Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

De la época del colonialismo en Europa quedan, todavía, muchos vestigios, implícitamente asimilados y aceptados en muchos de nuestros ademanes y comportamientos sociales que perpetúan la desigualdad entre las personas. Muestra de ello es la escasa sorpresa que despiertan algunas obras artísticas, pese a incluir escenas a todas luces racistas. De proponer una mirada reposada, que aporte diferentes prismas sobre ellas y sobre nuestro pasado se encarga la exposición La memoria colonial en las colecciones Thyssen-Boremisza. En ella, alrededor de 75 obras del Museo Thyssen nos abren a una nueva perspectiva. Chema García Langa ha charlado con el director del proyecto y comisario, Juan Ángel López Manzanares, y con el también comisario del proyecto Yeison García.

Hoy en Por tres razones emitimos en directo desde el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza de Madrid. La pinacoteca acoge la obra de Rosario de Velasco, una de las grandes artistas españolas de la primera mitad del siglo XX. Junto a pinturas conocidas, como su famoso Adán y Eva (1932), del Museo de Arte Reina Sofía; La matanza de los inocentes (1936), en el Bellas Artes de Valencia; o Carnaval del Centre Pompidou; se exhiben por primera vez, a partir de mañana, una treintena de piezas que proceden de la familia de la artista y de colecciones particulares.

Si estamos aquí, en el Museo Thyssen, un día antes de que la exposición se abra al público, es gracias a su sobrina nieta. Toya Viudes, que hace tiempo se propuso localizar los cuadros de Rosario de Velasco que estaban en paradero desconocido, es también la comisaria de la exposición. A través de las redes sociales, y de los medios de comunicación, fue llegando el mensaje a más y más gente. Todo este periplo comienza hace menos de dos años en la Región de Murcia. Toya conoce allí a Miguel Lusarreta, que es el otro comisario de la exposición. Además, nos acompaña Víctor Ugarte Farrerons, nieto de Rosario de Velasco, licenciado en Historia de Arte y actual director del Instituto Cervantes en Londres.

También se sienta con nosotros Guillermo González Hernández, reconocido pianista -Premio Nacional de música 1991- y propietario de Pensativa, el cuadro que localizaron gracias a un mensaje de su hija Cristina por Twitter. Ella escuchó a Toya en una entrevista y le escribió. Por último, contamos con Guillermo Solana, director artístico del Museo Thyssen, y con Elena Rodríguez, conservadora, que nos cuentan los detalles del proceso que ha recorrido esta exposición hasta poder ver la luz.

Por primera vez en el mundo, un museo, el Thyssen Bornemisza, va a emplear la inteligencia artificial para medir el impacto que generan sus obras pictóricas entre algunos de sus visitantes. Mediante una cámara, un sensor y un detector del movimiento de los ojos, podrá averiguarse qué tipo de emociones despierta la contemplación de algunos cuadros. Y de procesar e interpretar esos datos se encargará la inteligencia artificial. Sobre todo ello ha charlado Chema García Langa con Alejandra Queizán, responsable de Patrocinio, mecenazgo y programa de amigos del Museo Thyssen Bornemisza.

Visión y presencia es un ciclo de performance que vuelve al Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, por tercera edición consecutiva. Las artistas seleccionadas son de España, Guinea Ecuatorial y América Latina. El ciclo de performance, con Semíramis González como comisaria, se extiende durante todo 2024, con una acción artística cada mes, salvo en julio y agosto.

Informa Íñigo Picabea

Por primera vez un equipo de televisión ha entrado en el departamento de restauración del Museo Thyssen. Nos ha llevado allí un cuadro de hace 5 siglos. Se titula 'La Virgen y el niño con Santa Catalina y Santa Margarita', y que ahora, gracias a la mano del restaurador Enrique Rodríguez, luce como el primer día.

Maestras: Las grandes artistas ocultadas. La exposición "Maestras" del Museo Thyssen rescata del ostracismo artístico más de 100 obras realizadas únicamente por mujeres y que, durante muchos años, no se han mostrado y han permanecido ocultadas a las miradas de todos, en las bodegas de museos e instituciones públicas y privadas. Pese a que algunas de ellas fueron reconocidas y famosas en su época, después sus nombres fueron condenados al olvido. Se borraron de una historia del arte escrita por hombres.

"Fieramente humanos. Retratos de santidad barroca". Es el título de la exposición que puede verse en el Museo Thyssen de Málaga 35 obras para conocer el siglo XVII.

TBA21 (Thyssen Bornetiza Art 21) es el proyecto artístico y medioambiental en el que pone todo su empeño y sus fondos Francesca Thyssen, hija del barón. Definida oficialmente como una fundación interancional de arte e intervención pública impulsada por artistas, desde hace ya cinco años tiene presencia en España, con sedes en Madrid y Córdoba. Su cara más conocida son las exposiciones que a ritmo de dos por año presenta en la sala del sótano del Museo Thyssen, en las que el océano y la ecología son los temas centrales del trabajo de los artistas a los que apoya. Pero TBA21 respalda también la labor de una academia con proyectos docentes como Organismo en los que propone fusionar teoría y práctica para, a través de la cultura, actúar en situaciones muy concretas: la trasformación del barrio San Agustín en Córdoba, la recuperación de un bosque en Sardón de Duero en Valladolid o la prevención del entorno de Altamira.

