Enlaces accesibilidad

Los precios se dispararon un 3% en el mes de enero por el arrastre de la electricidad y los combustibles

  • El INE confirma el dato adelantado de precios al consumo
  • El alza del precio de la electricidad y gasóil y gasolina arrastran el IPC 
  • De enero a enero, el precio de las hortalizas creció un 17,9% y calefacción, 15%

|

Por
Bombillas encendidas
Bombillas encendidas Thinkstock/ ronstik

El índice de precios de consumo (IPC) aumentó el 3% en enero en tasa interanual, tal  y como se había adelantado hace dos semanas, catapultado por el encarecimiento de la electricidad y de los carburantes, que han acabado el ejercicio en niveles de octubre de 2012.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) confirma también que se duplica el incremento interanual de diciembre (1,6%), con la mayor tasa en un primer mes del año de los últimos seis. El dato que refleja el incremento de los precios sube por quinto mes consecutivo.

Los grupos que más han influido en este incremento han sido la vivienda, con un encarecimiento del 7,4% por el alza del consumo eléctrico y del gasóleo para calefacción, y el transporte, del 7,6% por el tirón de los carburantes.

También influyeron, aunque en menor medida, el aumento de los precios del gasóleo para calefacción y el gas, que disminuyeron en 2016.

Por apartados concretos, el precio de la electricidad muestra el mayor incremento interanual hasta el 26,2%, con combustibles líquidos también subiendo por encima del 25, concretamente al 25,4%. En este año, de enero a enero, el precio de la calefacción, alumbrado y distribución también tuvo una alta repercusión con un 15% y el precio de legumbres y hortalizas frescas un 17,9%.

Los combustibles acabaron el año con fuertes subidas

En el aumento de la tasa anual afectó, además, el transporte, con una tasa del 7,6%, casi tres puntos por encima de la de diciembre, causada casi en su totalidad por el incremento de los precios de los carburantes este mes, frente a la bajada en enero de 2016.

Por su parte, telefonía y seguros son los que muestran mayor influencia negativa. El comportamiento de seguros se deja sentir en Otros bienes y servicios, cuya tasa disminuye cinco décimas hasta el 1,4%. También Comunicaciones, con una tasa anual del 2,6%, siete décimas inferior a la del mes pasado, debido principalmente al descenso de los precios de los servicios de telefonía, que aumentaron en 2016.

La bolsa de productos con la que se calcula la evolución de los precios  ahora rebaja la ponderación de grupos como el de la vivienda y da más incedencia a otros como ocio y cultura.

Por regiones, todas las comunidades registraron tasas de inflación positivas, con Castilla y León (3,4%), Castilla-La Mancha (3,3%) y Galicia (3,2%) a la cabeza.

Mientras, las tasas más moderadas se dieron en Ceuta y Canarias (ambas con un alza del 2,5%) y Madrid (2,7%).

La evolución mensual refleja el efecto de las rebajas

En cuanto a la evolución mensual del IPC general, éste registró una tasa del -0,5%. Cabe destacar el impacto de vestido y calzado, con una tasa del -15,3%, que recoge el efecto de las rebajas de invierno.

Por su parte, la tasa de variación anual de la inflación subyacente (índice general sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) aumentó una décima, hasta el 1,1%, con lo que se sitúa casi dos puntos por debajo del IPC general.

Los precios armonizados varían una décima con el adelantado

El INE informó también de que en enero la tasa de variación anual del IPC Armonizado (IPCA) se situó en el 2,9%, una décima inferior al dato adelantado. La variación mensual del IPCA es del -1%.

Además, en enero la tasa de variación anual del IPC a Impuestos Constantes (IPC-IC) se situó en el 3%, igual que la registrada por el IPC general. La tasa de variación mensual del IPC-IC fue del -0,5%.

Por último, el IPCA a Impuestos Constantes (IPCA-IC) presentó una tasa anual del 2,9%, la misma que la del IPCA. La tasa de variación mensual fue del -1%.

Noticias

anterior siguiente