Anterior Frecuencias de emisión en Onda Corta Siguiente 'Entropía', el nuevo disco del trompetista Pacho Flores con el guitarrista Pingüino Arriba Ir arriba
Compradores en una administración de lotería valenciana en Alacuás
Compradores en una administración de lotería valenciana en Alacuás. EFE Juan Carlos Cardenas
Lotería de Navidad 2016

¿Por qué jugamos más a la Lotería de Navidad que a otros sorteos?

|

El Sorteo Extraordinario de la Lotería de Navidad no es un sorteo que pase desapercibido para la mayoría de los españoles como ocurre con otros que se celebran durante todo el año. De hecho, el 71% de la población residente en España de entre 18 y 75 años juega algún número para el 22 de diciembre, cuando solo el 12-15% de los españoles juega de manera habitual.

Pero, ¿por qué jugamos tanto a la Lotería de Navidad? El profesor de Sociología de la Universidad Carlos III, José Antonio Gómez Yáñez, que es autor de un estudio sobre el Juego en España, lo tiene claro: "la envidia preventiva, la presión social, la tradición y el espíritu navideño" son claves en este sorteo y es lo que marca la diferencia con otros.

Para Loterías y Apuestas del Estado, es el principal sorteo del año y con diferencia, pues supone el 29% de su facturación. Los únicos que no juegan son los que tienen una verdadera resistencia o aversión al juego.

"Solo quedan fueran del sorteo de Navidad los no jugadores capaces de resistir el riesgo de que toque a sus conocidos y los que, con frialdad, se sustraen al clima de presión social que desencadena", explica a RTVE.es este profesor de Sociología.

¿Y si toca aquí?

Con este sorteo se cumple a rajatabla uno de los lemas que ha usado LAE en alguna de sus campañas publicitarias de verano sobre la Lotería de Navidad: "¿Y si toca aquí?".

Según Gómez Yáñez, el 60% de los que compran para este sorteo, lo hacen "por si toca a los amigos, compañeros de trabajo, vecinos…". Y muchos de los que adquieren algún número, un 60%, "si pudiera, no compraría, pero lo hacen por cierta coacción".

Precisamente esa coacción es lo que Gómez Yáñez ha denominado "envidia preventiva", que es el hecho de jugar para evitar que le toque al vecino o conocido y no a uno mismo.

Otro profesor, de Matemática Aplicada de la Universidad de Alcalá de Henares, David Orden, asegura que aunque las probabilidades de que toque son escasa, la gente compra "para cubrirse las espaldas", como el que "contrata un seguro" para el hogar, de vida o para el móvil.

Además, es difícil resistirse a la tentación de jugar algún décimo o participación para la Lotería de Navidad porque "se venden por todas partes": venden colegios para sufragarse viajes, asociaciones, clubs deportivos, tiendas que no son administraciones...

Otra de las razones por las que se compra tanta lotería para el sorteo del 22 de diciembre es una tradición que está íntimamente ligada a las Navidades. De hecho, marca de manera oficiosa el pistoletazo de salida a los festejos navideños y es todo un "acontecimiento nacional".

"Salvo unas elecciones generales, es el acontecimiento que más gente mueve en España, pues unos 24 millones de personas juegan algo para este sorteo", concluye Gómez Yáñez.

Junto a la tradición, este profesor resalta que también los anuncios de la Lotería de Navidad han sido determinantes en el éxito de este sorteo.

Más contenidos de RTVE

anterior siguiente