Enlaces accesibilidad

La CE considera el problema de España que no aceptaba la tarjeta sanitaria europea

  • La CE cierra el expediiente abierto en mayo de 2013
  • Se abrió al recibir denuncias de hospitales públicos de zonas turísticas
  • La tarjeta da derecho a recibir la misma atención que los nacionales

Por

La Comisión Europea (CE) tiene previsto cerrar "en fechas próximas" el procedimiento de infracción contra España por la negativa a reconocer la Tarjeta Sanitaria Europea en algunos hospitales públicos, informó este martes el portavoz comunitario de Empleo y Asuntos Sociales, Jonathan Todd.

"Como resultado de nuestra intervención, las autoridades españolas han cambiado el sistema", por lo que el Ejecutivo comunitario "podrá cerrar el procedimiento muy pronto, porque ya se ha resuelto el problema", dijo Todd en la rueda de prensa diaria de la institución.

Bruselas decidió actuar contra España en mayo de 2013, tras recibir denuncias de la existencia de hospitales públicos españoles que supuestamente cobraban a los ciudadanos comunitarios por servicios que habitualmente son gratuitos. El problema, según Bruselas, se concentraba en zonas turísticas.

La normativa europea establece que los visitantes temporales de otros Estados miembros que tengan la tarjeta sanitaria europea deben recibir asistencia sanitaria urgente "en las mismas condiciones" que los ciudadanos nacionales, dentro de la sanidad pública.

Denuncias contra hospitales públicos

Sin embargo, Bruselas recabó un creciente número de denuncias contra hospitales públicos de España que supuestamente se negaban a atender a ciudadanos con su tarjeta sanitaria europea y en su lugar solicitaban un seguro de viaje y los datos de la tarjeta de crédito.

Cuando abrió el procedimiento contra España, la CE dijo también que en algunos casos los centros sanitarios habían informado erróneamente a los ciudadanos de que su tarjeta sanitaria europea no era válida si tenían seguro de viaje o les había hecho creer que se les atendía de forma gratuita, pero luego le habían facturado el tratamiento a su compañía de seguros.

La CE consideró que esa manera de actuar implicaba que los titulares de la tarjeta sanitaria europea se veían privados de una asistencia sanitaria pública en las mismas condiciones que los ciudadanos españoles.

La Tarjeta Sanitaria Europea

La Tarjeta Sanitaria Europea ofrece, según las normas comunitarias, derecho a recibir atención de urgencia durante los viajes a cualquier país de la UE (además de Suiza, Liechtenstein, Noruega e Islandia) en las mismas condiciones y costes que los nacionales.

La CE informó este martes de que cerca de 200 millones de europeos eran titulares de la tarjeta sanitaria en 2013, ocho millones más que en el año anterior.

El portavoz recordó que la tarjeta es gratuita, pese a lo cual algunos individuos "sin escrúpulos" han llevado a cobrar por emitirla, y recordó a los ciudadanos que deben dirigirse a los proveedores nacionales del seguro de enfermedad para obtenerla gratuitamente.

Asimismo, la CE recordó que existe una aplicación para teléfonos móviles que explica cómo acceder a la asistencia sanitaria en otros Estados miembros a través de la tarjeta sanitaria europea, y los procedimientos para que al titular le sean reembolsados los gastos cuando vuelva a su país.

Contiene información general, incluidos los números de teléfono de emergencias, los tratamientos cubiertos y sus costes, además de información sobre la solicitud de reembolso y con quién contactar en caso de extraviarla.

La aplicación está disponible para tres sistemas operativos (iOS, Android y Windows 7 para móviles), y en 24 idiomas.

Noticias

anterior siguiente