Enlaces accesibilidad

Juan Cotino presenta su renuncia como presidente de las Cortes Valencianas

  • Tras 23 años de cargos, también abandona su escaño de diputado autonómico
  • Cotino ya había anunciado en junio que iba a dejar la política
  • Pedían su dimisión por la visita del papa y las conversaciones del caso Brugal

Por
El presidente de Les Corts Valencianes, Juan Cotino, tras la reunión de la mesa de Les Corts en la que ha anunciado su renuncia al cargo.
El presidente de Les Corts Valencianes, Juan Cotino, tras la reunión de la mesa de Les Corts en la que ha anunciado su renuncia al cargo. EFE EFE

El presidente de las Cortes Valencianas, Juan Cotino, ha presentado este lunes su renuncia oficial al cargo y a su escaño de diputado autonómico que ha comunicado a la Mesa, a través de un escrito donde también reconoce que pudo adoptar "decisiones equivocadas".

Uno de los letrados de la Cámara, en su nombre, ha presentado el escrito por registro oficial a las 12:07 horas. En el texto, escrito en valenciano, también anuncia que seguirá "ayudando y colaborando" en favor de sus ideas.

"Hace 40 años llegué a la política para defender unos ideales y tomé la firma decisión de trabajar por el bien común de la sociedad", señala en su misiva, en la que añade: "Ahora, en una decisión que tomé hace tiempo, creo que ha llegado el momento de volver a trabajar en el campo antes de cumplir mi edad de jubilación".

A lo largo de más de dos décadas de trabajo en la administración pública, Cotino ha ocupado los cargos de concejal, director general de la Policía, delegado del Gobierno, conseller y vicepresidente del Gobierno valenciano.

No obstante, asegura que siempre seguirá "ayudando y colaborando por aquellas ideas" en las que crea y que le movieron en su momento a dedicar parte de su vida a la política.

La oposición reclamaba su dimisión

La oposición llevaba tiempo pidiendo a Cotino que dimitiera por varias cuestiones, como las adjudicaciones de la Generalitat a la empresa de su familia, Sedesa, por 830 millones de euros en una década, y su papel en la organización de la visita del papa a Valencia en 2006, en la que estuvo implicada la trama Gürtel.

También se han denunciado irregularidades en las empresas públicas Emarsa y Vaersa en la época en que ocupó responsabilidades en esa materia, y víctimas del accidente de metro de Valencia de 2006, en el que fallecieron 43 personas y resultaron heridas 47, le acusaron de haberles ofrecido trabajo a cambio de que no denunciaran.

El pasado mes de enero declaró como testigo ante la Audiencia Nacional por supuestos pagos en negro al PP, y en los últimos meses se han publicado conversaciones telefónicas de su sobrino Vicente Cotino con el empresario Enrique Ortiz, en las que se le cita como supuesto conseguidor de negocios para empresas de su familia.

A este respecto, han sido notables sus ausencias del pleno en los puntos en los que la oposición proponía para debate asuntos relacionados con estas causas.

Reconoce que pudo haber "decisiones equivocadas"

En su escrito de despedida, después de reconocer que puede haber adoptado "decisiones equivocadas" en su carrera política, e incluso "ofender" a algunos de sus colaboradores, Cotino pide "perdón de todo corazón" y reitera, finalmente, su agradecimiento a las miles de personas que han hecho posible que pudiera "trabajar por el bien de la sociedad".

Cotino anunció el pasado 30 de junio su voluntad política de dejar paso a otros cuando le llegara la edad de jubilación (cumplirá los 65 años el próximo 26 de enero) y que, por ello, presentaría la dimisión "el día y la hora" que tenía previsto "desde hace mucho tiempo".

Hizo aquellas declaraciones después de que se publicaran conversaciones telefónicas en las que se le involucraba en el caso Brugal, sobre supuestas ilegalidades en el Plan General de Ordenación Urbana de Alicante y la adjudicación de obras a empresas relacionadas con su familia.

En ese momento, Cotino defendió que no está imputado y reivindicó que en sus 23 años de trayectoria pública "nunca" ha "favorecido a ninguna empresa de ningún tipo". También aseguró que no había pensado dimitir tras esas informaciones.

El secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, ha advertido de que "Cotino ha sido el vértice de gran parte de la política del PP de estos 20 años" y, por tanto, su dimisión es "una enmienda a la totalidad a todo lo que ha hecho el PP en esta Comunitat".

Por su parte, la coordinadora de EUPV y síndica del grupo en las Cortes valencianas, Marga Sanz, ha asegurado que la dimisión "llega muy tarde" y ha considerado que Cotino ha ganado el "pulso" al jefe del Consell, Alberto Fabra, porque "se va como quiere y cuando quiere".

Noticias

anterior siguiente