Enlaces accesibilidad

El A400M lastra las ganancias de Airbus que caen un 63% en 2016

  • El consorcio europeo ganó 995 millones de euros en 2016
  • Airbus tuvo que provisionar 2.200 millones por el A400M
  • La compañía, preocupada por la "inmadurez" del motor
  • Pretende entregar 23 A400M, tres más que en 2015

Por
Un A400M en vuelo
Un avión de Airbus A400M en vuelo. AFP AFP PHOTO / REMY GABALDA

Airbus ganó 995 millones de euros en 2016, un 63% menos respecto a 2015 debido a una serie de elementos no recurrentes y, en particular, a los problemas industriales y comerciales del avión de transporte militar A400M.

El grupo europeo de aeronáutica y defensa explicó este martes en un comunicado que tuvo que provisionar otros 2.200 millones de euros en sus cuentas de 2016 por el A400M (un aparato que se ensambla en su planta de la ciudad española de Sevilla).

Ese y otros elementos no recurrentes (como el efecto negativo de 930 millones de euros por el desajuste de los pagos en dólares) provocaron un descenso del 44% en el resultado neto operativo (EBIT), hasta 2.258 millones de euros.

No obstante, sin tener en cuenta esos factores, el descenso del EBIT en términos ajustados se limitaría al 4%, hasta 3.955 millones de euros.

Airbus anunció a finales de 2016 que suprimirá "un máximo de 1.164" empleos en Europa con motivo de la reestructuración de la compañía aeronáutica, que cuenta con una plantilla de 136.000 personas en todo el mundo.

Airbus pretende elevar las entregas del A400M

El grupo Airbus pretende elevar las entregas de su avión de transporte militar A400M a más de 20 unidades este año, tres más que en 2016, y al mismo tiempo renegociar con los países clientes porque considera "inapropiadas" las penalizaciones financieras que le aplican varios de ellos.

Este fue uno de los principales mensajes del presidente de Airbus, Tom Enders, que en la presentación de los resultados de 2016 reconoció que los problemas del A400M es su mayor reto, y en su caso personal, su "máxima prioridad".

Enders afirmó que en la negociación con los clientes que han encargado este avión, que se ensambla en la planta de Sevilla, no se trata de "pedir miles de millones", sino sobre todo de conseguir "más flexibilidad" en las certificaciones y en la aplicación de retenciones de dinero por retrasos, algo que están imponiendo seis de esos países y la agencia europea Occar.

Airbus cree hay que mejorar la madurez del motor

"Operamos en un contexto muy penalizador" y eso acarrea problemas a la compañía, que tiene que inyectar cada vez más dinero en este programa para afrontar el aumento de las entregas, explicó antes de puntualizar que no tiene "razones para ser pesimista" de cara a esas discusiones.

El presidente del grupo Airbus reconoció que habían "subestimado la complejidad" del A400M que "será el avión más sofisticado" en misiones militares múltiples "durante décadas", y cuyo desarrollo es más complicado que el de aeronaves comerciales, como el A350 o el A380.

"Una buena parte del problema es la inmadurez del motor", señaló después de recordar que en el contrato inicial de 2003 los Estados que lo lanzaron habían impuesto a Airbus que asumiera la responsabilidad de los motores, pese a que no es el que lo fabrica.

Dar garantía a los clientes

Enders hizo hincapié en que las negociaciones que quieren establecer con los clientes, la empresa tiene intención de dar garantías en términos de que los aviones tengan las capacidades requeridas y "en plazos predecibles".

El responsable operativo del grupo, Fabrice Brégier, reconoció que estos problemas afectan a la factoría de Sevilla, pero hizo hincapié en el "trabajo fantástico del equipo español en 2016" y el cumplimiento de los objetivos de entregas.

En términos económicos, y aunque inicialmente Airbus no prevé una nueva provisión en 2017, el director financiero, Harald Wilhelm, admitió que "claramente, el riesgo persiste", al ser preguntado sobre si la empresa no conseguirá nunca rentabilizar este programa.

Las cargas a cuenta del A400M en 2016 se añaden a las de los años anteriores, que habían sido de 290 millones en 2015 o de 551 en 2014.

Noticias

anterior siguiente