Enlaces accesibilidad

Descubren cómo algunos peces consiguen volverse 'invisibles' en el océano

  • Estructuras microscópicas en las células de su piel reflejan la luz polarizada
  • El estudio de la Universidad de Texas, en EE.UU., se ha publicado en Science
  • Podría ayudar a investigadores de materiales y a técnicos militares

Por
El estudio ha analizado la piel del Selene vomer, en la foto, y del jurel patudo
El estudio ha analizado la piel del Selene vomer, en la foto, y del jurel patudo THINKSTOCK

Hasta ahora se desconocía cómo algunos peces 'desaparecen' de los depredadores en el océano, pero científicos de la Universidad de Texas, en Estados Unidos, han resuelto el misterio. Un trabajo publicado este jueves en la revista Science ha descubierto que ciertas especies, como el Selene vomer y el jurel patudo, emplean estructuras microscópicas llamadas plaquetas en sus células de la piel para reflejar la luz polarizada, lo que les permite desaparecer frente a sus depredadores.

El descubrimiento podría ayudar a los investigadores de materiales y técnicos militares a crear métodos más eficaces de camuflaje en el océano.

La luz polarizada se compone de ondas de luz que realizan el viaje en el mismo plano, como el resplandor brillante que a veces se ve cuando la luz del sol se refleja en la superficie del agua, explica Europa Press. Bajo la superficie del agua, la luz tiende a polarizarse y muchos peces -y satélites modernos sofisticados- tienen la capacidad de detectar variaciones en esta luz polarizada.

"Los peces han desarrollado los medios para detectar la luz polarizada", apunta Molly Cummings, profesora de Biología Integrativa en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de Texas. "Sugerimos que probablemente han desarrollado los medios para ocultarse en la luz polarizada. Si podemos identificar ese proceso, entonces podemos mejorar nuestra propia tecnología de camuflaje en el medio ambiente", añade.

La Marina de EE.UU. ha buscado durante muchos años cómo ocultarse en aguas abiertas y apoyó el trabajo de Cummings y sus colegas para explorar cómo los peces evitan ser detectados en el océano abierto.

Una investigación realizado en océano real

En un estudio anterior, los investigadores demostraron en el laboratorio que el pez Selene vomer era capaz de manipular la luz polarizada. El nuevo estudio -realizado en el océano real, no en escenarios de prueba- muestra que este pez y otros que viven en el océano abierto se camuflan de esta manera. En tatal se estudiaron cinco especies en Cayos de Florida y Curaçao.

Los resultados mostraron que el Selene vomer y el jurel patudo se camuflaban muy bien en luz polarizada y que lo hacen mejor en lo que se llaman "ángulos de persecución", que se extienden hacia fuera 45 grados en todas las direcciones desde la cola o la cabeza. Estas son las direcciones desde las que un depredador perseguiría a los peces o desde las que los propios peces podrían perseguir su presa.

En cuanto a cómo los peces logran este ocultamiento, el laboratorio de Cummings halló que la capacidad de los peces para camuflarse en la luz polarizada se debe a la estructura de sus plaquetas dentro de las células de la piel, que dispersan la luz polarizada de forma diferente dependiendo del ángulo. Los expertos examinarán ahora si el pez puede manipular activamente esta posibilidad, tal vez cambiando el ángulo en el que nadan o ajustando las plaquetas en la piel de alguna manera.

Noticias

anterior siguiente