Anterior El ataque de Barcelona es el octavo atropello terrorista en Europa en un año Siguiente Cinco presuntos terroristas son abatidos en Cambrils después de cometer un nuevo atropello Arriba Ir arriba
El Museo Thyssen resume la historia de la pintura europea en 'Obras maestras de Budapest'

De Da Vinci a Monet: El mejor arte de Budapest viaja a Madrid

  • El Museo Thyssen acoge obras de los dos museos húngaros más importantes

  • Con obras desde el Renacimiento a las primeras vanguardias

  • Un recorrido de 90 cuadros que podrá verse del 18 de febrero al 28 de mayo

|

“Es una colección enciclopédica con muchas piezas ‘robables’”. Es la descripción que el director del Museo Thyssen, Guillermo Solana, hace de las colecciones del Museo de Bellas de Artes de Budapest y de la Galería Nacional de Hungría. Tesoros de los dos museos aterrizan en el Museo Thyssen de Madrid, en la exposición ‘Obras maestras de Budapest’ (del 18 de febrero al 28 de mayo).

Noventa obras que trazan un recorrido por la historia del arte, desde el Renacimiento a las primeras vanguardias, a través de sus maestros: Leonardo da Vinci, Durero, Rubens, Velázquez, Goya, Monet o Gauguin.

La gran reforma por la que el Museo de Bellas Artes permanecerá cerrado hasta 2018 ha sido la oportunidad aprovechada por el Thyssen. “No solemos hacer este tipo de cosas, pero nos pareció una ocasión única. Parece que hubo una aproximación del Museo del Prado, pero nos eligieron a nosotros. Además hay unas relaciones especiales: el apellido Bornemiza es húngaro”, dice Solana, que ejerce también de comisario junto a Mar Borobia (jefa del área de Pintura Antigua).

La exposición se articula como cualquier colección permanente, con salas organizadas por épocas y zonas de Europa. “Está el Renacimiento alemán y flamenco, el Renacimiento italiano, el Barroco de Flandes y Holanda, el Barroco de Italia y España, la pintura Veneciana, el siglo XVIII con la pintura veneciana y española, y la modernidad y primeras vanguardias.

Solana destaca Estudios de pata de caballo, “un dibujo autógrafo impresionante de Leonardo Da Vinci”; La magdalena penitente, de El Greco “que es bella hasta decir basta”; además de La virgen con el Niño y San Juanito, de Rafael; o un retrato de Giovanni Battista Moroni.

“Y los españoles: hay un Alonso Cano fantástico (Noli me tangere), un Velázquez temprano (El almuerzo), el Murillo (La Virgen con el niño repartiendo pan a los sacerdotes), el Zurbarán (La Inmaculada Concepción), y unos Goyas fenomenales (El afilador La aguadora)”, añade. La muestra se remata con obras de Cézanne, Pisarro, Monet o Gauguin.

¿Cómo acumularon los museos naciones húngaros sus vastas colecciones? “Con Hungría ocurre que ha estado integrada en unidades políticas mayores, como el Imperio Austro-húngaro, y aunque ha tenido reyes, fue a la familia Esterhàzy a la que le correspondió el papel histórico de ‘familia real’ que forma una colección, que fue vendida cuando la familia entró en decadencia”, dice Solana.

Por último, la exposición muestra obras de los artistas húngaros más importantes, como Károly Ferenczy, y ofrece la oportunidad de conocer a otros menos conocidos.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente