Enlaces accesibilidad

Pugna entre el PP y el PSOE por la presidencia de la comisión de Exteriores en el Congreso

  • El PP aplaza la elección de Fernández Díaz ante el bloqueo de la oposición
  • Fernández Díaz se pone a disposición de PP porque no quiere ser "un problema"
  • Los socialistas rechazan al exministro y amagan con presentar un candidato
  • C's apoyará a un candidato alternativo si el PP mantiene a Fernández Díaz

Por
Pugna entre el PP y el PSOE por la elección de Fernández Díaz como presidente de la comisión de Exteriores

El PP ha solicitado este miércoles que se aplace la votación para la elección del nuevo presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso, un cargo para el que presenta como candidato al exministro del Interior Jorge Fernández Díaz, con la intención de que ese nombramiento, contestado por toda la oposición, cuente con el apoyo del PSOE. Se 'congela' así la designación de Fernández Díaz como presidente de Exteriores, pero este episodio abre un pulso político y táctico entre socialistas y 'populares', al que se suman también Podemos y Ciudadanos.

Fuentes del grupo 'popular' han explicado que con este aplazamiento pretenden que el PSOE "reflexione" y "vuelva al espíritu del pacto" acordado al inicio de la legislatura sobre el reparto de las presidencias y vicepresidencias de las comisiones parlamentarias. Según fuentes socialistas a las que cita Servimedia, el PP y el PSOE pactaron el martes por la noche aplazar la votación, con lo cual la petición de esta mañana al comienzo de la sesión de la comisión no ha sido una sorpresa para ellos.

Para el PP, solamente se aplaza la votación hasta que el PSOE vuelva al acuerdo de comienzo de la legislatura según el cual todos los presidentes de comisión serían elegidos por unanimidad fuera cual fuera el candidato, una vez repartidas las presidencias entre los grupos parlamentarios.

El diputado del PP José Ramón García ha recordado que los pactos son "para cumplirlos" y ha lamentado que el PSOE haya sucumbido a las "presiones populistas" de Unidos Podemos pese al perjuicio que causa al Congreso.

El presidente en funciones de la Comisión, Eduardo Madina, ha emplazado a los grupos a una futura reunión de la Mesa y Portavoces para fijar una nueva convocatoria para la elección de su presidente.

Y el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, ha explicado que su partido va a abrir un "período de reflexión" sobre la candidatura de Fernández Díaz, no sin advertir a un PSOE que ha sacado pecho de este bloqueo de que "la cacería" para impedir que presida una comisión de la Cámara coloca a Podemos y a su secretario general, Pablo Iglesias, como "líder de la oposición", porque los socialistas están haciendo seguidismo del rechazo explícito de este partido al exministro del Interior.

Fernández Díaz se pone a disposición del partido

Ante la polémica abierta, Jorge Fernández Díaz, que no ha acudido este miércoles a la Comisión, ha avanzado que hablará con el PP y con el grupo parlamentario para ponerse a su disposición, pues no quiere que su posible designación cause problema alguno a las filas populares.

"Estoy hablando con mi grupo parlamentario y estoy a lo que determine", ha afirmado Fernández Díaz en los pasillos del Congreso tras conocer el aplazamiento de la votación.

Le consta, ha explicado, que el motivo del aplazamiento de esa votación es que el PP "no está dispuesto a presentar" otra candidatura que no sea la suya, y en ese sentido aseguró que no pondrá ningún problema porque no quiere hacer de esa polémica "una cuestión personal" y actuará de la forma que sea "más conveniente" para su partido, "que es a quien me debo".

Fernández Díaz ha apelado al acuerdo general para el reparto de puestos en las mesas de las comisiones y subrayó que el PP ha votado a candidatos de otros grupos que no les "gustaban". "Pero si se pacta, se pacta, y los pactos están para ser cumplidos entre personas serias e instituciones serias", ha añadido.

Así las cosas, y aprovechando que este miércoles también se constituía la Comisión Mixta (Congreso-Senado) de Relaciones con el Tribunal de Cuentas, el PP sondeó a los socialistas para colocar ahí a Fernández Díaz de presidente, pero también se negaron y contestaron que mantienen su veto al exministro en cualquier comisión. Por ello, también ha quedado aplazada sin fecha la constitución de dicha comisión mixta.

El PSOE no descarta ahora presentar un candidato

Los socialistas no solo se han echado atrás en su decisión de permitir con su voto en blanco que el exministro del Interior presida la Comisión de Exteriores, sino que han avisado al Gobierno y al PP de que están "dispuestos a presentar un candidato alternativo", con lo que tratan, en sus propias palabras, de "redoblar al máximo en las últimas horas la presión sobre el PP".

