Enlaces accesibilidad

Matar al jefe para llegar a los Goya, un asunto 'Absolutamente personal'

  • El cortometraje Absolutamente personal, preseleccionado para los Goya
  • El corto se ha rodado íntegramente en las instalaciones de Torrespaña
  • La cinta obtuvo el premio del público en el Festival Ibérico de Badajoz

Por
"Absolutamente personal", un cortometraje de Julián Merino

TÍTULO: Absolutamente personal
AÑO: 2014
DURACIÓN: 14'03''
PAÍS: España
GÉNERO: Drama
DIRECTOR/GUIONISTA: Julián Merino
ACTORES: Fernando Guillén Cuervo, Athenea Mata
DIRECTOR DE PRODUCCIÓN: Jorge Rojo

"Lo que sucede en el ámbito laboral afecta a tu vida completamente y es muy personal". Este aserto está en el principio de grandes satisfacciones y también en el de insufribles tormentos, como sugiere el anecdotario popular. También es el punto de partida para el título de una historia, cuenta a RTVE.es Julián Merino, director del cortometraje Absolutamente personal preseleccionado por la Academia de Cine para competir en la edición 2015 de los Premios Goya, y realizado con la colaboración de RTVE.

Sentados frente a frente, un jefe prepotente (Fernando Guillén Cuervo) y una empleada acosada (Athenea Mata) protagonizan una tensa conversación que deriva en consecuencias imprevistas. Pero la acción es una tormenta subterránea que se desarrolla en silencio. En silencio total, literalmente, y el sentido de la palabra "literal" es absoluto pues la fórmula narrativa empleada por Merino es exactamente eso: un intercambio de mensajes de texto entre los protagonistas que el autor resuelve imaginativamente con una postproducción en pantalla.

El planteamiento "fue automático", rememora el director mientras nos relata el origen del proyecto. "Un día, charlando con Santos López, productor de informativos en TVE, me comentó que había encontrado en un viejo archivo copias de antiguas notas internas de un conocido directivo de la casa a su secretaria. El superior pregunta a su subordinada a través de una nota mecanografiada con copia interna 'por qué llega tarde', y ella le responde 'que ha tenido el periodo'". Y el paralelismo en el absurdo estaba servido pues físicamente trabajaban el uno a la vista del otro.

El texto es personaje

Esto sucedía en la primavera de 2012, y el "podemos hacer una historia de esto" se convirtió en un guión "escrito esa misma tarde, hasta el final". Un texto que cayó en manos del productor Jorge Rojo, "quien no me dijo nada al respecto", pero que unos meses después "me sorprendió tendiéndome un teléfono móvil. Al otro lado estaba Fernando Guillén Cuervo dispuesto a protagonizar el corto".

En Absolutamente personal hay tres protagonistas. Dos son los humanos que hemos mencionado y el tercero y principal es uno inmaterial, el texto. Mensajes de texto usados como un elemento narrativo y protagonista a la vez que se articulan con personajes reales en un ejercicio de sintaxis audiovisual que no ha sido fácil.

"La idea original fue presentarlos en una pantalla y que se viera de escorzo", explica Julián, y añade que "la serie de Sherlock Homes nos inspiró para adoptar la idea definitiva de mensajes sobreimpresos". En este sentido, reconoce la labor de montaje y postproducción de Javier Díaz. 

Reto narrativo y justicia poética

"La construcción de los diálogos implicó trasladar a la pantalla el juego de recuadros sobreimpresos combinado con la gestualidad de los actores. Cada recuadro tiene su propio tratamiento para lograr fluidez narrativa visual", puntualiza Merino, y detalla que "hubo que controlar el feedback entre gestos y texto para mantener el dinamismo".

Una tensión narrativa que el autor mantiene, invocando la indignación ante el hombre que aplasta al hombre sin motivos. "El corto es una crítica contra la mala gente, que usa la ley y amparándose en ella puede arruinarte la vida", confiesa el responsable, y hace hincapié en la paradója terrible de que "el poder de un mando intermedio tenga tanta trascendencia sobre la vida personal de las personas". 

Desarreglo que en la vida real perdura pero en la ficción del corto la protagonista soluciona con "una violencia con la que no podemos estar de acuerdo pero que es un desahogo para el espectador", argumenta Merino.

2 días de rodaje, 1 año de montaje y 1.300 euros

Dos días maratonianos de rodaje con "la autorización de la dirección de RTVE para rodar en Torrespaña", un minucioso año de montaje y un presupuesto de 1.300 euros llevaron al preestreno de Absolutamente personal en Cortópolis en 2013 y al estreno oficial en el Festival de Medina del Campo. "Una vez estrenado fuimos encadenando festivales", prosigue el realizador.

Más de 50 certámenes y entre ellos el Festival Ibérico de Badajoz en el que obtuvieron el premio del público, galardón que les dió el pase "a la preselección de los Goya".

El corto se ha paseado además por varios festivales latinoamericanos (Colombia, Perú, Argentina, Nicaragua, Ecuador, el Videofest de Méjico, entre otros), Italia, Kosovo y la India, país que "cuenta con una potente industria del cine".

Julián Merino trabaja actualmente en TVE, donde es realizador en el programa Informe Semanal desde 2012. Su trayectoria parte de un abanico de intereses amplio, "empecé estudiando ingeniería", comenta. Tras pasar por el periodismo, inicia estudios de arte dramático con ángel Gutiérrez y toma contacto con la imagen durante la intervención como actor en un corto rodado en el Instituto de formación de RTVE, donde iniciará posteriormente su formación audiovisual.

Noticias

anterior siguiente