Enlaces accesibilidad

'Àrsene Schrauwen', un cómic que transmite sensaciones

  • El belga Olivier Schrauwen narra un pasaje íntimo de la vida de su abuelo
  • Un autor experto en convertir la imagen en lenguaje

Por
Fragmento de una ilustración de 'Àrsene Schrauwen'
Fragmento de una ilustración de 'Àrsene Schrauwen' Fulgencio Pimentel

La editorial riojana Fulgencio Pimentel ha publicado de manera "prácticamente inédita" en el mundo Àrsene Schrauwen, la obra más personal del autor belga Olivier Schrauwen en la que narra un pasaje íntimo de la vida de su abuelo.

"En el caso concreto de 'Arsène', las primeras entregas fueron cuadernillos grapados de los que el propio autor había distribuido unas pocas docenas. Estábamos ante una obra prácticamente inédita internacionalmente. Está muy bien ser la primera editorial que la transforma en un libro con su ISBN y su distribución comercial", ha contado César Sánchez, editor de Fulgencio Pimentel.

En esta ocasión, según Sánchez, Ársene Schrauwen también es una obra que supone un "cambio inesperado" en los trabajos del autor hacia "lo literario", por los tintes de "crónica familiar" que tienen las viñetas, que narran la odisea de su abuelo en las postrimerías del imperio colonial belga y cómo éste emigra a "la colonia" en busca de una vida mejor.

Un tema universal

"No sólo es un tema universal, sino que produce en el lector una sensación de familiaridad que facilita la identificación y la inmersión en el relato. En ese sentido, Olivier aprovecha su destreza para convertir un relato que nos es familiar en algo especial y presentarlo como si fuera nuevo", ha agregado.

Además, Ársene Schrauwen sorprende por cómo el autor utiliza viñetas en rojo y azul para describir los estados de ánimo del protagonista o, simplemente, remarcar si en esa viñeta el personaje tiene frío o calor.

"El cómic es un medio eminentemente gráfico y, en el caso de Olivier, siempre se percibe un gran interés en convertir la imagen en lenguaje. Toda su producción se puede percibir como una carrera en busca de este objetivo, que las imágenes, incluyendo su trazo, color y composición, comuniquen al lector tanto información como sensación", ha concretado.

Por eso y por el afán de la editorial por hacer "libros bonitos", esta obra, de tan sólo 56 páginas, ha tenido un trabajo de edición "tan intenso" como en otros cómics que han editado de "más de 200 páginas".

Olivier Schrauwen es uno de los autores europeos más innovadores e importantes de los últimos años, como lo demuestra el hecho de que todas sus obras anteriores han sido nominadas a los premios de Angoulême. Y su último trabajo,El hombre que se dejó crecer la barba (Fulgencio Pimentel), también fue candidato al Premio a la Mejor Obra Extranjera publicada en España en el Salón del cómic de Barcelona de 2013.

Noticias

anterior siguiente