Enlaces accesibilidad

Amnistía denuncia torturas y ejecuciones en cárceles secretas de los islamistas sirios

  • La ONG acusa al Estado Islámico de Irak y el Levante de implantar la tiranía
  • Insta a los países del Golfo a dejar de ayudar a estos grupos armados rebeldes

Por
Rebeldes sirios abren fuego en el distrito de Saladino, en Alepo, en una imagen de octubre de 2013
Rebeldes sirios abren fuego en el distrito de Saladino, en Alepo, en una imagen de octubre de 2013. AFP AFP PHOTO KARAM AL-MASRI

Amnistía Internacional (AI) ha publicado un informe en el que denuncia frecuentes torturas y ejecuciones en las prisiones secretas que dirige el Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL), grupo armado que controla grandes zonas del norte de Siria.

El EIIL, que dice aplicar de forma estricta la ley islámica (sharia) donde ha desplazado a las fuerzas del Gobierno y a los otros grupos rebeldes, “viola implacablemente los derechos de los residentes locales”, según Amnistía Internacional.

En el documento de 18 páginas, Amnistía identifica siete centros de detención que el EIIL utiliza en la gobernación de Raqqa y en Alepo, la gran ciudad del norte del país y uno de los principales frentes de batalla en la guerra que desangra Siria desde hace dos años y medio.

“Entre las personas secuestradas y detenidas por el EIIL hay niños de tan sólo ocho años que están recluidos junto con adultos en las mismas condiciones crueles e inhumanas”, ha declarado Philip Luther, director regional de la ONG pro derechos humanos.

El documento explica que algunos de los detenidos por el EIIL son presuntos autores de robos u otros delitos; otros están acusados de supuestos delitos contra el islam, como fumar cigarrillos o tener relaciones sexuales extramatrimoniales; y también hay presos solo por pertenecer a otros grupos.

"Régimen tiránico"

Entre los testimonios más “terribles”, Amnistía recoge la historia de un padre que tuvo que soportar los gritos de dolor de su hijo, al que los captores del EIIL torturaban en una habitación próxima. También se recogen relatos de torturas y otros castigos como latigazos, incluidos a menores. “La flagelación en sí, no digamos a menores, es cruel e inhumana”, señala la organización.

El informe también destaca el caso de la prisión de Sadd al Baath en Al Mansura (Raqqa), donde el juez del tribunal de la ley islámica, “que comparecía invariablemente llevando un cinturón de explosivos, ha instituido un reinado de terror para los detenidos”.

“Después de ser durante años víctimas de la brutalidad del régimen de Al Assad, los habitantes de Raqqa y de Alepo sufren ahora bajo una nueva forma de tiranía impuesta por el EIIL, en la que la detención arbitraria, la tortura y las ejecuciones se han convertido en norma”, ha declarado Luther.

El EIIL es una escisión del Frente al Nusra, un grupo vinculado a Al Qaeda, al que se considera más independiente de esta gran red del terrorismo islámico. Fuentes de inteligencia de Estados Unidos sostienen que cuenta con entre 3.000 y 5.000 combatientes, algo menos que el otro gran grupo islamista en Siria.

La frontera turca

AI, que ha acusado de crímenes de guerra a los diferentes bandos de este conflicto, pide en esta ocasión que adopte medidas concretas para bloquear el suministro de armas a estos rebeldes, y se dirige en concreto a los Estados del Golfo que les apoyan, así como a Turquía, desde donde se supone que se aprovisionan.

En el mismo comunicado, AI reitera asimismo su llamamiento al gobierno sirio para que permita el acceso sin trabas a Siria de la comisión de investigación internacional y a que ponga fin a sus violaciones de derechos humanos, incluido el uso de la tortura en sus propios centros de detención.

Este informe se difunde tras días de nuevos bombardeos del régimen para intentar recuperar Alepo. Según la ONG Médicos sin Fronteras (MSF), en esos bombardeos tachados como indiscriminados se han registrado más de un millar de heridos y muertos, incluidos cientos de niños.

MSF también ha denunciado que la comunidad internacional ha abandonado sus esfuerzos para hacer entrar ayuda humanitaria esencial a las zonas de Siria controladas por las fuerzas rebeldes, "cediendo así al chantaje del gobierno". Resulta que estos suministros también llegan fundamentalmente a través de la frontera tuca.

No obstante, la Unión Europea y la ONU han reclamado este miércoles un alto el fuego humanitario en Siria. El viernes está previsto una reunión entre el enviado especial de la ONU para Siria y representantes de Estados Unidos y Rusia para preparar la conferencia de paz convocada para enero en Suiza.

Liberación de los periodistas

El portavoz de las familias de los periodistas españoles Javier Espinosa y Ricardo G. Vilanova explicó la semana pasada que ambos se encuentran secuestrados desde septiembre por miembros del EIIL. Por su parte, según su propio periódico, el reportero Marc Marginedas se encuentra también secuestrado en Siria desde ese mismo mes en manos de un grupo próximo a Al Qaeda.

Amnistía exige su libertad inmediata e incondicional así como la de otros periodistas o civiles que se encuentren secuestrados o detenidos por cualquier grupo armado por el ejercicio pacífico de su derecho a la libertad de expresión o de otros derechos humanos.

En mayo pasado, la organización denunció en su informe Matar al mensajero que estas acciones constituyen crímenes de guerra.

Noticias

anterior siguiente