Aunque muchas triunfaron y algunas llegaron a las academias, su recuerdo se evaporó y sus obras fueron relegadas a los depósitos de los museos. Ese fue el injusto triste devenir de muchísimas artistas durante los últimos cinco siglos. Pero el tiempo presente se está esforzando en hacer justicia y rescatar sus nombres y sus obras del olvido. La exposición Maestras, que se puede visitar en el Museo Thyssen de Madrid, está pensada para descubrir, resignificar y celebrar el arte femenino. Para conocer todos los detalles, Chema García Langa ha charlado en esta entrevista con Rocío de la Villa, comisaria de la muestra investigadora especialista en arte contemporáneo y estudios de género.

  • El programa analiza el informe del Defensor del Pueblo sobre los abusos de menores en el ámbito de la Iglesia en nuestro país
  • Además, aborda cómo la isla de El Hierro gestiona la llegada masiva de migrantes y muestra la nueva exposición del Museo Thyssen de la mano de Carlos del Amor
  • Sábado 4 de noviembre, a las 21:30 horas, en La 1, Canal 24 Horas y RTVE Play

Hoy en Por tres razones nos desplazamos hasta el Museo Thyssen-Bornemisza, en Madrid, para conocer una campaña de micromecenazgo muy especial. La pinacoteca busca recaudar 40.000 euros en dos meses para poder restaurar la obra El puente de Waterloo del pintor francés André Derain. Entrevistamos a Alejandra Queizán, responsable de Patrocinio, Mecenazgo y Programa de Amigos del Museo Thyssen.
 

Rafael Canogar, un pintor con mirada de arquitecto, protagoniza la nueva exposición temporal del Museo Carmen Thyssen de Málaga. Diez obras de este artista, que aún permanece en activo, ocupan desde hoy la Sala Noble del Palacio de Villalón.

Encuentros: obras de la Colección TBA21. Nos acercamos a la exposición 'Encuentros: obras de la Colección TBA21' en el Museo Thyssen de Madrid. La muestra propone un intercambio de miradas entre creadores de distintos periodos y culturas. A partir de más de 25 obras de la Colección de Francesca Thyssen instaladas en diferentes salas del museo, se busca evidenciar que no solo los estilos y modos de expresión cambian, sino también la propia concepción de la figura humana, del género, así como las ideas sobre identidad, naturaleza y cultura.

Los cuadros de Pablo

Capítulo 6: Guernica

Si hay un cuadro de Pablo Picasso que no necesita presentación ese es "Guernica". Este enorme lienzo fue encargado por la República para el pabellón de la Exposición Internacional de París de 1937.

A Picasso le costó muchos meses encontrar el tema del lienzo, pero unos días después del bombardeo de la ciudad vasca, empezó a pintar. Durante 33 días trabajó sin descanso, hasta dar forma a un cuadro donde el horror y angustia invaden cada centímetro de la tela.

En este capítulo recordamos el bombardeo que inspiró al pintor, el estilo pictórico, la elección de color o los numerosos viajes que realizó.

INFORMACIÓN DE LA IMAGEN

PICASSO

Guernica, 1937

Óleo sobre lienzo

349,3 x 776,6 cm

Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía

© Sucesión Pablo Picasso. VEGAP. 2021

En el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, podemos ver la obra de Lucian Freud, uno de los grandes pintores del siglo XX. El autorretrato, el retrato y el desnudo constituyeron el eje principal de su producción artística.

Este “otro Lucien Freud”, también excesivo en los matices pictóricos, es el que enfoca la exposición Freud. Nuevas perspectivas del Museo Thyssen Bornesmiza de Madrid (hasta el 18 de junio de 2023), que aterriza desde la National Gallery donde su magnetismo ha batido récords de público en la celebración de su centenario.

La pinacoteca londinense fue casi su segundo hogar. El pintor obtuvo un permiso especial de visitas nocturnas en su obsesión por el estudio de los maestros antiguos para configurar su estilo. “Voy a la National Gallery como quien va al médico a pedir ayuda”, ironizaba.

La muestra casi gemela de Madrid brilla como una de las exposiciones de la temporada, con permiso de Picasso, y fluye por una evolución que armoniza cronología y temas a través de 55 obras en siete décadas de carrera.

¿Cómo se sacan las obras de arte de un país en guerra? ¿Qué pasó en Ucrania en los años de las vanguardias artísticas?¿Cuál es el arte típicamente ucraniano? Nos lo explica, mientras paseamos por las salas del Museo Thyssen, Marta Ruiz del Árbol, comisaria de la exposición 'En el ojo del huracán. Vanguardia en Ucrania, 1910 - 1930', y conservadora de pintura moderna del Museo.

Volodimir, ucraniano, nos cuenta su relación con los rusos que viven, como él, en Munich.

Además, la enviada especialAurora Moreno nos hace una foto sonora de la destrucción que ha dejado la guerra a las afueras de Kiev.

Alberto Reguera vuelve al museo UMAG de Hong Kong con el homenaje que rindió en el Museo Thyssen de Madrid a Aert van der Neer, artista del Siglo de Oro neerlandés. Alberto Reguera es parte de los 40 años de El ojo crítico, porque ganó el premio de artes plásticas en 2001.

Informa Íñigo Picabea