Enlaces accesibilidad

China

Muere Li Peng, el primer ministro chino que ordenó la matanza de Tiananmen

  • Li Peng pertenecía a una de las familias más influyentes de China por su vinculación con la revolución
  • Fue acusado por corrupción en el Ministerio de Energía y de espionaje al presidente Jiang Zemin

Por
 Li Peng, primer ministro chino entre 1987 y 1998 y principal responsable de la masacre de Tiananmen, ha fallecido a los 91 años.
Li Peng, primer ministro chino entre 1987 y 1998 y principal responsable de la masacre de Tiananmen, ha fallecido a los 91 años. REUTERS/Muzammil Pasha/File Photo

El ex primer ministro chino y principal responsable de la represión de los estudiantes en Tiananmen, Li Peng, ha fallecido a los 91 años en Pekín justo un mes y medio después de la celebración del 30 aniversario de esta masacre que marcó un antes y un después en la historia de la China moderna.

Li, conocido como el 'carnicero de Pekín' y primer ministro entre 1987 y 1998, ha fallecido tras seguir un tratamiento fallido para una enfermedad, según la agencia de noticias china Xinhua, aunque sin especificar cual. Fue él quien dio la orden de reprimir a los estudiantes que se manifestaban en Tiananmen y en otros distritos de la capital en 1989, barriendo las protestas de las calles y aplicando una ley marcial. Su aplicación de políticas duras le hizo uno de los rostros más destacados de la represión del Partido Comunista de China (PCCh).

La muerte de Li Peng llega en un momento en el que se vive una crisis política en Hong Kong, donde las protestas violentas a causa de un proyecto de ley de extradición han puesto al Gobierno chino ante un desafío popular inédito desde las manifestaciones de Tiananmen. Decenas de miles de personas tomaron nuevamente las calles el pasado domingo para exigir más democracia y en favor de la desestimación definitiva de la polémica ley de extradición.

Su trayectoria en el poder

Li Peng nació en 1928 en Chengdu, hijo de un mártir revolucionario que fue ejecutado por las fuerzas nacionalistas cuando él solo tenía dos años. Fue adoptado por Zhou Enlai, uno de los líderes comunistas más apreciados por el pueblo y quien, junto a Mao Zedong, fundó la República Popular China en 1949. Li se convertía así en miembro de una de las familias más importantes del país, que aún hoy ejerce influencia.

Se unió al partido a la edad de 17 años y cursó sus estudios en la URSS entre 1948 y 1955. Fue ascendiendo en el sector de la energía y decidió centrarse en su carrera política cuando Mao Zedong falleció en 1976. Su primer gran logro fue en 1982, cuando accedió al Comité Central del PCCh. En 1988, tras una etapa como primer ministro interino, Li Peng ya pertenecía al Politburó y era designado como “número dos” del régimen chino.

Li Peng ha sido conocido por sus ideas ortodoxas y por oponerse de manera firme a las políticas de reforma y apertura que promovía el líder de facto Deng Xiaoping. Durante la crisis de Tiananmen se alineó con el sector más duro del PCCh y trató de purgar al secretario general del Partido.

Aunque en sus memorias, escritas en 2014, afirmaba que apoyaba “la construcción de un Partido limpio y honesto”, estuvo implicado por escándalos de corrupción relacionados con el Ministerio de Energía y fue acusado de espionaje al presidente chino Jiang Zemin por medios estadounidenses. Según estos medios, colocó cámaras en el avión del líder chino para espiar las conversaciones.

La sangrienta represión de Tiananmen

La noche del 3 al 4 de junio de 1989, el ejército chino puso fin a casi dos meses de protestas por la democracia en la Plaza de Tiananmen con tanques, violencia y un sinfín de muertos por orden de Li Peng. Una masacre que dio la vuelta al mundo y provocó que China se enfrentara a la oposición internacional y a numerosas sanciones por la represión ejercida sobre los manifestantes.

30 años después, en China apenas sí se habla sobre este suceso. Nadie sabe el número exacto de los fallecidos, ya que las autoridades chinas hacen lo posible por vetar el tema, que se ha convertido en tabú entre la población. A pesar de eso, en 2017 se desveló las cifras podían superar los 10.000 muertos tras desclasificarse un documento del entonces embajador de Reino Unido en Pekín, Alan Donald.

La agencia Xinhua ha contado al respecto que "el camarada Li Peng tomó una postura clara y, junto con la mayoría de los compañeros del Comité Central, tomó medidas decisivas para detener los disturbios y pacificar el conflicto" junto a la ayuda del camarada Deng Xiaoping y añade que "sofocó las revueltas contrarrevolucionarias y estabilizó la situación la situación nacional, lo que repercutió en el Partido y el país".

Noticias

anterior siguiente