Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

La Fiscalía Anticorrupción ha pedido una pena de ocho años de prisión para el expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, por el conocido como caso Lezo. Le acusa de fraude a la administración y malversación de caudales públicos en la compra de la empresa brasileña Emissao por parte del Canal de Isabel II, la empresa pública encargada del ciclo integral del agua en la región de la capital. Informa Araceli Sánchez

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón ha procesado al expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González por la compra presuntamente fraudulenta por parte del Canal de Isabel II de la empresa brasileña Emissao por la que se pagó en 2003 unos 30 millones de dólares. El magistrado ha dictado un auto de procesamiento contra el exdirigente del PP de Madrid por los delitos de fraude a la administración y malversación de caudales públicos en relación a esta compra por parte del Canal.

La Fiscalía Anticorrupción le pide al juez del 'caso Lezo' que siente en el banquillo a Ignacio González, expresidente de la Comunidad de Madrid.

La fiscalía da por finalizada la investigación de la compra de una empresa brasileña de aguas por el Canal de Isabel II y concluye que el expresidente debe ser procesado por malversación de caudales públicos y fraude a la administración.

Solicita al juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón que proponga juzgar a González y al responsable del Canal de Isabel II para Latinoamérica, Edmundo Rodríguez Sobrino, junto a otros cinco investigados por supuestamente desviar fondos públicos para adquirir la empresa por un precio muy superior al real. 

Manuel Cobo ha declarado como investigado ante el juez del caso Lezo. Era el 'número dos' del gobierno de Alberto Ruiz-Gallardón en la Comunidad de Madrid cuando el Canal de Isabel II realizó la compra sospechosa de una sociedad en Colombia, Inassa. Cobo dice que fue una operación legal y rentable, un día antes de que el propio Gallardón tenga que declarar también como investigado en la Audiencia Nacional.

En la sesión de control se deja ver la tensión entre el PP y Ciudadanos. El Tribunal de Cuentas presenta sus informes sobre los partidos políticos en 2014 y 2015 y el PP carga las tintas contra Ciudadanos en la comisión de investigación sobre las cuentas de todos los partidos que mantienen viva en el Senado. Y las declaraciones judiciales de Francisco Granados provocan la petición de nuevas comparecencias en la comisión que investiga las cuentas del PP en el Congreso.