Enlaces accesibilidad

Grecia, un poco más cerca del tercer rescate tras aprobar las primeras medidas exigidas por los acreedores

  • El "sí" ha vencido con 229 votos frente a 64 en contra y seis abstenciones
  • En Syriza 32 de 149 diputados han votado en contra y uno se ha ausentado
  • Varufakis y varios ministros de Tsipras han rechazado las medidas
  • La luz verde a las reformas sienta la base para negociar un tercer rescate

Por
Tsipras consigue aprobar los recortes ante la oposición de los griegos y parte de Syriza

El Parlamento griego ha aprobado el paquete legislativo con el primer conjunto de medidas que los socios han impuesto a Grecia como condición previa para iniciar las negociaciones sobre el tercer rescate, algo que han justificado por "la necesidad de restablecer una relación de confianza", y que ha provocado un tenso debate que ha concluído tras el vencimiento de la fecha límite impuesta por los acreedores.

Las medidas han sido aprobadas con 229 votos de los 300 parlamentarios de la cámara en una votación que, a petición de Amanecer Dorado, se ha realizado de manera nominal y pública con el pronunciamiento a favor del "NAI" (sí) u "OXI" (no). Un total de 64 parlamentarios se han pronunciado en contra de los cuales 32 provenían de Syriza. Asimismo, en el partido de gobierno ha habido seis abstenciones y una ausencia.

De este modo, el apoyo de la oposición proeuropea ha sido clave para la aprobación del paquete de medidas ya que la suma de los votos favorables de la coalición de gobierno (Syriza + ANEL) no lograba la mayoría necesaria para pasar la ley.

Este primer paquete incluye cambios y subidas en el régimen del IVA, nuevas medidas tributarias, el fortalecimiento del tratamiento penal de la evasión fiscal, reformas en las pensiones y la Seguridad Social, la garantía de la independencia de la oficina de estadísticas y la creación de una autoridad fiscal.

Varufakis y varios ministros votan en contra

Varios han sido los votos que han provocado revuelo en la cámara pero, sin duda, el más comentado ha sido el del exministro de Finanzas, Yanis Varufakis, que se ha hecho de rogar para finalmente pronunciarse en contra de las reformas.

El mismo camino han elegido el ministro de Energía, Panagiotis Lafazanis; la presidenta del Parlamento, Zoe Konstantopoulou; y tres ministros adjuntos, el de Seguridad Social, Dimitris Stratulis, el de Defensa, Kostas Ísijos y la segunda de Finanzas, Nadia Valavani, que dimitió este miércoles de su cargo. Amanecer Dorado y KKE también han votado en bloque contra la propuesta.

Por su parte, el vicepresidente del Gobierno y líder de ANEL, Panos Kamenos, ha votado a favor junto a toda su bancada (13), igual que PASOK (13), Nueva Democracia (76) y To Potami (17).

Tsipras: Era Grexit, quiebra o acuerdo

Durante el debate, el primer ministro griego, Alexis Tsipras, que ha luchado durante toda la jornada por la aprobación, ha afirmado que tenía tres opciones en la negociación con los socios, aceptar el acuerdo actual, una quiebra desordenada del país o su salida de la eurozona.

Tsipras ha recalcado que será el "último" en eludir sus "responsabilidades" por un acuerdo en el que no cree y también "el último que facilitará la caída de un Gobierno de izquierdas".

"Yo no haría un favor a nuestros rivales para ser un pequeño paréntesis en el tiempo", ha dicho el primer ministro en alusión a declaraciones del conservador Nueva Democracia, que ha afirmado que el Gobierno izquierdista sería un paréntesis en la historia.

"Es un acuerdo difícil, un acuerdo que solo el tiempo mostrará si es económicamente viable", ha dicho el ministro de Finanzas, Euclides Tsakalotos, a los legisladores. "La mañana de lunes fue el día más difícil de mi vida. No sé si hicimos lo que debíamos hacer. Sé que no teníamos alternativa", ha dicho al inicio del debate en el Parlamento.

Mientras, miles de personas se han manifestado en el centro de Atenas para protestar contra las medidas acordadas con los acreedores, lo que ha provocado incidentes aislados en la plaza Syntagma cuando un grupo de ideología anarquista que no pertenecía a la manifestación, según la policía, ha lanzado cócteles molotov a los agentes, que han respondido con gases lacrimógenos.

