Enlaces accesibilidad

Olivier Schwartz: "Nuestro Spirou es un homenaje a todos los autores del personaje"

  • El dibujante ha presentado ‘El botones de verde caqui’ en Barcelona
  • El cómic con el que el personaje ha vuelto a España

Por
Olivier Schwartz en el Salón del Cómic de Barcelona
Olivier Schwartz en el Salón del Cómic de Barcelona JESÚS JIMÉNEZ

Una de las noticias más importantes del mundo del cómic, en este 2015, ha sido el regreso a las librerías españolas de Spirou (Dib>buks), uno de los personajes más importantes de la historieta que fue creado, en 1938, por Rob-Vel. Precisamente este martes, 21 de abril, cumplirá 77 años.

Y lo celebramos hablando con el dibujante Olivier Schwartz creador, junto al guionista Yann, de la historia con la que se ha producido ese regreso del personaje a España. Está ambientada en Bruselas, en 1942, cuando la ciudad estaba ocupada por los nazis y Spirou trabaja como botones en un hotel.

Dibujar este personaje puede ser uno de los mayores honores para cualquier dibujante, pero Olivier nos cuenta que la ocasión surgió por un fracaso: “Fue una casualidad, porque en realidad estábamos trabajando para recuperar otra serie clásica de la editorial Dupuis, pero cuando teníamos el proyecto muy avanzado, los herederos del autor cambiaron de opinión y, finalmente, no autorizaron nuestra versión”.

“Así que propusimos a la editorial que, a cambio de nuestros esfuerzos, nos dejaran hacer un álbum de Spirou y así nació El botones de verde caqui –nos comenta Olivier-.

"El uniforme es fundamental para le personaje"

Según Olivier, decidieron ambientar la historia en la Segunda Guerra Mundial porque “yo tenía ganas de hacer una historia ambientada en ese ambiente porque me encantan las historias clásicas del Capitán América y Namor, en las que se enfrentan a los nazis e incluso al mismísimo Hitler, como en la famosa portada de Jack Kirby en la que el Capitán América le daba un puñetazo”.

Lo más curioso es que han decidido recuperar el uniforme clásico (de Botones) del personaje pero cambiando el color del rojo al verde. “El uniforme nos parecía fundamental para el personaje, pero la idea de cambiarlo de color, al verde, fue de Yann, el guionista. Era una idea muy impactante y creo que ha funcionado muy bien”.

De hecho hacía tiempo que el personaje lucía muy poco su uniforme: “Para mí el uniforme es fundamental. Sin él no sería Spirou. Y también me parecía importante que recuperase su oficio de botones. Cuando eso se le quita a un personaje, creo que pierde su esencia e incluso puede llegar a dejar de ser ese personaje”.

“Por ejemplo –continúa- cuando Disney le quitó los pantalones rojos con botones a Mickey Mouse, para mí se terminó, ya no era el mismo”.

Audrey Hepburn aparece en el cómic

Olivier confiesa que los autores clásicos de la serie han sido una gran inspiración en este cómic: “Sobre todo Jijé(el creador de Fantasio) y Franquin (el artista definitivo del personaje y creador del Marsupilami), sobre todo el Franquin de los primeros álbumes. Y, por supuesto, Yves Chaland, que es un poco la síntesis de ambos”.

Precisamente, este álbum es un homenaje a todos los creadores de Spirou. Los podéis buscar en sus páginas, como si se tratara de un álbum de Dónde está Wally. Y también a grandes personajes del cómic europeo: “Como el proyecto iba a ser un número único queríamos hacer un homenaje a todos los autores de Spirou. Y si los buscáis los encontraréis a todos en sus páginas, tanto guionistas como dibujantes. Y aparte hay muchas citas a personajes y autores belgas”.

“Incluso hay un homenaje a Audrey Hepburn, que presta su físico a uno de los personajes. Es uno de los amores que compartimos Yann y yo. Además el personaje también se llama Audrey y la auténtica también se tuvo que esconder de los nazis, en Holanda, para sobrevivir a la guerra; así que el paralelismo con nuestro personaje es incuestionable”.

Más personajes femeninos

Pero Audrey no es el único personaje femenino que aparece en el cómic. También hay una oficial alemana enamorada de Spirou. “Ese personaje nos ha servido para dar un toque de modernidad al cómic. Sin ese personaje esta obra podría haberse escrito en los años 50 o 60. Pero ese carácter que tiene, ese arrojo... son muy modernos. Ni Yves Chaland podría haber escrito un personaje tan moderno”.

El álbum también destaca por el detallista dibujo de Olivier y su esmerada documentación, sobre todo al reflejar los escenarios y los coches y aviones de la época: “Nos hemos documentado muchísimo porque Franquin era tan detallista que queríamos estar a su altura. Era casi como un desafío para nosotros. Así que los aficionados a la Segunda Guerra Mundial disfrutarán reconociendo aviones, y todo tipo de vehículos, por ejemplo”.

Como curiosidad, en el cómic aparecen unos murciélagos entrenados por los alemanes para transportar bombas, una idea tan descabellada que sólo podía estar basada en hechos reales: “Sí, es totalmente cierto. Aunque no fue idea de los alemanes sino de los norteamericanos -asegura Olivier- .que intentaron amaestrar a todo tipo de animales para ver si podían convertirlos en armas, como los delfines”.

“También nos hemos inspirado en la historia de Áureo CalvoLa bestia está muerta, que era un relato sobre la II Guerra Mundial muy interesante, protagonizado por animales antropomórficos y que también sirvió de fuente de inspiración a Spiegelman para su Maus”.

Tras el éxito de esta primera aventura, Olivier y Yann han realizado una secuela, que continúa la historia y “está situada en 1946, después de la Segunda Guerra Mundial, con Spirou y Fantasio libres de la ocupación nazi. Spirou vuelve a trabajar como botones en el hotel donde sus jefes lo maltratan bastante”.

Noticias

anterior siguiente