Enlaces accesibilidad

A bordo del Open Arms

El Gobierno mantiene su oferta al Open Arms para desembarcar en España y le insta a dar una respuesta "clara"

  • Open Arms comunica la posibilidad de un acuerdo entre España e Italia para desembarcar a los migrantes en Mallorca
  • El gobierno español lo desmiente y acucia a la ONG a responder con claridad qué necesita para desembarcar en Baleares

Por
Un migrante reza a primera hora de esta mañana a bordo del Open Arms
Un migrante reza a primera hora de esta mañana a bordo del Open Arms. EFE/Francisco Gentico

El Gobierno ha reprochado este lunes a los responsables del Open Arms que hasta el momento no le hayan dado "una contestación clara y directa" sobre cuáles son sus necesidades y las del pasaje para navegar hacia España "de forma segura" y mantiene abiertos sus puertos para recibir al barco de la ONG española.

De esta forma se han pronunciado fuentes del Ejecutivo en funciones de Pedro Sánchez después de que el Open Arms haya hecho público un comunicado en el que, entre otras cosas, se refiere a un posible acuerdo entre España e Italia para que el barco se traslade de Lampedusa a Mallorca para desembarcar a los 107 inmigrantes que lleva a bordo desde hace 18 días. En este tiempo han rescatado a 163 personas y han realizado seis evacuaciones por motivos médicos y sociales de urgencia.

Las citadas fuentes gubernamentales han desmentido "la existencia de ningún supuesto acuerdo con Italia, al que alude de manera confusa la propia ONG en su comunicado" y han asegurado que "lo único cierto es que el Gobierno ha ofrecido al Open Arms poder dirigirse al puerto español que esté más próximo en su ruta y que el ejecutivo italiano está incumpliendo la ley al impedir el desembarco".

Este domingo el capitán del buque humanitario había rechazado por "inviables" las ofertas del Gobierno español de navegar hasta el puerto español de Algeciras -primero- y alguno de Baleares después, debido a la situación "desesperada" que se vive a bordo desde que el Open Arms fondeara en aguas italianas.

Una decisión "completamente incomprensible" para la ONG

La organización humanitaria considera la decisión "completamente incomprensible" precisamente por la cercanía con las costas italianas y apuntan que "los estados europeos están pidiendo a una pequeña ONG que haga frente a otras mil millas y tres días de navegación, en condiciones climáticas adversas, con 107 personas agotadas a bordo".

"Es urgente terminar ya con la experiencia inhumana e inaceptable", insisten desde la ONG, al referirse a los 107 migrantes que aún permanecen a bordo de su embarcación.

"España es el único país dispuesto a acogerlo en el marco de una solución europea, ordenada y solidaria", ha informado este lunes Moncloa. El propósito del Ejecutivo ha sido en todo momento propiciar esa solucion común, que, cuando pueda producirse el desembarco, proseguirá con el reparto de los migrantes acordado por seis países de la UE, "entre ellos el nuestro".

Desde el 1 de agosto

Entre el 1 y el 10 de agosto el barco español Open Arms ha llevado a cabo tres operaciones de rescate marítimo en las que ha salvado a 163 personas, incluidas dos mujeres en un avanzado estado de gestación y 32 menores de edad.

El capitán del barco ha solicitado puerto para desembarcar a los dos estados costeros más cercanos en el momento del rescate, Italia y Malta, siguiendo la legislación internacional del mar. La respuesta de Italia y de Malta ha sido negativa, si bien el gobierno de La Valeta permitía el desembarco de los 39 últimos rescatados el día 10 de agosto.

A lo largo de estos 18 días el Open Arms ha realizado hasta seis evacuaciones médicas al tiempo que los servicios jurídicos de la ONG adoptaban las medidas necesarias para garantizar los derechos de los migrantes rescatados. Para ello han recurrido al Tribunal de Menores y a la Fiscalía de Palermo, al TAR de Lazio y al Fiscal de Agrigento. Fruto de estas gestiones ha sido la suspensión de la prohición de entrada en aguas territoriales italianas y la evacuación de los 27 menores que seguían a bordo tras dos semanas de singladura.

La Iglesia pide "organizar la hospitalidad y combatir a las mafias"

La Conferencia Episcopal Española (CEE) ha recogido las propuestas de su secretario general, Luis Argüello, quien ha sugerido a los gobiernos que diseñen un programa capaz de "afirmar la dignidad" de los migrantes, "organizar la hospitalidad", "combatir a las mafias" y buscar una solución en origen, para que no se repitan situaciones como la del buque humanitario de la ONG Proactiva Open Arms, con 107 migrantes a bordo y a la deriva desde hace 18 días a la espera de puerto seguro, y del barco Ocean Viking, de MSF y SOS Mediterraneé, con 356 migrantes rescatados.

"Afirmar la dignidad sagrada de la vida humana, organizar la hospitalidad, combatir a las mafias y abordar las causas económicas y políticas de las migraciones forzadas pueden ser elementos de un programa de gobierno para el bien común", proponía el secretario general en un mensaje a través de Twitter, publicado el pasado 7 de agosto, y al que se remite ahora la Conferencia Episcopal Española, al ser consultada por Europa Press sobre la situación de los buques de rescate Open Arms y Ocean Viking.
 

Noticias

anterior siguiente