Anterior El padre de los hermanos Oukabir, en estado de 'shock': "No mostraron signos de radicalización" Siguiente Los Mossos d'Esquadra no saben "con precisión" quién es el terrorista huido y desconocen su paradero Arriba Ir arriba
Recreación de hombres prehistóricos
Recreación de hombres prehistóricos. Getty Images

Los neandertales se extinguieron al no poder competir por la comida con los 'Homo sapiens'

  • Los mamuts eran una de las fuentes primarias de carne en ambas especies

  • Los primeros Homo sapiens colonizaron Europa hace unos 43.000 años

  • Reemplazando a los neandertales allí aproximadamente 3.000 años después

|

La dieta de los primeros seres humanos anatómicamente modernos se basaba en mamuts y verduras crudas, con lo que los Homo sapiens más antiguos se alimentaban de lo mismo que los neandertales y la competencia directa por los alimentos causó la extinción de estos últimos.

Así lo asegura un equipo internacional de doce investigadores de Alemania, Francia, Japón y Ucrania en un estudio publicado en la revista Scientific Reports, con lo que estos científicos refutan la teoría de que la dieta de los primeros Homo sapiens era más flexible que la de los neandertales.

Los primeros representantes del Homo sapiens colonizaron Europa hace unos 43.000 años, reemplazando a los neandertales allí aproximadamente 3.000 años después.

"Muchos estudios examinan la cuestión de qué llevó a este desplazamiento. Una hipótesis postula que la dieta de los humanos anatómicamente modernos era más diversa y flexible y con frecuencia incluía peces", explica el biogeólogo Hervé Bocherens, del Centro Senckenberg para la Evolución Humana y el Paleoambiente de la Universidad de Tübingen (Alemania).

¿Era la dieta de los Homo sapiens más flexible?

Junto con su colega Dorothée Drucker, Bocherens se propuso llegar al fondo de esta hipótesis. En conjunto con un equipo internacional, estudió los hábitos alimenticios del hombre moderno temprano sobre la base de los fósiles conocidos más antiguos de las cuevas de Buran Kaya, en la península de Crimea.

"En el curso de este estudio, examinamos los hallazgos de los primeros seres humanos en el contexto de la fauna local", explica Drucker, que continúa: "Hasta ahora, todos los análisis de la dieta de los seres humanos tempranos modernos se basaban en descubrimientos aislados. Por lo tanto, son muy difíciles de interpretar".

A fin de reconstruir el menú de los ancestros humanos a pesar de la falta de un registro fósil de la dieta, un equipo de científicos de Tübingen midió el porcentaje de isótopos estables de carbono y nitrógeno en los huesos de los primeros seres humanos y los presas potencialmente presentes, como saiga, caballo y ciervo.

Además, también analizaron el contenido de nitrógeno-15 de aminoácidos individuales, haciendo posible así no sólo determinar el origen, sino también la proporción del nitrógeno. "Nuestros resultados revelan una proporción muy alta del isótopo 15N del nitrógeno en los seres humanos tempranos modernos," agrega Bocherens. "Sin embargo, contrariamente a nuestros supuestos anteriores, estos no comieron pescado, sino sobre todo mamuts".

Y otro resultado fue una sorpresa para los científicos: la proporción de plantas en la dieta de los Homo sapiens fue significativamente mayor que en hallazgos de neandertales comparables. Por otra parte, los mamuts parecen haber sido una de las fuentes primarias de carne en ambas especies.

"De acuerdo con nuestros resultados, los neandertales y los primeros humanos modernos estaban en competencia directa con respecto a su dieta y parece que los neandertales pagaron el pato en esa competencia", concluye Drucker.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente