Enlaces accesibilidad

La Comunidad de Madrid aportó 19.015 millones más de los que recibió en 2012, casi el triple que Cataluña

  • El déficit fiscal de Madrid subió en 2.292 millones en 2012 respecto al año anterior
  • Cataluña tuvo un saldo fiscal negativo de 7.439 millones, menor al del año 2011
  • Baleares y la Comunidad Valenciana, las otras dos comunidades con déficit fiscal
  • Andalucía, Galicia y Canarias, las comunidades con saldos fiscales más positivos

Por
La Comunidad de Madrid aportó 19.015 millones más de los que recibió en 2012, casi el triple que Cataluña

El Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas ha publicado este martes las balanzas fiscales correspondientes al año 2012, que muestran que la Comunidad de Madrid fue la que tuvo un mayor déficit fiscal ese año y la única de las cuatro comunidades autónomas con saldos negativos que incrementó esa cifra respecto a la del año 2011.

En términos absolutos, el saldo fiscal negativo de Madrid en 2012 fue 19.015 millones de euros (frente a los 16.723 millones de 2011) y multiplica por 2,5 al de Cataluña, que fue de 7.439 millones (menor que la cifra del año anterior, que era según Hacienda de 8.455 millones de euros).

Además de Madrid y Cataluña, Comunidad Valenciana (1.453 millones de euros) y Baleares (1.330 millones) son las otras dos regiones que cuentan que tienen un balance negativo con datos de 2012. Ambas redujeron los saldos negativos respecto al año 2011, cuando fueron de 2.018 millones y 1.483 millones, respectivamente.

Estos datos aparecen incluidos en el informe Sistema de Cuentas Públicas Territorializadas (ver .PDF), difundido este martes por el Ministerio y elaborado a partir de una metodología diseñada por Angel de la Fuente, Ramón Barberán y Ezequiel Uriel, según el método de carga-beneficio.

Trece comunidades, además de Ceuta y Melilla, con saldos positivos

El resto de comunidades autónomas presentan saldos fiscales positivos en 2012. Especialmente Andalucía, con 8.531 millones de euros, una cifra superior a la del año anterior (7.421 millones). Como entonces, las otras tres que tuvieron un mejor saldo fiscal relativo fueron Galicia (3.946 millones), Canarias (3.479 millones) y Castilla y León (2.933 millones); pero sus saldos positivos fueron inferiores a los de 2011.

El resto de autonomías también tienen un saldo positivo, según el Ministerio: Extremadura (2.655 milllones), Castilla-La Mancha (2.291), Asturias (1.828), País Vasco (1.562), Aragón (509), Navarra (371), Cantabria (270), Murcia (98) y La Rioja (42). Por su parte, las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla arrojaron un saldo positivo de 721 millones (frente a los 702 millones del año 2011).

Las comunidades que vieron reducirse sus saldos positivos en 2012 respecto a las cifras de 2011 fueron Extremadura, Aragón, Murcia y País Vasco (esta última en solo 6 millones de euros). Por contra, creció el superávit fiscal de Castilla-La Mancha, Asturias, Cantabria, Navarra (donde se multiplica casi por 10) y La Rioja (donde casi se cuadruplica).

"El saldo fiscal tiende a empeorar según aumenta la renta per cápita"

Entre las conclusiones del estudio, Hacienda destaca que, "como cabría esperar, el saldo fiscal tiende a empeorar según aumenta la renta per cápita, de forma que los territorios más ricos generalmente presentan déficit fiscales mientras que los de menor renta suelen disfrutar de superávits".

Hacienda asegura que "los impuestos soportados por los residentes de los distintos territorios aumentan con el nivel de renta, aunque con altibajos significativos que revelan diferencias en niveles de presión fiscal entre territorios, mientras que los gastos no muestran una relación sistemática con esta variable".

También señala que casi el 70% de los saldos fiscales regionales se debe a que en los territorios con mayor renta se pagan más impuestos que en los más pobres, mientras que el 30% restante es "más problemático" y procede de "políticas de gasto, en algunas de las cuales podría haber una mayor discrecionalidad".

Según el Ministerio de Hacienda, aquí tienen un papel importante la financiación regional, con un peso del 14%, las ayudas regionales (7,9%) y las subvenciones a ciertos sectores productivos (9,6%), especialmente la agricultura. Sin embargo, el gasto en infraestructuras y transporte tiene un papel generalmente "muy menor" en los saldos fiscales regionales, con un peso medio del 1,8%, y también lo hace en promedio el gasto en protección social, con un 0,4%.

Noticias

anterior siguiente