Anterior Al menos 16 soldados afganos muertos por error en un ataque del Ejército americano Siguiente El cine iberoamericano celebra su cuarta fiesta en Madrid con la mira puesta en potenciar la industria Arriba Ir arriba
 La sonda Rosetta, hace 10 años, en las instalaciones de la ESA.
La sonda Rosetta, hace 10 años, en las instalaciones de la ESA. ESA

La misión Rosetta continúa con el laboratorio espacial que va a estudiar de cerca al cometa 67P

  • Tras la desactivación de la sonda Philae sobre el cometa, la misión sigue

  • La sonda Rosetta continúa orbitando el cometa, ahora a 30 kilómetros

  • Rosetta analizará el polvo que desprenda el cometa y hará fotos

|

La parte científica de la misión Rosetta de la Agencia Espacial Europea continúa. Será así a pesar de que la sonda Philae, que se encuentra hibernando sobre el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko después de haberse quedado sin combustible y sin recibir luz solar

Antes de quedarse inactiva tras 57 horas de operaciones, Philae consiguió enviar a la Tierra los datos de las mediciones del cometa que recabó con cinco de sus diez instrumentos, según ha informado la ESA, cuyos resultados se conocerán una vez los científicos implicados en la misión hayan trabajado en ellos. 

Aunque estaba previsto que Philae y Rosetta hicieran observaciones combinadas mientras durara la sonda aterrizadora, ahora la sonda orbitadora continuará sola la misión. 

Rosetta continúa activa y orbitando el cometa. Ahora se encuentra a unos 30 kilómetros de distancia y hasta principios de diciembre se irá acercando al 67P, hasta situarse a 20 kilómetros.

Trayectora de Rosetta entre noviembre y diciembre de 2014.
Maniobras y órbita en la que estará Rosetta desde ahora hasta diciembre. Imagen: ESA

La ciencia de Rosetta

Como ha explicado a RTVE.es el ingeniero de Operaciones Científicas de la ESA en Madrid, Juan José García, Rosetta observará cómo va evolucionando el cometa hasta que alcance el perihelio del Sol, en agosto de 2015. 

"A medida que el cometa se va acercando al Sol, como está formado por piedras y hielo, este último empezará a sublimar y se desprenderán granos", además de crecer con el gas y el vapor, ha indicado.

Ilustración de la sonda Rosetta de la ESA
Ilustración de la sonda Rosetta de la ESA, con paneles que miden 32 metros. Imagen: ESA/ATG medialab

García, que es uno de los miembros de la misión que planifica y coordina el uso de los instrumentos científicos de las sondas -el centro de la ESA en Madrid es el responsable-, ha contado que Rosetta es un laboratorio que lleva instrumentos con pequeños microscopios, por ejemplo: "Es una maravilla construida hace diez años".

"Con una tecnología de hace casi 20 años estamos haciendo historia, porque se ofrece a los científicos la posibilidad de hacer observaciones y experimentos", ha señalado.

Rosetta analizará el polvo que salga despedido del cometa

Por ejemplo, a medida que el cometa vaya soltando partículas de polvo, Rosetta analizará a qué velocidad se desplazan y su composición química. Otros instrumentos mirarán el campo magnético que hay alrededor del cometa, si lo hay.

El ingeniero de la ESA comentó que la sonda orbitadora "seguramente se retirará a 100 km para estar en un sitio seguro y evitar en lo posible impacto de piedras en sus paneles solares de 32 metros".

La ESA intentará que no impacten piedras en los paneles solares de la sonda

La duración de la misión está marcada, por tanto, por la actividad del cometa y por el combustibe que le quede para hacer maniobras. Cuando fue lanzada, en 2004, la sonda pesaba casi tres toneladas, siendo más de la mitad combustible, el cual se ha ido consumiendo a pesar de que ha estado dos años y medio en hibernación para ahorrar energía.

Philae: lo que podría ser

Según han revelado distintos responsables de la ESA, existe una posibilidad de que Philae pudiera volver a funcionar. A medida que el cometa se vaya acercando al perihelio del Sol, si recibe la suficiente energía solar, podría volver a activarse solo en el hipotético caso de que el polvo y las piedras de 67P no hayan cubierto sus células solares.

En caso de activarse de nuevo, ambas sondas podrían hacer los experimentos conjuntos para los que estaban preparadas. 

Como ha señalado Eduardo Sánchez Suárez, del departamento de Exploración Robótica y Científica de la ESA, Philae es un conjunto de pequeños observatorios y está preparada para tomar muestras de polvo, hacer espectrometría ultravioleta, de infrarrojo, sacar fotos del cometa en distintas condiciones de iluminación, etc.

Asimismo, lleva instrumentos de radio para interactuar con el orbitador y "sacar conclusiones muy interesantes" del campo del cometa gracias a la interacción entre las dos naves

Los once instrumentos de la sonda Rosetta

Estos son los once instrumentos que lleva incorporados la sonda orbitadora Rosetta. Cada uno de ellos está coordinado por científicos de los países participantes (Fuente: ESA).

  • ALICE (Espectrómetro de imagen ultravioleta): analiza los gases en la coma y la cola del cometa y mide las tasas de producción de agua y monóxido y dióxido de carbono. También proporciona información sobre la composición de la superficie del núcleo.
  • CONSERT (Experimento de sondeo del núcleo del cometa por ondas radioeléctricas de transmisión): sondea el interior del cometa a través del estudio de las ondas de radio que se reflejan y dispersan por el núcleo.
  • COSIMA (Analizador de la masas de iones secundarios): analiza las características de los granos de polvo emitidos por el cometa, incluyendo su composición. Determina si son orgánicos o inorgánicos.
  • GIADA (Analizador del impacto de granos y acumulador de polvo): mide el número, masa, momento y velocidad de distribución de los granos de polvo que proceden del núcleo del cometa y de otras fuentes.
  • MIDAS (Sistema de Análisis de Polvo por microimagénes): estudia el entorno de polvo que rodea los asteroides y cometas. Proporciona información sobre las partículas, como su tamaño, volumen y forma.
  • MIRO (Instrumento de microondas para el Orbitador Rosetta): se utiliza para determinar la abundancia de los principales gases, la tasa de desgasificación de la superficie y la temperatura del subsuelo del núcleo.
  • OSIRIS (Sistema remoto de imágenes ópticas, espectrópicas y de infrarrojos): tiene una cámara de gran angular y una cámara de ángulo estrecho que puede obtener imágenes de alta resolución del núcleo del cometa.
  • Rosina (Espectrómetro para el análisis neutro y de iones): tiene dos sensores que determinan la composición de la atmósfera y la ionosfera del cometa, la velocidad de las partículas de gas electrificadas y las reacciones en las que intervienen. También investigar la posible desgasificación asteroide.
  • RPC (Consorcio de plasma Rosetta): cinco sensores miden las propiedades físicas del núcleo, examinan la estructura de la coma interior, vigilan la actividad y estudian la interacción del cometa con el viento solar.
  • RSI (Investigación de ciencia de radio): los cambios de frecuencia en las señales de radio de la sonda se usan para medir la masa y la gravedad del núcleo del cometa para deducir su densidad y estructura interna, definir la órbita y estudiar su coma interior. 
  • VIRTIS (Espectrómetro de imagen de infrarrojo térmica y visible): mapea y estudia la naturaleza y la temperatura de los sólidos en la superficie del núcleo. También identifica los gases del cometa, caracteriza las condiciones físicas de la coma y ha ayudado a identificar los mejores lugares para el aterrizaje.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente