Enlaces accesibilidad

Túnez confirma la muerte del supuesto asesino del opositor Chukri Bel Aid

  • Ha muerto durante una operación policial
  • Tambien han fallecido otros seis hombres armados
  • El asesinato de Bel Aid generó una gran crisis política en Túnez

Por
Agentes de la Policía de Túnez durante la operación en el barrio de Raoued de Túnez AFP AFP PHOTO / FETHI BELAID

El ministro de Interior tunecino, Lutfi Ben Yedu, ha confirmado este martes la muerte de Kamel Gadgadi, el supuesto asesino del líder de izquierdas Chukri Bel Aid, cuyo fallecimiento en febrero del año pasado desató una profunda crisis política en el país. La muerte de Gadgadi se ha producido en un enfrentamiento entre un grupo de hombres armados y fuerzas de seguridad tunecinas en el que también han perdido la vida un agente de la Guardia Nacional, identificado como Atef Yabri, y otros seis supuestos terroristas.

En el tiroteo, que según Ben Yedu se prolongó durante 20 horas, también han resultado heridos otros dos guardias nacionales. Tras el anuncio de Ben Yedu, llevado a cabo en la sede del Ministerio de Interior, se ha mostrado un vídeo en el que aparecía el cadáver de Gadgadi, que llevaba adosado al cuerpo un cinturón de explosivos.

Según varios medios nacionales, entre los fallecidos también se encuentran Aladín Ben Abdelwahab, alias "Abu Hayder", y Ali Mustafá Ben Saad Kalaim, a quienes las autoridades consideran responsables de la muerte de ocho miembros de la Guardia Nacional en un ataque el pasado agosto en la provincia de Kaserín. Sin embargo, el ministro no confirmó ni desmintió esta información.

Los enfrentamientos, que estallaron en la tarde de este lunes, se prolongaron durante toda la mañana de este martes en torno a una casa del barrio de Rawed y, según la televisión tunecina, han finalizado en torno a las 14.00 horas, en horario peninsular español.

Aumento de las operaciones policiales

El portavoz del Ministerio de Interior, Mohamed Ali Larwi, había informado con anterioridad de que la Policía había recogido muestras de ADN de las víctimas para facilitar su identificación. El Gobierno del nuevo primer ministro Mehdi Yuma, que recibió el voto de confianza del Parlamento la semana pasada, ha multiplicado las operaciones policiales y militares para intentar mejorar la situación de seguridad en el país.

El asesinato del opositor anti islamista Chokri Belaid sumió a Túnez en una crisis política sin precedentes desde la revolución de 2011, que precipitó la dimisión del primer ministro, Hamadi Jebali. La muerte del principal sospechoso de su muerte se produce dos días antes del primer aniversario del asesinato del político opositor, que en su momento desató una oleada de protestas en todo el país que forzó la dimisión del Gobierno del entonces primer ministro, Hamadi Yabali.

Las autoridades consideraban asimismo a Gadgadi responsable de la muerte del diputado Mohamed al Brahmi, asesinado a tiros el 25 de julio pasado. Tras la muerte de Al Brahmi, Ben Yedu anunció que éste y Bel Aid habían sido asesinados con la misma arma.

Noticias

anterior siguiente