En declaraciones a los periodistas, el portavoz del PSOE en la comisión, Ignacio Sánchez Amor, ha explicado que la voluntad de su partido es mantener el pacto y ha acusado al PP de querer "dinamitarlo" con la propuesta de Fernández Díaz, que consideran "inaceptable".

Sánchez Amor, que no ha aclarado el modo ni el momento en el que se ha producido el giro en el grupo socialista, ha asegurado que su partido quiere que el PP presente a otro candidato y buscará una alternativa. "No descartamos ninguna posibilidad que permita que Fernández Díaz no sea presidente de la comisión, pero la fórmula no puedo adelantarla", ha dicho cuando se le ha preguntado si llegarían a presentar su propio candidato.

Desde la Gestora del PSOE y el grupo parlamentario socialista han informado al Gobierno y al PP de que están dispuestos a presentar un candidato alternativo para presidir la comisión con el compromiso de que, si hubiera salido elegido, dimitiría en el momento en el que el PP presentara otro candidato, para así "mantener el acuerdo y que el PP pueda presidir la comisión de Exteriores".

Hasta la fecha, el PSOE estaba dispuesto a no presentar candidato alternativo a Fernández Díaz ni a apoyar a otro, como sí iban a hacer Unidos Podemos, ERC, el PDECat y el PNV, pero tampoco a votar a favor del exministro del Interior.

El cambio de opinión de los socialistas llega después de que el portavoz de los socialistas en la Cámara Baja, Antonio Hernando, explicara este martes que su grupo respetaría el acuerdo con el resto de partidos para las Mesas de las Comisiones y, aunque ha mantenido una actitud "absolutamente crítica" con el exministro, no presentaría ni apoyaría a otro candidato alternativo.

Podemos pide un informe de idoneidad

Por su parte, el portavoz de Podemos en la Comisión de Exteriores del Congreso, Pablo Bustinduy, que iba a ser el candidato alternativo que pensaba presentar Podemos, ha apoyado la propuesta del PP de aplazar la elección y ha confirmado que si los 'populares' no retiran su candidatura presentarán su propio candidato.

Bustinduy ha comunicado a la Comisión de Exteriores que Podemos ha registrado una petición para que se pida un informe de la idoneidad para ese puesto de Fernández Díaz, un exministro que ha sido reprobado por la mayoría de la Cámara y que será investigado en el Congreso, a causa de sus conversaciones con el exdirector de la Oficina Antifraude de Cataluña para buscar pruebas contra dirigentes independentistas.

Según Bustinduy, hasta que no se reciba ese informe no se podría votar, pero en cualquier caso, si se confirma la candidatura de Fernández Díaz Podemos mantendrá su decisión de oponerse "por todos los medios".

También Ciudadanos, que no quería avalar a Fernández Díaz pero que iba a votar en blanco al no querer sumarse a un candidato alternativo de Podemos -no cabe el voto en contra en este tipo de elecciones-, ha advertido al PP de que si no retira la candidatura del exministro votarán por el candidato que eventualmente presente el PSOE.

Solo si el grupo popular propone otro candidato, Ciudadanos mantendrá el compromiso con el acuerdo global para el reparto de las comisiones, han informado a Efe fuentes del partido.

Margallo y Posada presidirán sendas comisiones

Este miércoles, y en esta ocasión como estaba previsto, el último titular de Exteriores y el expresidente del Congreso Jesús Posada se han convertido en presidentes de sendas comisiones parlamentarias, puestos reservados para ellos por el PP.

Tras ceder su puesto a Fernández Díaz al frente de Exteriores, el que fue presidente del Congreso en la legislatura 2011-2015, Jesús Posada, ha sido elegido presidente de la Comisión Constitucional, al frente de la cual sustituye al actual ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido.

Y el exministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margalloserá el nuevo presidente de la Comisión Mixta de Seguridad Nacional, tras ser elegido por 36 votos a favor frente a un solo voto en blanco. Los vicepresidentes de esta comisión serán Fernando Martínez Maíllo (PP) y César Luena (PSOE).

Como presidente de comisión, se percibe una retribución mensual de algo más de 6.000 euros, entre sueldo base de diputado, gastos de representación por el cargo e indemnización para los electos de fuera de Madrid, que en el caso de un exministro lleva aparejada la renuncia a la indemnización de dos años de sueldo a la que tendrían derecho, ya que es incompatible con el escaño.

Noticias

anterior siguiente