Enlaces accesibilidad

'Acantilado', un thriller sobre sectas y vacíos emocionales

  • Taberna dirige una adaptación libre de El contenido del silencio, de Lucía Etxebarria
  • RTVE.es entrevista a la directora y los actores Daniel Grao y Juana Acosta
  • Con la participación de RTVE en la producción, se estrena el 3 de junio en salas

Por
RTVE.es estrena el tráiler de 'Acantilado', la nueva película de Helena Taberna

Alfred Hitchcock recomendaba no escribir historias con comienzos fuertes porque luego era un problema mantener la progresión. Pues la cineasta Helena Taberna no tiene miedo: su nueva película arranca con un impactante suicidio colectivo nocturno sobre un acantilado. Protagonizada por Daniel Grao, Goya Toledo, Juana Acosta, Ingrid García Jonsson y Jon Kortajarena, Acantilado es una adaptación libre de la novela El contenido del silencio, de Lucía Etxebarria, inspirada en la desaparición real de una joven en las Islas Canarias.

Con estructura de thrillerAcantilado comienza cuando Gabriel (un fiscal interpretado por Daniel Grao) recibe una llamada de la policía informándole que su hermana Cordelia (Ingrid García Jonsson) podría haber participado en un suicidio colectivo. Inmediatamente viaja a las Islas Canarias para buscar a su hermana con la ayuda de su compañera de piso (Juana Acosta) y una inspectora de policía (Goya Toledo).

“Es una película misteriosa, con cierto suspense, pero produce un desasosiego porque nos enfrenta a nuestras propias sectas, miedos y necesidades”, explica Taberna en una entrevista con RTVE.es, autora de Yoyes (2000) y La buena nueva (2008). “A todos los personajes les una la necesidad de afecto y el miedo a la soledad”.

“Es verdad, es un riesgo como de acantilado”, bromea sobre el fulminante incio. “Creo que desde que la televisión tiene tanta vida y fuerza, el cine tiene que diferenciarse y la única manera es que la pantalla grande sea necesaria. El formato es fundamental en esta película”.

Así se hizo la película 'Acantilado', de Helena Taberna

Para adaptar la novela de Etxebarria, la cineasta optó por “vaciar de palabra la película”, hasta el punto que sus personajes se definen más por lo que callan que por lo que hablan.

Un equilibrio entre suspense y cine intimista que fue lo que más atrajo a Daniel Grao y Juana Acosta. “Esa mezcla me daba curiosidad. Helena ha hecho una película muy vasca, muy contenida. Nos ha atado en corto”, dice el actor que Viene de “vivir la emoción de la ovación a Julieta en el Festival de Cannes”.

Juana Acosta acudió a la directora hace dos años para preparar su personaje de Yoyes en la tv movie franco-belga Santuario y aprovechar el bagaje de Taberna al retratar el mismo personaje hace 15 años. Y conectaron en entusiasmo y visión de su trabajo.

“Interpreto a una mujer libre e independiente que decide vivir en Canarias una de manera coherente a ella misma”, explica la actriz colombiana sobre su personaje. “Es una mujer bisexual que se enamora de las almas, independientemente de su sexo, y, en concreto, de Cordelia, una chica mucho más joven que ella”.

RTVE.es te adelanta una secuencia de 'Acantilado'

Dentro de la secta

Al investigar en profundidad el funcionamiento de las sectas, Taberna descubrió hechos sorprendentes. Como que España es el país de Europa con mayor presencia de estos grupos. O que en las Islas Canarias existe una unidad dedicada a investigarlas.

“Me contaron anécdotas que en una película serían inverosímiles: policías infiltrados que se han hecho miembros y luego han desaparecido o sectas que tenían más de un policía infiltrado que no se conocían entre ellos”, recuerda.

“En esos grupos, si la manipulación y sometimiento es elegido por ambas partes, la policía no puede hacer nada. Solo en caso de delitos económicos puede intervenir. No por casualidad, los adeptos son hijos de familias poderosas europeas”, apunta.

Grao lleva el tema más lejos. “Se pueden hacer lecturas sin necesidad de túnicas”, dice el actor, “como al hablar de grupos políticos o mediáticos: el precio por el apoyo es la libertad”. Y acosta apostilla: “No solo es una reflexión de los comportamientos de los seres humanos”

Y esa es la última advertencia de Taberna: que su película, tras la apariencia de thriller tiene muchas capas, como sucesivas olas que golpean un acantilado.

Noticias

anterior siguiente