Un grupo de ideología anarquista ha lanzado cócteles molotov a los agentes

Un grupo de ideología anarquista ha lanzado cócteles molotov a los agentes. REUTERS/Jean-Paul Pelissier

Por otra parte, el Ministerio de Finanzas ha ampliado el cierre de los bancos griegos hasta el jueves 16 de julio, según ha anunciado en un comunicado. Este martes, el ministro de Economía de Grecia, George Stathakis, había apuntado que los controles de capital seguirán hasta que el Banco Central Europeo (BCE) aumente la financiación a las entidades helenas. Más pesimista se mostraba el primer ministro griego que considera que el corralito podría prolongarse un mes más, el tiempo estimado en discutir y alcanzar los términos del acuerdo definitivo.

Lucha contra el fraude fiscal

El proyecto de ley lleva por nombre Reformas urgentes para la negociación en vista de acuerdo con el Mecanismo de Estabilidad Europea (MEDE) y lo firman el ministro de Finanzas, Euclides Tsakalotos, el del Interior, Nikos Vutsis, el de Trabajo, Panos Skurletis, el de Justicia, Nikos Paraskevópulos, y el ministro adjunto de Reforma Administrativa, Yorgos Katrúgalos.

Está dividido en dos artículos, de los cuales el primero trata sobre la ratificación del documento pactado en la cumbre de líderes de la Eurozona, en el que se establecen las condiciones y el acuerdo marco para iniciar las negociaciones.

En el segundo se incluye una serie de reformas que atañen al impuesto del valor añadido (IVA), nuevas medidas tributarias, el fortalecimiento del tratamiento penal de la evasión fiscal, reformas en las pensiones y la Seguridad Social, la garantía de la independencia de la Autoridad de Estadística Helena (Elstat) y la creación de una autoridad fiscal prevista en el Tratado de Estabilidad.

Subidas de impuestos

Grecia debe reformar el sistema del IVAen línea con la última propuesta de Atenas. En concreto, establece una bajada del tipo súperreducido del 6,5% al 6% para medicamentos, libros y teatro; un 13% para alimentos básicos, hoteles, energía y agua (no residual); y un 23% para el resto, incluida la restauración, a la que actualmente se le aplica un 13%.

También debe eliminar de forma progresiva, hasta finales de 2016, el descuento del 30% en las islas del mar Egeo más ricas y con mayor afluencia de turistas, pero se exceptúan las islas más remotas. Tanto esta medida como el nuevo tipo del IVA para los hoteles estarán en vigor desde el 1 de octubre de 2015, una vez pasada la temporada alta turística.

Según la agencia Efe, el proyecto también eleva el impuesto de sociedades del 26% al 29% con un pago adelantado del 100% de este gravamen. Asimismo, el paquete contiene una reforma del impuesto de solidaridad, con efecto retroactivo desde principios de este año, con nuevas tasas que irán del 0,7% al 8% dependiendo de los ingresos declarados.

Sube el impuesto de lujo del 10% al 13%, también con efecto retroactivo para la declaración de 2014, aplicable a los automóviles de más de 2.500 centímetros cúbicos, piscinas, aviones y embarcaciones con una eslora mínima de 5 metros (mientras que hasta ahora la medida mínima era de 10 metros).

Respecto al fortalecimiento de la lucha contra la corrupción, el documento incluye la persecución penal por evasión fiscal a partir de 10.000 euros.

Reforma de las pensiones

En cuanto a las pensiones, el proyecto de ley prevé que las contribuciones de los pensionistas al seguro sanitario suba del 4% al 6%, aportación que se extiende a las pensiones suplementarias (que ahora no aportaban nada). Además, se eliminan gradualmente las ayudas a las pensiones más bajas (EKAS) de aquí al 31 de diciembre de 2019 y se congelan de las pensiones en términos nominales hasta 2021.

Contempla la fusión de las pensiones suplementarias, que pasarán a financiarse exclusivamente con las contribuciones de los trabajadores (hasta ahora eran cofinanciadas por patronos y en algunos casos con ayudas del Estado).

Además los socios exigen garantizar la independencia de la oficina de estadísticas Elstat y la creación de un Consejo Fiscal independiente, encargado de velar por el cumplimiento de los objetivos de déficit y de supervisar la aplicación de la legislación fiscal.

El cuarto punto a aprobar es la plena aplicación de las disposiciones pertinentes del Tratado de Estabilidad, Coordinación y Gobernanza en la Unión Económica y Monetaria, en particular la introducción de un sistema casi automático de recortes en caso de que haya desviaciones presupuestarias que hagan peligrar los objetivos de superávit primario.

El pacto fiscal obliga a los países firmantes -Grecia era uno de ellos- a incluir en su Constitución o ley de rango similar la llamada 'regla de oro', que obliga a mantener el déficit estructural anual por debajo del 0,5% del PIB, y contempla sanciones automáticas para quienes sobrepasen el 3% que fija el Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

Noticias

anterior siguiente