Anterior Prisión para los dos detenidos en Girona por colaborar con la financiación del Dáesh Siguiente Rajoy acepta el encargo del rey pero abre la puerta a no presentarse a la investidura si no logra los apoyos Arriba Ir arriba
Peatones, reflejados en una pantalla electrónica con los datos de mercados financieros en una calle de Tokio
Peatones, reflejados en una pantalla electrónica con los datos de mercados financieros en una calle de Tokio. AFP

Japón coloca su deuda a 10 años con intereses negativos por primera vez en la historia

  • Ha captado más de 19.600 millones con una rentabilidad media de -0,024%

  • En los últimos meses ya había vendido bonos a 5 años con rendimiento negativo

|

Por primera vez en la historiaJapón ha vendido bonos de deuda del país a 10 años con interés negativo, lo que significa que los inversores que los han comprado no reciben ninguna rentabilidad por prestar dinero al país y, es más: pagan por hacerlo.

En el segundo mercado de deuda soberana más importante del mundo, el Gobierno japonés ha colocado este martes más de 19.600 millones de euros de sus títulos soberanos a un interés medio de -0,024%, un rendimiento que no ha echado para atrás a los inversores, ya que la demanda de títulos ha sido muy fuerte y ha más que triplicado la oferta.

Hace tres semanas, la deuda nipona ya había ofrecido intereses negativo en el mercado secundario de deuda, donde los inversores compran y venden los títulos soberanos, y en los últimos meses, el Tesoro nipón ya había vendido en el mercador primario bonos a 5 años con intereses negativos, también por primera vez.

Unos 6,4 billones en deuda con interés negativo en todo el mundo

Ahora, la colocación de la deuda de referencia del país con rentabilidad negativa se ha producido en la primera subasta de este plazo realizada después de que, el pasado 29 de enero, el Banco de Japón anunciara la aplicación de tipos negativos a los fondos depositados por los bancos en la entidad.

Las presiones a la baja de la inflación, unos precios del petróleo y las materias primas en mínimos, la volatilidad de los mercados financieros, el endurecimiento de las condiciones financieras y la ralentización económica explican que los inversores sigan apostando por comprar deuda soberana pese a su bajo, o incluso negativo, rendimiento.

Según cuantificó JP Morgan el viernes pasado, en torno a 6,4 billones de dólares en bonos soberanos de carteras de todo el mundo ofrecen ahora intereses negativos. La mayoría son deuda a corto o medio plazo, aunque el caso más llamativo es el de los bonos a 20 años de Suiza.

Alemania paga un 0,11%

Japón se ha convertido en el primer país del G-7 que cobra por su deuda a 10 años, aunque Alemania está relativamente cerca de la rentabilidad nula de su bund, ya que en el mercado secundario ha comenzado este martes rondando el 0,11%. Mientras, la deuda de Francia ofrecía un rendimiento del 0,47%.

Más altos son los intereses de los bonos de ese mismo plazo en el resto de países occidentales: la deuda de Reino Unido paga un 1,33% de interés a los inversores que compran su deuda a 10 años; Italia, un 1,42%, y España, un 1,52%. Los tres países se sitúan por debajo de EE.UU., cuyo rendimiento es 1,71% en el mercado secundario de deuda.

Muy por encima quedan Portugal -con un interés de 2,96%- y Grecia, cuya rentabilidad de esos bonos se sitúa en un 9,93% en el mercado secundario, ya que hace años que no emite deuda a largo plazo.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente