Enlaces accesibilidad

Caso Púnica

Granados aporta pruebas de la presunta financiación irregular del PP de Madrid

  • Muestra facturas falsas de la consejería de Prada para la campaña de Aguirre de 2007
  • Afectarían al exdirector de Telemadrid Álvaro Renedo y al periodista Germán Yanke

Por
El exconsejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados
El exconsejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados EFE

El exsecretario general del PP en Madrid Francisco Granados ha aportado este jueves al juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón, que le investiga por la trama Púnica, facturas presuntamente falsas de la Consejería de Justicia que dirigía Alfredo Prada -que le precedió en el cargo- y que él cree que servían para pagar los gastos de esa "campaña paralela" de la expresidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre en las elecciones autonómicas de 2007.

Fuentes presentes en la declaración han señalado a Europa Press que Granados está dando a las preguntas de la Fiscalía Anticorrupción nuevos detalles sobre la financiación irregular del PP de Madrid apuntando a Esperanza Aguirre y otros altos cargos del partido como Ignacio González, Cristina Cifuentes (sucesivos presidentes de la Comunidad de Madrid) y la que fuera jefa de prensa de la expresidenta Isabel Gallego.

El exconsejero ha dicho al juez, informa Efe citando a fuentes presentes en la declaración, que ha encontrado las facturas en su casa y les ha dado ahora importancia porque le extrañan los conceptos que recogen, y que cree que con ese dinero se pagaron gastos de campaña.

Entre la documentación aportada este jueves a la Audiencia Nacional, en la tercera parte de su declaración a petición propia por la presunta financiación ilegal del PP en la Comunidad de Madrid, Granados ha incluido, según las mismas fuentes, facturas correspondientes a convenios firmados entre la Consejería de Justicia y la asociación GINSO, dedicada a la reinserción de menores y que gestionaba centros de la Comunidad, para elaborar estudios sobre menores y delincuencia.

En concreto, se trata de estudios que luego GINSO encargó a una empresa del expresidente de Telemadrid Álvaro Renedo y del periodista fallecido de este canal Germán Yanke, cuando, según ha sostenido Granados, ninguno de los dos tenía conocimientos sobre esa materia.

Incluye a Aguirre, González y Cifuentes en la financiación ilegal

En su primer día de declaración, el pasado 12 de febrero, el presunto cabecilla de esta red de corrupción apuntó, a preguntas de su abogado, que existió para Esperanza Aguirre una campaña "paralela y de refuerzo" para las elecciones de 2007 y 2011 dirigida por el también exmandatario regional Ignacio González, "ajena al PP" nacional y también al PP de Madrid "desde el punto de vista contable.

Granados añadió que la actual presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, formaba parte de este núcleo y que por tanto conocía esta práctica que, según añadió, se costeó a través de gastos de publicidad que se cargaban a empresas del ámbito de la Comunidad de Madrid.

Sin embargo, durante su declaración el martes en la comisión de investigación del Congreso sobre la presunta 'caja b' del PP, Granados defendió que "jamás" ha visto "un solo euro de dinero negro" en su partido, sino que todos los actos y campañas electorales en las que estuvo involucrado se hicieron "de manera limpia y absolutamente transparente", aunque ratificaba la implicación de Aguirre, González y Cifuentes

En su segunda cita judicial, el también exconsejero madrileño respondió las preguntas de las fiscales del caso, relativas a su agenda personal que obra en el sumario de la causa y en la que aparecían cantidades de dinero al lado de las iniciales de presuntos donantes del PP madrileño. Al respecto negó haberse llevado dinero de donaciones al PP ni de comisiones por adjudicaciones cuando era alcalde del municipio de Valdemoro, pero volvió a salir el nombre de Aguirre, de la que Granados dijo que le ordenó renunciar a una mansión en Valdemoro que le regaló presuntamente el constructor Ramiro Cid como agradecimiento por sus intermediaciones en las alteraciones urbanísticas a favor del empresario.

Noticias

anterior siguiente