Anterior Acusación y defensa cruzan argumentos antes de la votación definitiva sobre Dilma Rousseff Siguiente Directo | Rajoy a Sánchez: "Déjenos gobernar, no bloquee y no nos lleve a terceras elecciones" Arriba Ir arriba
El sistema SYNC 3 está ya montado en 15 millones de vehículos.
El sistema SYNC 3 está ya montado en 15 millones de vehículos.
Mobile World Congress

Coches conectados: cuando la conducción se convierte en una experiencia interactiva

  • El concepto de "coche conectado" tiene especial protagonismo en el MWC

  • Los fabricantes integran cada vez más la tecnología en los automóviles

  • La conectividad es el aspecto más desarrollado, pero también la seguridad

  • Toda la información sobre el Mobile World Congress, en RTVE.es

|

La tecnología ha irrumpido de lleno en el mundo de los automóviles y está evolucionando a un ritmo vertiginoso en este campo. Por eso, el "coche conectado" tiene especial protagonismo en el Mobile World Congress (MWC), principalmente en lo que a sistema de comunicaciones y entretenimiento se refiere, aunque también en otras facetas como la asistencia a la conducción.

La compañía de automóviles Ford ha utilizado la cita tecnológica de Barcelona para presentar la última versión de su sistema de conectividad SYNC 3, con el que el usuario puede controlar los sistemas de audio, navegación y climatización y los teléfonos conectados al sistema mediante comandos de voz sencillos.

"SYNC 3 está ya montado en alrededor de 15 millones de vehículos a nivel mundial. Hemos avanzado mucho sobre todo en la comunicación con voz", explica a RTVE.es Jesús Alonso, consejero delegado de Ford España.

Se trata de un sistema de conectividad que incorpora una pantalla táctil de 8 pulgadas, pero la voz del conductor es la llave que abre la mayoría de las puertas. Solo necesita decir, por ejemplo, "quiero un café" o "necesito gasolina" para que le indique cómo llegar a las cafeterías más cercanas o a alguna estación de servicio.

Más allá de la conectividad, la automatización de sus vehículos es el objetivo de esta compañía, aunque reconoce que aún queda camino por recorrer hasta llegar a la total autonomía, en la que el conductor no será necesario. "La conectividad ya está ahí y es una realidad. Pero en el tema de los coches autónomos, nosotros lo tenemos dividido en cinco etapas. La cuarta etapa la podemos alcanzar en un plazo de cuatro años. Estamos hablando de conducción autónoma, sin necesidad del conductor, pero en entornos controlados, como ciudades bien mapeadas…", comenta Jesús Alonso.

"El coche autónomo en el sentido amplio es un poco más complicado, pero esa es la idea final. Es difícil por muchas cuestiones, como por ejemplo las climáticas. Ya hemos hecho pruebas con un coche autónomo en situaciones de nieve y estamos aprendiendo cómo tiene que interactuar el coche", añade Alonso.

Coche eléctrico

El Mobile World Congress de Barcelona ha sido también el escenario elegido por otro fabricante de automóviles, Nissan, para dar a conocer su novedoso sistema telemático NissanConnect EV, que permite a los conductores controlar muchas de las prestaciones del vehículo con solo tocar un botón y desde sus teléfonos inteligentes. Ha implantado este dispositivo en su modelo LEAF, un coche completamente eléctrico.

Gracias a una serie de alertas digitales, los usuarios pueden comprobar a distancia el estado de la batería, fijar los horarios de carga, activar remotamente el climatizador y encontrar estaciones de carga locales. Al tratarse de un coche propulsado únicamente por energía eléctrica, estas posibilidades son muy útiles.

El sistema de la marca japonesa también permite a los usuarios analizar sus patrones de conducción, incluyendo el consumo de energía y la cantidad de CO2 no emitida por trayecto.

Los sistemas convierten la conducción en una experiencia interactiva. Los sistemas convierten la conducción en una experiencia interactiva.

Conducir, una experiencia interactiva

Para que los fabricantes de automóviles puedan incorporar en sus modelos estos sistemas de conectividad o de seguridad, necesitan de compañías tecnológicas que los desarrollen. Es el caso de la empresa Harman, que entre otras ha acudido al MWC con su amplio catálogo de soluciones informáticas destinadas a proporcionar seguridad a los conductores, convirtiendo la conducción en una experiencia interactiva.

Entre sus últimas novedades, destaca una que sobre el mismo parabrisas ofrece información destinada a mejorar la seguridad de la conducción. El cristal que el conductor tiene frente a sus ojos se convierte en un dispositivo de realidad aumentada, interaccionando con la carretera y con los objetos que tiene delante. Asi, el conductor verá sobredimensionado sobre el cristal la infornación que le indicará, por ejemplo, que se está acercando mucho al coche que tiene delante y hay riesgo de colisión, o que está invadiendo el arcén o el carril contrario. Las indicaciones del navegador también aparecerían sobre el cristal.

El parabrisas tiene un tratamiento especial y además, para evitar forzar la vista del conductor, la información sobredimensionada aparece a la misma distancia que el fondo. "Es como si esta información no estuviese en el cristal sino más allá", explica un representante de la empresa.

Conectividad que no interfiera en la conducción

Finalmente, RealVNC es una compañía inglesa que se ha encargado de desarrollar los sistemas de conectividad de seis millones de automóviles en el mundo, de diferentes marcas. Sus desarrollos permiten conectarse telefónicamente por medio del móvil o también entretenerse; pero, como explica Agustín Almansi, consultor tecnológico de esta empresa con sede en Cambridge, la seguridad es la principal premisa a la hora de implementar los dispositivos: "Si el coche no está en movimiento, puedes ver vídeos, jugar a juegos… Pero en el momento en el que el automóvil comienza a moverse, se bloquean las aplicaciones que no son seguras".
 

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente