Anterior Miles de personas, con Puigdemont y su Govern al frente, protestan en Barcelona contra el 155 Siguiente Rajoy cesará a Puigdemont y a todo el Govern y convocará elecciones en un plazo de seis meses Arriba Ir arriba
Horst Brandstaetter junto a uno de los famosos "clicks" de Playmobil. AFP IW

Muere Horst Brandstätter, creador y propietario de Playmobil

  • En la década de los 70 impulsó la creación de los célebres "clicks"

  • Formaba parte del negocio familiar desde 1952

|

El propietario y creador de la compañía de juguetes Playmobil, Horst Brandstätter, murió el pasado 3 de junio a los 81 años tras una vida dedicada a los juguetes para niños. Playmobil ha informado de la muerte del creador de una idea, que "revolucionó el mercado del juguete y puso una sonrisa en las caras de los niños de todo el mundo".

Brandstätter, que era conocido entre sus empleados como "HOB y vivía en la localidad bávara de Zirndorf", acudió hasta el final de su vida diariamente a la oficina. "Su compañía - geobra Brandstätter Stiftung & Co. KG, fabricante del juguete clásico Playmobil - era su pasión y su vida", dijo la empresa en un comunicado.

Brandstätter entró en el negocio familiar en 1952, a los 19 años, y se formó como moldeador. Sus dos tíos eran los que se hacían cargo de la empresa en ese momento, pero no pasó mucho tiempo hasta que se dio cuenta de que las máquinas y los métodos de trabajo estaban obsoletos.

Tenía sólo 21 años cuando se unió como accionista y empezó a promover la innovación dentro de la compañía. Conocida era también la "aversión de Brandstätter a la frase: "Nosotros siempre lo hacíamos así", según Playmobil. Tuvo ideas visionarias y coraje para la reforma, que en poco tiempo dieron un significativo éxito económico a la compañía Brandstätter.

Impulsor de los "clicks"

En 1958 la producción del "hula hoop" se convirtió en un éxito de ventas en toda Europa. Playmobil recuerda que durante la crisis del petróleo en la década de los 70, Brandstätter "solicitó a su jefe de diseño Hans Beck (1929 - 2009) desarrollar un sistema de juego nuevo, que se pudiera ampliar constantemente", y cuyo "requisito era lograr la mayor cantidad de valor de juego en una cantidad mínima de plástico".

El resultado fue una figura de 7,5 cm - un caballero, un obrero y un indio, que se introdujeron al público como "Playmobil" en la feria del juguete de 1974. Con la ayuda de Playmobil, la compañía de Brandstätter - de la que era hasta ahora el único dueño - se convirtió en el mayor fabricante de juguetes de Alemania.

Las ventas mundiales del grupo Brandstätter, que tiene 4.000 empleados, ascendieron en 2014 a 595 millones de euros. Brandstätter fue siempre ahorrativo, pero realizaba importantes inversiones en la empresa cuando era necesario y "cuando casi toda la industria del juguete trasladó su producción a economías con salarios más bajos como Asia, optó por una red de colaboración de producción en Europa", recuerda Playmobil.
La instalación más grande de la empresa se encuentra en Dietenhofen (Baviera), si bien también hay otros lugares de fabricación como Malta, República Checa y España.

"Consciente de la necesidad de seguir siendo competitivo, Brandstätter insistía en ofrecer un producto basado en la calidad y la seguridad", según Playmobil.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente