Enlaces accesibilidad

Abusos sexuales, físicos y humillaciones durante más de 60 años en dos orfanatos de Escocia

  • Los niños sufrieron abusos de sacerdotes, monjas y personal de dos orfanatos católicos, según un informe judicial
  • El Tribunal Supremo investiga dos centros gestionados por las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl

Por
Niño en un orfanato
La investigación que lleva el Tribunal Supremo en Escocia documenta abusos sexuales y físicos continuados. THINKSTOCK

Abusos sexuales, palizas con crucifijos, con correas de perro, castigos humillantes por mojar la cama... Los sacerdotes, las monjas y el personal de dos orfanatos católicos de Escocia, ya clausurados, ejercieron abusos físicos, emocionales y sexuales sobre los menores durante más de seis décadas, entre 1917 y 1981, según revela un informe del Tribunal Supremo de esa región británica.

La investigación preliminar que ha dado lugar al informe, realizada por la magistrada Lady Anne Smith, desvela que los niños vivían en un clima de miedo y control en el que eran sistemáticamente humillados, abusados sexualmente y golpeados con crucifijos, correas de cuero o cepillos, según se detalla en los testimonios aportados por 51 testigos y 21 declaraciones escritas.

La congregación de monjas Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl era la que gestionaba las dos instituciones, donde, según la indagación, se produjeron los abusos: el Hogar Infantil de Smyllum Park, en el pequeño pueblo de Lanark (centro de Escocia), y el Orfanato Bellevue, cerca de Glasgow.

Este primer documento forma parte de una investigación más amplia impulsada por el Gobierno escocés que se inició en 2015 y está dedicada a esclarecer los años en que se produjeron abusos a menores internados en distintas instituciones de toda Escocia.

Los malos tratos, "un aspecto normal en la vida diaria"

En el documento se señala que los malos tratos eran "un aspecto normal en la vida diaria" de algunos niños, que además sufrieron abusos sexuales en el orfanato de Smyllum Park.

"Los niños sufrieron abusos sexuales por sacerdotes, un sacerdote en formación, hermanas, miembros del personal y un voluntario", dijo Lady Smith.

Además, de acuerdo con la magistrada, algunos de los pequeños también fueron víctimas de castigos por mojar la cama que consistían en presentarse ante otros niños con las sábanas mojadas sobre la cabeza. Entre otras practicas, detalla que los que no comían, eran alimentados a la fuerza, incluso aunque vomitasen.

Miedo y amenazas en lugar de amor y consuelo

El informe identifica al extrabajador de Smyllum Park Charlie Forsyth, ya fallecido, como uno de los responsables de propinar palizas y un trato degradante a los pequeños.

Samuel Carr, de seis años, murió en Smyllum tras contraer una severa infección de E. coli al encontrarse desnutrido y tras entrar en contacto con una rata. Según el informe, una monja le golpeó varias veces poco antes de expirar. No fue el único: Patricia Meenan murió a los 12 años cuando fue atropellada por un automóvil cuando huía del mismo orfanato en dirección a Glasgow.

"Para muchos niños que estaban en Smyllum y Bellevue, los orfanatos eran lugares de miedo, control coercitivo, amenazas, disciplina excesiva y abuso emocional, físico y sexual, donde no encontraron amor, compasión, dignidad ni consuelo", señala el texto.

La investigación, que debía concluir el próximo año pero se ha ampliado a petición del Ejecutivo escocés, continuará con las audiencias públicas a finales de este mes para arrojar luz sobre las prácticas ejercidas en otras instituciones.

La orden de las Hijas de la Caridad ha señalado en un comunicado que los hallazgos descritos están "totalmente fuera" de los valores fundamentales que sustentan su vida y misión". "Ofrecemos sinceramente nuestras más sinceras disculpas a cualquiera que haya sufrido algún tipo de abuso mientras estamos bajo nuestro cuidado", añadieron.

Bellevue House cerró en 1961 y Smyllum Park cerró en 1981. Hace dos meses, la policía detuvo y acusó a once mujeres y un hombre en relación con el abuso de niños en Smyllum. Escocia estudia alegaciones de abusos que afectan a 86 instituciones.

Noticias

anterior siguiente