Enlaces accesibilidad

El cometa de la misión Rosetta podría flotar en el agua

  • El cometa 67P tiene entre un 70% y un 80% de porosidad
  • Es una conclusión obtenida de datos la sonda Philae, que está posada en él
  • 67P tiene una estructura de capas moldeada por la erosión y el sol

Por
Montaje de cuatro imágenes tomadas por la NAVCAM de Rosetta a una distancia de 31,3 kilómetros del núcleo del cometa.
Montaje de cuatro imágenes tomadas por la NAVCAM de Rosetta a una distancia de 31,3 kilómetros del núcleo del cometa 67P. ESA/Rosetta/NAVCAM - CC BY-SA IGO 3.0

El cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, objeto de estudio de la misión Rosetta de la Agencia Espacial Europea (ESA), tiene entre un 70% y un 80% de porosidad, por lo que podría flotar en el agua.

Así lo han revelado datos obtenidos a través de la sonda Philae, que se encuentra posada en la superficie del cometa, según ha asegurado este miércoles en Madrid el director del Instituto de Física de la Universidad de Berna, Willy Benz.

Los resultados preliminares remitidos por la sonda orbitadora Rosetta estiman que este cometa es un objeto con una estructura “de capas“, moldeado por la erosión, la luz solar y diversas colisiones de baja velocidad en el inicio de su formación en el cinturón de Kuiper.

El posible origen del agua en la Tierra

El astrofísico ha indicado que estos resultados no respaldan la hipótesis de que el agua de la Tierra puede proceder de los asteroides.

Aún así, ha matizado que los científicos siguen considerando que es “la fuente más probable” para la existencia del líquido elemento en nuestro planeta.

El astrofísico suizo espera que la sonda proporcione, entre otros datos, información sobre la relación del movimiento de los planetas con el gas presente durante los últimos 1.000 millones de años en nuestro Sistema Solar, a través del análisis de estudio de su cola de gas y polvo.

Benz se encuentra en España para participar, junto con otros especialistas en un ciclo de conferencias sobre “La ciencia del cosmos” organizado por la Fundación BBVA.

Rosetta se aleja del cometa

Por otra parte, la sonda Rosetta, que está orbitando el cometa 67P, ha proporcionado nuevas imágenes de una nueva aproximación al cometa el pasado 28 de marzo, cuando se situó a 14 kilómetros. 

La sonda, que tuvo algunos problemas de navegación, se ubicó a 400 kilómetros del cometa para luego volver a acercarse con éxito el pasado miércoles 1 de abril, a una distancia de unos 385 km. De esta maniobra se han obtenido nuevas fotografías a través del instrumento NavCam de la sonda.

En la nueva imagen se observa el núcleo del cometa y una vista "espectacular" de su actividad, con flujos de material difuso.

Noticias

anterior siguiente