Enlaces accesibilidad

La ONU califica el ataque estadounidense a un hospital de Afganistán como "posiblemente criminal"

  • Considera el ataque al hospital de Médicos Sin Fronteras como "inexplicable"
  • Pide una investigación exhaustiva y transparente del ataque
  • Si se reconoce que fue deliberado, podría ser un "crimen de guerra"
  • El Pentágono asegura estar llevando a cabo una "investigación exhaustiva"
  • Obama esperará esta investigación antes de juzgar lo ocurrido

Por
EE.UU. realizará una "investigación completa" del ataque al hospital de Médicos sin Fronteras

El ataque de este sábado por parte de Estados Unidos a un hospital de Médicos Sin Fronteras en Kunduz, Afganistán, en el que han muerto al menos 19 personas, ha sido calificado como "inexcusable" y "posiblemente criminal" por parte de la ONU.

El ataque aéreo contra un hospital podría constituir un crimen de guerra

Así lo ha dicho el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Ra'ad Zeid Al Hussein, que ha pedido una investigación exhaustiva y transparente y ha señalado que, "si se reconoce como un ataque deliberado por parte de los tribunales, el ataque aéreo contra un hospital podría constituir un crimen de guerra". Además, "este acontecimiento es profundamente trágico, inexcusable y posiblemente penal", ha agregado en un comunicado.

MSF asegura que el bombardeo continuó "durante más de media hora", tras lo que se advirtió al ejército afgano y al estadounidense de que el centro había sido atacado.

La ciudad más grande en el norte, Kunduz ha sido escenario de intensos combates entre los talibanes y las fuerzas de seguridad afganas esta semana. La OTAN ha reconocido que una incursión de Estados Unidos "podría haber causado daños colaterales en un centro médico que estaba cerca."

"La aviación militar afgana e internacional tienen la obligación de respetar y proteger a los civiles en cualquier momento, y los servicios médicos y su personal están sujetos a protección especial", ha expuesto Zeid. "Estas obligaciones se aplican independientemente de la fuerza aérea involucrada, y con independencia de la ubicación", ha insistido.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha evitado juzgar los hechos y ha indicado que "el Departamento de Defensa ha puesto en marcha una investigación completa, y vamos a esperar los resultados de esa investigación antes de hacer un juicio definitivo sobre las circunstancias de esta tragedia" .

Previamente, el jefe del Pentágono, Ashton Carter, ha señalado que están llevando a cabo una "investigación exhaustiva", y no ha confirmado si el ataque se llevó a cabo por fuerzas estadounidenses.

Dieciséis personas, entre ellas nueve miembros del personal médico de MSF y tres niños, han muerto el sábado en el bombardeo del hospital de Kunduz. 37 personas resultaron heridas en el ataque.

Ban Ki Moon reafirma el mensaje

 El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha condenado también el ataque que sufrió un hospital en la localidad afgana de Kunduz y ha pedido una "investigación imparcial" de los hechos.

Ban, en una declaración difundida por su oficina de prensa, ha expresado su "firme condena" de este ataque, sin especificar responsabilidades. "El secretario general recuerda que los hospitales y el personal médico están protegidos explícitamente por las leyes humanitarias", agrega la declaración.

La nota hace un llamamiento para "una investigación imparcial y rigurosa" del ataque a fin de garantizar que los responsables rindan cuentas por los hechos.

También dice que MSF ha estado operando el único hospital de Kunduz en medio de "condiciones extremadamente difíciles", y felicitó al personal de esa organización por su "valor y dedicación".

 

Noticias

anterior siguiente