Enlaces accesibilidad

'Lo que vio el mayordomo', una comedia trepidante con un público fisgón

  • Adaptación teatral de la obra What the butler saw de Joe Orton
  • En el teatro Infanta Isabel de Madrid, hasta el 31 de agosto

Por
Las mañanas de RNE - 'Lo que vio el mayordomo', una comedia trepidante donde el público es un fisgón

Geraldine Barclay busca trabajo como secretaria en la consulta del Dr.Prentice, un psiquiatra dispuesto a entrevistarla para dicho puesto y también a seducirla. Una chica joven e inocente y un hombre embaucador capaz de convencerla para que se desnude durante la entrevista de trabajo. 

Así comienza Lo que vio el mayordomo, la adaptación teatral de la original What the butler saw de Joe Orton que se estrenó en Inglaterra en los años 60. El dramaturgo inglés tomó el título para su texto de las singulares tragaperras inglesas de principios del siglo XX que mostraban una secuencia de fotos sensuales y eróticas por un penique.

De esa idea de fisgonear, surge este montaje que han adaptado Julio Escalada y Tomás Gayo y que dirige Joe O'Curneen en el Teatro Infanta Isabel de Madrid, hasta el 31 de agosto.

El mayordomo no existe

Una divertida, alocada y trepidante comedia donde el mayordomo no existe, es el público el que curiosea la historia del Dr. Prentice (Pep Muné), su secretaria (Sara Sálamo), su esposa (Marta Belenguer), un botones acosador (Raúl Mérida), un inspector de salud (Luis Fernando Alvés) y un policía (Mundo Prieto).

Pep Muné y Sara Sálamo, protagonistas de 'Lo que vio el mayordomo'

Pep Muné y Sara Sálamo antes de la entrevista en 'Las mañanas de RNE' rne

"Los personajes son muy peculiares", explica Sara Sálamo. "No terminan de admitir su sexualidad y eso les produce muchos problemas", apunta Pep Muné. "Es el reflejo de lo que le ocurría al autor, Orton sí tenía clara su sexualidad pero no podía vivirla libremente en la Gran Bretaña de los años 60, que no lo entendía". 

La obra es una crítica a la sociedad británica de aquella época y también a la psiquiatría "Joe Orton odiaba a los psiquiatras, era un enemigo de la psiquiatría y lo cuenta", apunta Muné. 

 Pep Muné y Sara Sálamo
Pep Muné y Sara Sálamo

Pep Muné y Sara Sálamo rne

Julio Escalada y Tomás Gayo han hecho un trabajo "magnífico" para traducir y adaptar el texto "aunque sea un lenguaje culto, la gente lo capta", dice el actor. "Han sido fieles a los gags británicos, cada frase de la obra es un chiste, es tan absurdo y tan bueno el texto que realmente es muy divertido", asegura Sara Sálamo.

Un absurdo que también se materializa sobre el escenario con un diván enorme, "fuera de toda lógica".

Radio

anterior siguiente