Enlaces accesibilidad

'Ser amado', El amor y sus consecuencias

  • Javier Lozano indaga en el amor con esta novela gráfica
  • “El amor es gozar sufriendo y sufrir gozando”, asegura

Por
Detalle de la portada de 'Ser amado' Fulgencio Pimentel

El amor es el tema sobre el que más ha fabulado el hombre. Y aun así, seguimos siendo novatos en sus misterios. Una de las últimas grandes obras que indaga en ese sentimiento es Ser amado (Fulgencio Pimentel), de Javier Lozano, que fue Mención Especial en los Puchi Award, los premios que otorgan dicha editorial y La Casa Encendida a "las propuestas de libro más brillantes y renovadoras”

“Podría decir que el amor es gozar sufriendo y sufrir gozando –asegura Javier Lozano-. También podría decir que es un tsunami devastador que arrasa con toda la prudencia, racionalidad y normalidad del sujeto enamorado. En realidad, el amor, como el dolor y otros misterios, es por definición indefinible”.

Y sobre su relación con la creatividad humana, Javier asegura que: “Creo que tanto la creación como el amor producen en quien los experimenta una arrebato por parte de fuerzas superiores que no parecen de carácter humano, sino divino”.

Pero, como apuntábamos al principio. ¿Se puede decir algo nuevo sobre el amor? “En realidad no creo que se pueda decir nada nuevo sobre ningún tema importante, solo hay nuevas formas de decir lo mismo –afirma Javier-. El amor “de pareja” como ideal, surge en el s XII con Tristán e Isolda y los romances medievales, donde el amor sustituye por fin a la religión, revelándose como otra vía posible de transcendencia espiritual a través de la superación del propio ego”.

Un libro “Intenso”

Preguntamos a Javier cómo definiría esta novela gráfica: “Si tuviera que elegir un adjetivo calificativo para el libro, creo que sería el de intenso, o al menos esa fue la sensación que yo tuve tras leerlo por primera vez del tirón, ya en papel, en el autobús que te lleva de Heathrow al centro de Londres”.

“En lo narrativo –añade-, el libro sigue una estrategia poco convencional, basada en lo circular, la fragmentación, la acumulación y las repeticiones, que busca transmitir no una idea inteligible, sino una emoción. Estas decisiones también condicionaron al libro en lo formal, tanto que acabó convertido en una especie de homenaje al fragmento”.

En cuanto a su título: “Ser Amadosurgió de repente, cuando ya había realizado algunas páginas para un futuro proyecto indeterminado. Cuando se me ocurrió, este resultaba perfecto tanto para las historias que ya existían, como para marcar la dirección de las que todavía estaban por hacer, y por lo tanto, de todo el libro”.

Páginas de 'Ser amado'

Literatura, cómic y poesía

Podríamos decir que el libro es una mezcla de literatura, cómic y poesía, aunque Javier asegura que: “He de confesar que no leo poesía, ni casi novelas o teatro. El 90% de mis lecturas son ensayos de autores ya muertos, pero me fascina el lenguaje escrito, que al igual que la imagen contiene infinitos matices, siendo capaz no solo de afirmar, sino también de sugerir, aparentar, divertir, evocar…”

En cuanto a los tipos de amor que vamos a encontrarnos en este libro, javer asegura que: “Hay mucho enamoramiento y también mucho desengaño. En toda relación siempre se produce una situación de desequilibrio entre uno, que es el que más ama, y otro, que recibe ese superávit de amor. Ser Amado está lleno de ejemplos de esta trágica asimetría”.

Javier lleva toda la vida viajando y estudiando en países de lo más diverso, algo que le ha influido en este libro: “Viajar y emigrar ha sido muy enriquecedor sobre todo a nivel vital, y desde esa perspectiva, sin duda ha permeado y permea mi trabajo. Viajar me ha servido sobre todo para tener la mente abierta y vivir experiencias de todo pelaje, pero por lo general, siempre procuro que mis cómics no sucedan en un lugar o momento histórico determinado”.

Páginas de 'Ser amado'

Una perfecta mezcla de imágenes y textos

Destacar que esta novela gáfica consigue un perfecto equilibrio entre el texto y las imágenes. “Normalmente –cofiesa Javier-, cuando hago cómics todo surge a la vez, texto e imagen. No planeo casi nada, siempre voy improvisando. Creo que mi dibujo tiende a sintetizar, pero la austeridad saltó por los aires con este libro, lanzándome a adornar de forma bastante gratuita la totalidad de la página”.

“Creo –añade- que concibo los cómics como si fueran escenas de pelis. Además, me aburre sobremanera hacer siempre lo mismo y me divierte horrores subvertir los códigos del cómic o de la imagen. Espero que mis libros no se parezcan entre sí más allá de lo imprescindible”.

Páginas de 'Ser amado'

En cuanto a su método de trabajo, Javier nos comenta que: “Cuando hago un cómic voy creando viñeta a viñeta sin un plan predeterminado, las ideas me llegan a borbotones y yo me dejo llevar. Luego solo hay que pasarlo a limpio”.

“El proceso de Ser Amado ha sido algo más particular –añade-. En primer lugar, por la temeraria decisión de intervenir todos los márgenes a la manera de mosaicos o mandalas, que convirtió el proceso en algo larguísimo y arduo. Otra particularidad fue que muchas de las historias fueron concebidas en un principio como mudas, añadiendo el texto a posteriori, al ver que la cosa no acababa de funcionar. Al final creo que el libro tiene la cantidad de texto imprescindible, ni más ni menos”.

Páginas de 'Ser amado'

"Buscaba que el libro fuera exuberante"

Javier también concibe la página como un todo, de forma que no hay casi blanco en sus planchas. “En realidad presto bastante atención al ritmo visual y me gusta que el formato de las páginas vaya cambiando, porque además, es tan fácil aburrirse hoy en día… La decisión de llenar todo el libro de color, además de comulgar con la idea ya citada, de acumulación, buscaba que el libro fuera exuberante”.

Destacar que casi todas las páginas tiene una misma estructura de seis viñetas. “La estructura de 6 viñetas –confiesa- responde a una razón tan banal, como que tenía un montón de folios con esas viñetas impresas, que sobraron de un taller de cómic colectivo que impartí en Expo Manga hace algunos años.

Todo parece indicar que le da miedo el vacío, algo a lo que Javier contesta que: “¿Me da miedo el vacío? Me da miedo tener miedo”.

Páginas de 'Ser amado'

Sus proyectos

Después de esta novela gráfica tan especial, preguntamos a Javier Lozano por sus próximos proyectos: “Tengo siempre un montón de proyectos en marcha. Muchos fanzines, que voy sacando por entregas, tienen vocación de acabar recopilados en sendos libros. Así, el fanzine de cómics protagonizados por mis sobrinos, las fotonovelas en colaboración con Ángela Losa o el cómic del Paria tendrán nuevos y refrescantes números esta primavera”.

“También tengo 2 cómics largos –añade-, uno a falta de pasarlo a limpio y otro bastante avanzado con los que espero tentar al señor Pimentel. Los dos están llenos de desternillantes aventuras”.

“Y además de todo este trabajo por delante, en otoño 2020 estaré disfrutando de la residencia de artistas visuales de Matadero, también con la objetivo de hacer un libro de cómic, de tema sorpresa. Afortunadamente, trabajar es lo que más me gusta en este mundo” –concluye Javier-.

Javier Lozano

Noticias

anterior siguiente