Anterior La Guardia Civil aprecia vínculos del presidente de Murcia con la trama Púnica cuando era consejero Siguiente Chaves y Griñán defienden la "legalidad" de la gestión de la Junta de Andalucía en los cursos de formación Arriba Ir arriba
Una gasolinera en Caracas
Una gasolinera en Caracas. REUTERS

Maduro sube por primera vez en 20 años el precio de la gasolina y devalúa el bolívar

  • Anuncia una serie de medidas para combatir la "emergencia económica"

  • La gasolina de 95 octanos, la más barata del mundo, sube más de un 6.000%

  • El valor del dólar preferencial pasará este jueves de 6,3 a 10 bolívares

|

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha anunciado este miércoles un aumento del precio de la gasolina de 95 octanos en el país, la más barata del mundo, por primera vez en 20 años. La subida será de más de un 6.000% mientras que la de 91 octanos se incrementará un 1,282%. Al mismo tiempo, el mandatario ha indicado que se devaluará la moneda nacional al pasar el valor del dólar preferencial o protegido de 6,3 a 10 bolívares.

"Vamos a cobrarla porque estábamos pagando por echarla", ha afirmado Maduro para explicar la subida de la gasolina, una medida que considera "necesaria" ya que el nuevo precio pretende garantizar "el pago de lo que se invierte para producirla". El presidente había afirmado hace casi ya un año que había que hacerlo, aunque la adopción de esta medida se había postergado hasta el momento por el temor a su posible repercusión social.

La gasolina de 95 octanos, que ahora costaba 0,097 bolívares por litro pasará a costar desde el próximo viernes 19 de febrero 6 bolívares por litro, mientras que la de 91 octanos, que se encontraba en 0,070 pasará a 1 bolívar por litro. Así lo ha anunciado el jefe del Ejecutivo venezolano en una transmisión de radio y televisión en la que ha comunicado una serie de medidas para afrontar la crisis económica, que obligó al Gobierno a decretar una "emergencia nacional" el pasado 15 de enero.

"Gastamos cerca de 1.000 millones de dólares en productos para hacer la gasolina de 95, nos podríamos ahorrar 800 millones con el nuevo sistema de precios que pueden ir a alimentos y medicinas", ha explicado y ha señalado que el 30% de los nuevos ingresos serán destinados a la Misión Transporte, que incluye programas de ayuda al transporte público.

La subida de la gasolina es una medida que se ha manejado siempre con especial precaución y cuidado en Venezuela después de que un alza del carburante, entre otras medidas, provocase el estallido social de 1989 contra el gobierno de Carlos Andrés Pérez, conocido como el "Caracazo".

Además, el líder venezolano ha asegurado también que los ingresos del país por la venta de petróleo han caído un 293,95% en el último año. De este modo, de los 37.000 millones de dólares recaudados en 2014 se ha pasado a 12.587 millones en 2015.

El presidente ha indicado que "la caída abrupta de los mercados" petroleros es producto de una "guerra geopolítica" que ha generado el "agotamiento definitivo" del "modelo rentista petrolero" que caracterizó al país.

Se devalúa el bolívar y se simplifica el sistema de control cambiario

A partir de este jueves, el dolar preferencial  -reservado a la importación de alimentos, medicinas y bienes de primera necesidad- pasará de 6,3 bolívares a 10, al tiempo que se producirá una "simplificación" del sistema de control cambiario, que pasa de tres "a dos bandas", ha anunciado Maduro este mismo miércoles.

El nuevo sistema cambiario suprime uno de los tres tipos de cambio que existían hasta ahora (el intermedio SICAD, que se encontraba a 13 bolívares) e incorpora un tipo de cambio del "dólar flotante", según el presidente, que no ha precisado más detalles sobre el tipo de cotización al que arrancará. Ese tipo de cambio se basará en una "transformación" del actual SIMADI, la cotización oficial más alta, que actualmente se encuentra en cerca de 200 bolívares por dólar.

La última devaluación del cambio oficial preferencial (el tipo de cambio más bajo del bolívar) se produjo en febrero de 2013, cuando pasó de 4,3 a 6,3 bolívares por dólar.

Asimismo, para "proteger el empleo" y los salarios tras la ejecución de estas medidas, Maduro ha decidido aumentar un 20% del salario mínimo y el 2,5% en base al cálculo del bono de alimentación obligatorio para los trabajadores.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente