Enlaces accesibilidad

Elecciones en Venezuela

La oposición de Venezuela gana las elecciones legislativas y acaba con 16 años de mayoría chavista

  • La Mesa de la Unidad Democrática obtiene 99 escaños frente a 46 del chavismo
  • El presidente, Nicolás Maduro, reconoce la derrota: "Triunfó la democracia"
  • Quedan por asignar 22 escaños, que determinarán el alcance final de la victoria
  • La oposición tiene mayoría simple y roza la mayoría cualificada de tres quintos
  • Si alcanzase los dos tercios, podría condicionar la acción del Gobierno

Por
La oposición venezolana gana las legislativas con más del doble de diputados que el 'chavismo'

La oposición de Venezuela ha conseguido hacerse con la mayoría parlamentaria al imponerse en las elecciones legislativas de este domingo, lo que supone su primera victoria en 16 años ante el chavismo. A falta de conocer el recuento definitivo de los votos y con 22 de los 167 escaños aún por asignar, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), la plataforma que agrupa a la oposición, ha obtenido 99 diputados en la Asamblea Nacional, la cámara única del Parlamento venezolano, por 46 de la coalición chavista.

Los resultados preliminares dejan a la coalición opositora al borde de la mayoría cualificada de dos tercios, que se alcanza con 101 escaños y que le permitiría, entre otras medidas, aprobar mociones de censura contra el vicepresidente y los ministros.

En cualquier caso, la derrota representa un duro revés para el presidente venezolano, Nicolás Maduro, que pierde la mayoría parlamentaria tras 16 años de control chavista y dos años después de la muerte del su predecesor, Hugo Chávez. Si la oposición alcanza una mayoría de dos tercios, es decir, 111 escaños, la acción del Gobierno de Maduro se vería muy condicionada, puesto que la oposición podría poner en marcha reformas constitucionales.

La oposición de Venezuela acaba con 16 años de mayoría chavista

anterior siguiente
7 Fotos 1 / 7 ver a toda pantalla
  • Venezolanos celebrando el resultado de las elecciones

    Venezolanos celebrando el resultado de las elecciones

    Un grupo de personas cantan para celabrar la victoria de la coalición opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD) en las elecciones de Venezuela.

    EFE
  • Alegría en las calles por la victoria de la oposición en Venezuela

    Alegría en las calles por la victoria de la oposición en Venezuela

    Un grupo de personas celebra la victoria obtenida por la coalición opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD) en la ciudad de Caracas (Venezuela).

    EFE

En cualquier caso, la mayoría simple ya concede a la coalición opositora, una plataforma enormemente diversa que abarca desde el centro izquierda hasta la derecha, la potestad para aprobar una ley de amnistía para los opositores presos, como el líder de Voluntad Popular, Leopoldo López, condenado a 14 años de cárcel. Esta será su primera medida, según sus principales dirigentes, que también han anunciado medidas de reforma para reflotar la maltrecha economía venezolana, castigada por la escasez de productos disponible y la inflación desorbitada.

Maduro reconoce la derrota

La jornada electoral se ha desarrollado sin incidentes reseñables, pese a los temores de actos violentos e incluso de fraude electoral, y con una participación del 74,25%, que la presidenta del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena, ha calificado de "excepcional". Con todo, el retraso en la publicación de los resultados oficiales ha generado malestar, aunque después ha dado paso a las celebraciones de la oposición en las calles de todo el país y especialmente en Caracas, la capital.

Nicolás Maduro ha comparecido justo después de hacerse públicos los resultados oficiales para reconocer su derrota. El presidente venezolano ha asegurado que acepta los resultados, "muy adversos" para el oficialismo, con la "moral y la ética del chavismo" y ha destacado que "ha triunfado la Constitución y la democracia".

Maduro reconoce los resultados: "Triunfó la democracia"

"Lo aceptamos", ha subrayado Maduro, que había apelado en la campaña a ganar "como sea" y que durante la jornada electoral, tras ampliarse en dos horas la apertura de los centros de votación, intentó movilizar a sus seguidores para evitar perder. Finalmente, el presidente ha atribuido la derrota a la "guerra económica", como denomina a una supuesta conspiración de la oposición, con ayuda de empresarios privados y de Estados Unidos, para perjudicar a la economía de Venezuela.

Por su parte, el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, ha agradecido en la red social Twitter el apoyo del pueblo venezolano y ha asegurado que la derrota debe servir para continuar con "la Revolución Bolivariana". 

Los resultados electorales permitirán a la oposición designar los principales puestos de la Asamblea Nacional, por lo que Cabello deberá dejar, con toda probabilidad, su actual cargo, que constituye el segundo en relevancia de las instituciones venezolanas tras la presidencia del Gobierno.

La oposición asegura que ha comenzado el "cambio"

Desde la oposición, mientras tanto, se ha sucedido los mensajes de los principales dirigentes de la MUD celebrando la histórica victoria. "Comenzó el cambio Venezuela, hoy tenemos razones para celebrar, el país pedía un cambio, ese cambio comenzó hoy", ha declarado el secretario ejecutivo de la coalición, Jesús Torrealba. "El pueblo ha hablado de manera clara, las familias venezolanas están hartas de vivir las consecuencias del fracaso", ha añadido.

Las mañanas de RNE - Julio Borges (MUD): "Venezuela ha derrotado con el voto democrático a un régimen que no lo es"

Henrique Capriles, candidato derrotado primero por Chaves y luego por Maduro en las dos últimas elecciones presidenciales, ha sido uno de los primeros en manifestar su alegría por la victoria: "¡Los resultados son los esperados! ¡Ganó Venezuela! ¡Irreversible! Con mucha humildad, serenidad, madurez, asumamos lo que el pueblo decidió", ha señalado através de Twitter.

Con todo, Julio Borges, el secretario general del partido de Capriles, Primero Justicia, ha querido descartar "una caza de brujas" contra el chavismo a partir de los nuevos poderes de la oposición en la Asamblea Nacional, asegurando que evitarán echar "sal a las heridas que hay en Venezuela".

"No puede haber dos Venezuela sino un país unido y esa es la tarea con la cual amanecemos este lunes [...]; no venimos con una factura, no venimos a una cacería de brujas ni a restregarle el triunfo a nadie. Nosotros somos los primeros que estamos asumiendo este triunfo con mucha humildad", ha declarado a la emisora Televen, recogido por EFE.

Lilian Tintori: "El cambio ya se inició en Venezuela"

Mucho más beligerante ha sido la esposa del opositor Leopoldo López, Lilian Tintori, una de las caras más visibles de la MUD durante la campaña de las elecciones legislativas, quien ha recalcado que si Maduro ha aceptado la derrota ha sido por la presión de la comunidad internacional y la presencia de acompañantes internacionales, que han visto "con sus propios ojos" la jornada y han impedido que el Gobierno pudiera negar la verdad.

Cerca de los dos tercios

Esta es la primera vez que la oposición al chavismo logra una mayoría en la Asamblea Nacional desde que esta Cámara sustituyó al Parlamento, en 2000. Con esta ventaja en escaños, la MUD podrá elegir a la mesa de la Asamblea y aprobar una Ley de Amnistía para los opositores presos, como Leopoldo López. 

Fuentes de la oposición citadas por Reuters estiman que, una vez terminado el recuento, la MUD podría llegar a los 113 escaños. De esta manera obtendría una mayoría superior, de dos tercios, que les permitiría influir en instituciones clave, como la Judicatura o el Consejo Electoral, a través de la elección de cargos.

Tras la victoria de la oposición se abre un abanico de posibilidades en Venezuela

Una mayoría menos amplia, de tres quintos (100 escaños), permitiría a los diputados opositores privar al presidente de los poderes especiales otorgados por la Cámara, y sancionar a miembros del Ejecutivo.

El resultado podría también animar a la oposición a intentar forzar un referendum de revocación contra Maduro en 2016, para lo que necesitarían unos cuatro millones de firmas, y obligarle a abandonar el poder antes del fin de su mandato, en 2019.

Noticias

anterior siguiente