Enlaces accesibilidad

La oposición reclama al presidente de Murcia que dimita tras ser imputado

  • Pedro Antonio Sánchez comparecerá como investigado por el 'caso Auditorio'
  • Ciudadanos, que permitió la investidura de Sánchez, le recuerda su promesa
  • En el acuerdo de gobierno se pactó apartar a los imputados por corrupción
  • Rajoy le respalda y apela al "respeto a la presunción de inocencia"

Por
Ciudadanos pide la dimisión del presidente de Murcia tras su imputación en el 'caso Auditorio'

La estabilidad del gobierno autonómico en la Región de Murcia se ha visto comprometida este lunes después de que el jefe del Ejecutivo, Pedro Antonio Sánchez, haya anunciado que declarará el 6 de marzo ante el Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia como investigado por su presunta participación en el caso Auditorio, de supuesta corrupción urbanística, cuando era alcalde de Puerto Lumbreras.

Ante esta noticia, toda la oposición, formada por PSOE, Podemos y, en primer lugar, Ciudadanos, que firmó un pacto de investidura con el PP, instan ahora a los 'populares' a que el presidente de Murcia se aparte o sea apartado y a que propongan en su lugar a otro candidato, aunque la dirección del PP mantiene su apoyo y confía incluso en que se retire la imputación.

El portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Juan Carlos Girauta, ha exigido la dimisión de Pedro Antonio Sánchez y ha reclamado al PP que proponga ya a otro candidato a la Presidencia de la Región. "El señor Sánchez tiene que ser apartado de un modo en que la estabilidad en Murcia no se vea comprometida, y eso sólo se puede hacer así, con un candidato alternativo", ha defendido en rueda de prensa en la Cámara Baja.

"Por razones legales, por razones de pacto político y por coherencia con su propia palabra, el presidente de Murcia debe dimitir", ha insistido, subrayando que "la estabilidad en la Región de Murcia no se puede ver afectada por el capricho de un señor".

Le piden cumplir con su propio compromiso

También el portavoz de Ciudadanos en Murcia, Miguel Sánchez, ha pedido al presidente de la región que "cumpla el compromiso que ha adquirido con los murcianos y dimita, en virtud de su palabra, el acuerdo de investidura y la Ley de Transparencia".

Tras indicar que "el valor que tenemos las personas es el de nuestra palabra", ha dicho estar "convencido de que el presidente va a cumplir con la suya y va a dimitir por el bien de los murcianos". Y es que el presidente murciano manifestó públicamente el 25 de junio de 2015, horas después de su acuerdo con Ciudadanos: "Si al final la justicia dictaminara una imputación por el caso Auditorio, yo dimitiría, porque cumplo lo que firmo y cumplo mi palabra".

El PP gobierna en la comunidad murciana con 22 de los 45 escaños de la Asamblea regional, por lo que los cuatro escaños de Ciudadanos, que facilitaron la investidura de Pedro Antonio Sánchez, son clave para la estabilidad del gobierno autonómico. En el primer punto del acuerdo de investidura con el PP se indica que se separaría de inmediato de cualquier cargo público o de partido a imputados por corrupción política hasta la resolución completa del proceso judicial.

Asimismo, el artículo 54 de la Ley autonómica de Transparencia indica que la permanencia de un imputado por corrupción política en el cargo es incompatible con la confianza que se le debe trasladar sobre la vigencia de los principios éticos y con la obligación de preservar el prestigio de las instituciones.

Corrupción política o error administrativo

En este sentido, el portavoz de Ciudadanos ha indicado que "el presidente está imputado o investigado por cuatro presuntos delitos de corrupción política [prevaricación continuada, fraude, falsedad en documento oficial y malversación de caudales públicos] y esta situación conculca claramente el acuerdo que firmó, así que debe afrontar su responsabilidad".

La polémica por este caso entre 'populares' y naranjas viene de la interpretación que se hace de la imputación de Sánchez desde el PP, que entienden como fruto de un "error administrativo" sobre el expediente de una subvención al auditorio de Puerto Lumbreras, y en ningún caso de corrupción política, por lo que no hay motivos para que presente la dimisión.

Así, el diputado regional de los 'populares' murcianos, Francisco Jódar, subraya que "no hay causa ni para la dimisión" ni para el "cese o sustitución", porque "no está imputado, ya que la imputación no se produce hasta que se abre juicio oral", por lo que considera que el PP no está incumpliendo el pacto de investidura firmado con Ciudadanos.

Sin embargo, en Ciudadanos no comparten este punto de vista. "Nos parece que tratar de enmascarar como 'error administrativo' una serie de presuntos delitos penales" y afirmar "que lo que podría juzgarse en este caso no es corrupción política es tratar de enmendar la plana desde el poder ejecutivo al judicial" y "considerar a los murcianos demasiado legos en materias jurídicas o demasiado dispuestos a comulgar con ruedas de molino", replican.

PSOE y Podemos también piden la dimisión

También PSOE y Podemos se suman a las exigencias de dimisión "inmediata" del presidente del Gobierno murciano y en el caso del partido morado se amenaza también con una moción de censura para la que ya van a empezar a hablar con los grupos parlamentarios.

El secretario general del PSOE-RM y portavoz parlamentario, Rafael González Tovar, ha señalado que la dimisión es la "única salida digna" que le queda a Pedro Antonio Sánchez. Espera que el presidente de la Comunidad dimita y "no ponga a la Región al pie de los caballos como se ha venido haciendo", ya que "tiene un compromiso con la ciudadanía y un compromiso de Gobierno con su socio, Ciudadanos, que está firmado".

No obstante, si estos dos compromisos "no produjeran el efecto que tienen que producir" o se produce un "enrocamiento excesivo" por parte de Sánchez, el líder de los socialistas murcianos cree que los grupos de la oposición tendrían que "hablar y tomar las medidas políticas correspondientes", porque "esta situación no puede quedar impune".

El grupo parlamentario de Podemos en la Asamblea Regional añade presión a la situación, ya que han anunciado que iniciarán una ronda de consulta con el resto de grupos para promover una moción de censura contra Pedro Antonio Sánchez. El PSOE cuenta con 13 diputados, por seis de Podemos. Si se sumaran a la moción de censura los cuatro votos de Ciudadanos, tendrían 23, la mayoría absoluta de la Cámara regional.

El secretario general de la formación morada, Oscar Urralburu, ha afirmado que la situación del presidente murciano es "insostenible desde ya y no hay ningún tipo de tregua", y ha advertido que si Ciudadanos "no retira el apoyo al Gobierno 'popular' de Murcia será cómplice de este gobierno de vergüenza y no basta ya con pedir su dimisión".

Rajoy no le pedirá la dimisión y pide "prudencia"

Ante todo esto, el presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, mantienen su apoyo a Pedro Antonio Sánchez y confían en que al final se le retire esta imputación, como ha ocurrido en otras quince ocasiones.

Preguntado sobre la cuestión en una entrevista en Telecinco, Rajoy ha subrayado que no pedirá que el presidente de Murcia deje el cargo y ha recordado que ya ha habido dieciséis denuncias previas contra el dirigente regional, todas ellas del PSOE, que han sido archivadas.

"Comprenderá usted que con estos antecedentes tenga que ser prudente y escuchar lo que dice ante el juez" el presidente murciano, ha añadido Rajoy. Igualmente, no ha querido comentar las demandas de Ciudadanos de que el PP proponga otro candidato para gobernar en Murcia.

Fuentes de la dirección nacional del PP consultadas por Efe tampoco contemplan la posibilidad de que haya otro candidato a liderar el partido en Murcia en el congreso regional que se celebra el fin de semana del 18 y 19 de marzo.

En todo momento, como ya hizo por la tarde en rueda de prensa en Málaga con el presidente de Francia, François Hollande, Rajoy ha pedido "prudencia" y respeto a la "presunción de inocencia" del presidente de Murcia. "Una cosa es luchar contra comportamientos no admisibles y otra liquidar la presunción de inocencia", ha señalado el jefe del Ejecutivo.

Noticias

anterior siguiente