Enlaces accesibilidad

El verano será más caluroso de lo normal, en especial en el centro y sur peninsular

  • Habrá de media entre medio grado y un grado centígrado más de lo habitual
  • Será tan caluroso como los veranos de 2003, 2015 y 2016
  • La primavera también ha sido más cálida de lo habitual y más seca de lo normal

Por
El verano será más caluroso de lo normal, en especial en el centro y sur peninsular

El verano, que ha comenzado este miércoles a las 6.24 horas en la Península, será más caluroso de lo normal en el conjunto de España, con temperaturas entre 0,5 y un grado superiores a la media para esta estación, con especial intensidad en el centro y sur de la Península, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) que señala que esto se producirá después de una primavera "extremadamente cálida", la más calurosa del siglo XXI.

En la rueda de prensa de predicción estacional y resumen de la primavera, la portavoz de la AEMET, Ana Casals, ha pronosticado que los meses de julio, agosto y septiembre tendrán un carácter "muy cálido", dada la tendencia de los valores tan altos en el último mes.

Según el comportamiento de este mes de junio, con una ola de calor y temperaturas muy altas, posiblemente, este estío estará "en línea con los más calurosos" desde que hay registros, que fueron 2003, 2015 y 2016. "Todos han sido en este siglo y todos muy cercanos", ha apostillado, en alusión a la tendencia de calentamiento global provocada por el cambio climático.

Así, ha precisado que en Baleares y Canarias este verano tendrá una anomalía térmica positiva de 0,2 a 0,5 grados centígrados, mientras que "prácticamente en toda la Península" la anomalía térmica será de entre 0,5 y 1 grado centígrado.

Precipitaciones normales en verano

En cuanto a las precipitacionesno se aprecian grandes variaciones en ninguna zona de España con respecto a años anteriores aunque en algunos puntos pueden ser incluso ligeramente inferiores. En todo caso, el verano será "normal" y ha recordado que "en verano llueve poco".

Asimismo, Casals ha destacado que cada año los veranos son más precoces y que aproximadamente, cada diez años comienzan un día antes, y también "se van atrasando".

En ese sentido, ha subrayado que el pasado verano se produjo una gran ola de calor en España en el mes de septiembre, al final de la estación, que batió record de temperaturas extremas del verano.

La primavera más cálida en medio siglo

Durante la multitudinaria rueda de prensa, Casals ha incidido que el mes de junio comenzó con un carácter normal respecto a la temperaturas, aunque a partir de los días 7 y 8 de dicho mes se agudizaron los valores máximos en el suroeste peninsular, en Castilla y León y en el valle del Ebro.

El intenso calor continuó subiendo hasta la jornada del día 18: las temperaturas siguieron muy elevadas e incluso se agravaron, aún más, en algunas zonas.

Respecto a la pasada primavera, la portavoz ha explicado que ha tenido un carácter "extremadamente cálido", con una temperatura media de 15,4 grados en su conjunto, por lo que se trata de la más cálida en más de medio siglo.

Marzo fue cálido con una temperatura media que le situó 0,9 grados por encima de lo normal del mes, abril resulto muy cálido con una anomalía de 1,9 grados, mientras que mayo terminó extremadamente cálido con una media 2,4 grados por encima de lo normal.

Por comunidades autónomas, la primavera fue extremadamente cálida en Castilla y León, País Vasco, La Rioja, Navarra, Aragón, Extremadura e interior de Andalucía y resultó muy cálida en el resto de la península, salvo en algunas zonas del Mediterráneo.

Temperaturas por encima de lo normal durante la primavera

En este punto, la portavoz ha resaltado el marcado contraste observado entre los valores de las temperaturas máximas primaverales, 2,5 grados por encima del valor normal, y de las temperaturas mínimas, que fueron apenas 0,9 grados superiores a las normales.

Durante estos tres meses, los episodios cálidos más destacados fueron dos: los días 17 y 18 de abril, que afectó a todo el territorio español, y el de los días 21 y 27 de mayo, en la península Ibérica y en las islas Baleares.

Los valores más altos se recogieron en Ourense con 37,6 grados el 24 de mayo, Granada con 37 grados el 25 de mayo, y Bilbao con 36,4 grados también el día 25.

Por el contrario, entre los episodios fríos destacaron los días 21-26 de marzo y 25 de abril y 1 de mayo, y las temperaturas más bajas en estaciones principales correspondieron al puerto de Navacerrada en Madrid con 8,8 grados bajo cero medidos el 23 de marzo.

Primavera seca

Relativo a las lluvias, la primavera ha sido seca con una precipitación media sobre España de 133 litros por metro cuadrado, un 23% por debajo del valor medio del trimestre en el periodo de 1981-2010.

La portavoz ha matizado que la primavera tan sólo tuvo un carácter húmedo en el suroeste de Andalucía, en zonas entre Huesca y Lérida y en el sureste de la Comunidad Valenciana.

Como dato significativo ha añadido que la precipitación máxima diaria se recogió en Ceuta con 185 litros por metro cuadrado el 28 de abril, seguida de Alicante con 112 litros por metro cuadrado el 13 de marzo, y de 82 litros por metro cuadrado el 27 abril en Huelva.

Respecto al año hidrológico, Roser Botey, jefa de Climatología de la Aemet, ha apuntado que desde el pasado 1 de octubre hasta el 3 de junio ha llovido en el conjunto de España un 13% por debajo del valor normal. "Es fácil que este porcentaje no cambie mucho de aquí a octubre, que es cuando se cierra el año", ha matizado Botey.

A fecha de hoy las precipitaciones superan a las normales en gran parte del este peninsular, este y suroeste de Andalucía, Baleares, pequeñas zonas del sistema Central y en Canarias occidental, mientras que son superiores en un 50% en Murcia, Valencia, Alicante y sur de mallorca.

Noticias

anterior siguiente