se veía un invento o un cacharo raro se decía que “parecía un invento del TBO”. Y eso hacía evidente la popularidad de la serie”

“Sabatés -continúa Guiral- aportó a la serie sus conocimientos como perito mecánico –asegura Antoni Guiral-. Gracias a eso, muchos de sus inventos, por muy estrambóticos que pareciesen, eran factibles. También una dinámica de juego, de humor, que no tenían otras secciones que podían ser más series, entre comedia”.

'Máquina llamadora'
'Máquina llamadora'

'Máquina llamadora'

Sabatés llegó a construir algunos de esos inventos

Los inventos eran tan factibles que, como nos recuerda Guiral, “Sabatés llegó a construir varios en su taller. De hecho se conserva uno de ellos, la máquina-guillotina para cortar las puntas de los puros, realizado por Nit y publicado en TBO en 1925. Es una demostración palpable de que sus inventos podían llevarse a cabo. Un invento que actualmente puede disfrutarse en el Museu del Joguet de Catalunya, en Figueres (Girona)”.

Otro de sus inventos, el del aparcamiento vertical de coches, también fue muy popular. “Incluso –señala Guiral- el ayuntamiento de una localidad, no recuerdo cúal, se puso en contacto con él para ver si esa idea se podía llevar a cabo. Al final la cosa quedo en nada pero es muy curioso, porque es una demostración de que muchos de esos inventos del TBO tenían una visión futurista y algunos de ellos se han convertido en realidad”.

“No es que fuera un visionario –afirma Guiral- pero es muy posible que su mentalidad abierta y sus capacidades técnicas dieran como resultado una serie de inventos que podían ser perfectamente factibles”.

'Aparcamiento vertical'
'Aparcamiento vertical'

'Aparcamiento vertical'

¿Inventó el mando a distancia?

Guiral recuerda algunos de esos maravillosos: “Los que más me llaman la atención son los que teóricamente te hacen más fácil la vida cotidiana, por ejemplo, el mando a distancia de la televisión, que también estaba adelantado a su tiempo. Un invento al que Sabatés recurrirá en más de una ocasión”.

Pero Sabatés no fue el único genio detrás de los Grandes Inventos del TBO: “Yo destacaría a Nit –asegura Guiral-, que estuvo muchos años haciéndolo y era un estupendo dibujante, y a Francesc Tur, que se ocupó de la serie durante cinco años y también era un excepcional artista que aportó cosas muy interesantes”.

“Aunque hubo muchos más, desde los mencionados Urda y Serra Massana, a Tínez, Albert Mestre, Ricard y Albert Opisso… incluso Benejam (La familia Ulises) realizó varios. Pero los más destacados son, sin duda, los de Sabatés” –concluye-.

'Máquina perforatus'
'Máquina perforatus'

'Máquina perforatus'

¿El mayor coleccionista del TBO?

Como el tomo del centenario del TBO, este libro viene firmado también por Lluís Guiralt, uno de los mayores coleccionistas del TBO. “Guiralt tiene prácticamente todos los números del TBO en su casa y su colaboración ha sido imprescindible –asegura Guiral- Ha hecho una revisión desde el año 42 hasta el 89, localizando todos los inventos, y ha cedido esos ejemplares para que pudieran escanearse”.

Después del tomo del centenario del TBO y este, preguntamos a Guiral cúal le gustaría que fuese la siguiente serie en rescatarse: “Me gustaría que se recuperase toda La familia Ulises de Benejam. Serian dos tomos porque hay muchas páginas, más de mil, pero creo que sería otro tesoro recuperado”.

Portada de ' Los grandes inventos de TBO. Edición integral de Ramón Sabatés' y Antoni Guiral

Portada de ' Los grandes inventos de TBO. Edición integral de Ramón Sabatés' y Antoni Guiral

RTVE

anterior siguiente