Anterior El Parlament balear prohíbe la muerte del toro durante las corridas Siguiente I Arriba Ir arriba
Más de 10 millones de griegos dicen sí o no a las condiciones de los acreedores

Tsipras vota en Atenas: el pueblo griego "toma en sus manos su destino"

  • Los griegos han votado si aceptan o rechazan las exigencias de Europa

  • La jornada ha transcurrido con normalidad y la votación ha sido fluida

|

Un total de 10.837.118 griegos están llamados a las urnas este domingo en el referéndum sobre la aceptación o el rechazo de las reformas propuestas por los acreedores al Gobierno heleno, una receta basada en la austeridad que el primer ministro griego, Alexis Tsipras, rechazó durante las negociaciones.

La jornada se ha desarrollado con normalidad y sin contratiempos, según ha informado el Ministerio del Interior heleno. A falta de datos de participación, algunos interventores han señalado que la votación ha sido fluida.

El líder heleno ha afirmado que el pueblo enviará desde el referéndum el importante mensaje de que "toma en sus manos su destino" y se ha mostrado "muy optimista" con el resultado de la consulta. "La voluntad del Gobierno, muchos pueden ignorarla. La voluntad del pueblo, nadie", ha dicho Tsipras tras votar sobre las 10.30 hora local en un colegio de Atenas en medio de una gran expectación mediática.

El ministro de Finanzas griego, Yanis Varufakis, ha lanzado tras votar un mensaje europeísta y ha afirmado que el referéndum puede demostrar que "la moneda única y la democracia son compatibles entre sí".

El presidente de Grecia, Prokopis Pavlópulos, ha depositado su papeleta en un colegio del norte de la capital. Allí ha pedido a los ciudadanos permanecer "unidos" en el "difícil camino" que queda por delante, independientemente de la opción que elijan hoy. El conservador Pavlópulos, quien en su calidad de jefe de Estado no se ha pronunciado públicamente ni sobre el "si" al acuerdo ni sobre el "no", ha defendido con claridad la convocatoria de referéndum.

Varios antiguos primeros ministros, todos partidarios del 'sí', han sido de los más madrugadores. Uno de los primeros en votar en Atenas ha sido el exjefe de Gobierno socialdemócrata Yorgos Papandreu, que ha subrayado la necesidad de que Grecia permanezca en el "corazón" de Europa.

El conservador Andonis Samarás, quien ha votado en su circunscripción de la localidad de Pilos, ha opinado que los griegos están decidiendo el destino de su país. Si votamos 'sí' en Grecia votamos 'sí' a Europa ", ha dicho el líder de Nueva Democracia.

Grecia vota en referéndum las exigencias de Europa

anterior siguiente
5 Fotos 1 / 5 ver a toda pantalla ver miniaturas
  • El ministro de Finanzas griego, Yanis Varoufakis, vota en Atenas

    El ministro de Finanzas griego, Yanis Varoufakis, vota en Atenas

    El ministro de Finanzas griego, Yanis Varoufakis, vota en Atenas

  • Un ciudadano vota en el referéndum griego en un colegio de Atenas

    Un ciudadano vota en el referéndum griego en un colegio de Atenas

    Un ciudadano vota en el referéndum griego en un colegio de Atenas

Una pregunta complicada

La pregunta de la consulta es la siguiente: "¿Tenemos que aceptar el proyecto de acuerdo que fue presentado por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional en el Eurogrupo del 25/06/2015, que se compone de dos partes y que constituyen su única propuesta?".

Tras esta cuestión, la papeleta aclara que las dos partes constan de un primer documento titulado "Reforms for the completion of the Current Program and Beyond" («Reformas para la finalización del programa actual y más allá") y un segundo llamado "Preliminary Debt sustainability analysis" (Análisis preliminar de la sostenibilidad de la deuda).

Para responder, los votantes tienen que marcar con una cruz la casilla del "nai" (sí, las acepto), o del "oxi" (no las acepto). Para que el resultado del referéndum sea considerado válido, las normas exigen una participación de al menos el 40% del electorado.

Consulta durante el corralito

La particularidad de este referéndum es que se celebra en medio de un corralito, pues Grecia cumple el séptimo día con los bancos cerrados y un catálogo de restricciones bancarias.

Según la viceministra de Finanzas, Nadia Valavani, es la primera votación de este tipo que se celebra bajo la imposición de un control de capitales. El último signo del declive económico de Grecia, que ha perdido un cuarto de su PIB en los últimos cinco años.

Grecia ha perdido un cuarto de su riqueza en cinco años

Los centros y las comisiones electorales son los mismos que en las elecciones generales del 25 de enero de este año, cuando ganó el izquierdista Syriza, y se usará el mismo censo electoral, incluyendo las actualizaciones introducidas hasta el 30 de abril.

Se han habilitado también centros electorales para votantes de categorías especiales como militares, policías y presos.

La campaña electoral para esta consulta concluyó la noche del viernes con dos multitudinarias concentraciones en el centro de Atenas, en que más de 40.000 personas, según la policía, mostraron su apoyo al 'sí' y al 'no'.

La expectación es total ya que en las encuestas el 'sí' y el 'no' están prácticamente empatados, con una diferencia de décimas -ambas partes rondan el 40% -y en ellas alrededor de uno de cada diez ciudadanos se declaraba indeciso.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente