La Marcha Verde, 35 años de la pérdida del Sáhara español

  • Fue el origen del éxodo de cientos de miles de saharauis
  • El referéndum de autodeterminación de la región sigue en el aire
Programas para todos los públicos
LOLA FUNCHAL 

El 6 de noviembre de 1975, una avalancha integrada por unos 350.000 marroquíes con banderas verdes marchó hacia el sur de Marruecos, cortó las alambradas que lo separaban del Sáhara español y se adentró unos kilómetros al grito de "Viva el rey y la Patria". El enorme convoy, de unos cien kilómetros de largo, acampó varios días en la antigua colonia.

El rey Hassán II  logró con esta marcha presionar e impresionar a Madrid, que accedió a negociar la retirada de la colonia, después de casi cien años, en medio de una situación política delicada, ya que el jefe del Estado, el general Franco, agonizaba.

La "Marcha Verde" impuso la soberanía marroquí y abrió un enfrentamiento armado que se arrastra desde entonces: el conflicto saharaui. La lucha de un pueblo por su independencia.

Hassán II utilizó la sentencia del Tribunal de La Haya

Esta operación llevaba meses orquestándola el rey de Marruecos, con la ayuda de EE.UU., la CIA y el  Ejército, cuando el Tribunal de La Haya reconocía el 16 de octubre de 1975 que entre el Sáhara y Marruecos existían vínculos jurídicos, pero ninguno más. Esto no evitaría que el rey alauí lo utilizara para anunciar que el dictamen del tribunal era favorable a Marruecos. "No nos queda ya mas remedio que recuperar nuestro Sáhara", diría Hassán II.

En el Sáhara Occidental gobernaba el teniente general Gómez de Salazar, que explicó al príncipe Juan Carlos, en su visita al Aaiún como jefe de Estado en funciones, que estaban preparados para atacar. Sin embargo, el problema se debatía en el terreno político.

El 9 de noviembre, cuando el rey alauí consideró que la Marcha Verde había cumplido sus objetivos y tenía garantías de que España le entregarría el territorio, ordenó a los civiles el regreso a casa.

Los Acuerdos de Madrid

Hassán II sólo decidió disolver la marcha cuando el ministro español  Antonio Carro le entregó en Agadir un documento por el que España se comprometía a emprender las negociaciones de transferencia del Sáhara Occidental.

El 14 de noviembre, los Gobiernos de España, Marruecos y Mauritania firmaron en Madrid el acuerdo tripartito, por el que España cedía el territorio: el norte, a  Marruecos; y el sur, a Mauritania. La validez del acuerdo nunca fue admitido por la comunidad internacional.

Cuatro años más tarde, tras una dura guerra contra el Frente Polisario, Mauritania se retiró del Sáhara. Pero los enfrentamientos entre los guerrilleros saharauis y el ejército marroquí continuaron hasta 1991, fecha en la que ambos bandos firmaron un alto el fuego auspiciado por la ONU, junto con la promesa de un referéndum de autodeterminación que aún no se ha celebrado.

De la Marcha Verde a la  "marcha negra"

Con la ocupación de Marruecos comenzó el éxodo saharaui. Solamente en Argelia, en los campamentos del Tinduf, viven 165.000 refugiados, sin esperanza de futuro.

En la actualidad, el rey Mohamed VI estudia una amplia autonomía para el Sáhara,  en la que se respete la soberanía marroquí. Países como España, Francia y EE.UU. lo consideran un  buen punto de partida para negociar, aunque cierre la puerta al derecho de autodeterminación que, según Naciones Unidas, tiene el pueblo saharaui.

Espacio reservado para promoción
cid:24710