Enlaces accesibilidad

Premios Oscar 2014: Nominadas a mejor película

'Capitán Phillips', el angustioso secuestro de Tom Hanks por piratas somalíes

  • La película, dirigida por Paul Greengrass, tiene seis nominaciones al Oscar
  • Está basada en la historia real del secuestro del carguero Maersk Alabama
  • Magistral Tom Hanks junto a unos sorprendentes actores debutantes
  • RTVE.es te adelanta una de las secuencias más emocionantes de la película

Por

Tom Hanks, secuestrado por piratas somalíes en la película 'Capitán Phillips'

FICHA TÉCNICA

Título original: Captain Phillips
Año: 2013
Duración: 134 min.
País: Estados Unidos
Director: Paul Greengrass
Guion: Billy Ray, basado en el libro de Richard Phillips y Stephan Talty
Reparto: Tom Hanks, Mahat M. Ali, Barkhad Abdi, Barkhad Abdirahman, Faysal Ahmed, Michael Chernus, Catherine Keener, David Warshofsky, Corey Johnson, Chris Mulkey, Yul Vazquez, Max Martini, Omar Berdouni, Mohamed Ali
Productora: Michael De Luca Productions / Scott Rudin Productions / Trigger Street Productions

El 8 de abril de 2009, el buque mercante Maersk Alabama, con bandera estadounidense, era secuestrado en el Índico a unas 400 millas de Mogadiscio. Tras una serie de negociaciones y forcejeos con los piratas somalíes que los habían capturado, el buque es liberado, pero su capitán, Richard Phillips, es retenido. Cuatro días después, el capitán Phillips era liberado por tropas estadounidenses.

El Marsk Alabama era el primer barco estadounidense secuestrado en 200 años, y estaba claro que Hollywood, más temprano que tarde, iba a contar la historia de Richard Phillips. Con Tom Hanks (dos veces ganador del Oscar por Philadelphia y Forrest Gump) dando vida al heroico capitán y con Paul Greengrass, el maestro de la ficción documental (United 93, Bloody Sunday, El ultimátum de Bourne) en la dirección, Capitán Phillips tiene seis nominaciones a los Premios Oscar, incluida la de mejor película y la de mejor actor secundario, aunque se echa en falta la nominación para el protagonista.

Maestro de la ficción documental

Greengrass vuelve a poner en marcha este thriller su estilo documental, el 'docudrama', influenciado por maestros como Costa-Gavras y, sobre todo, Gillo Pontecorvo (La batalla de Argel, 1966), con una intensa investigación previa sobre el tema a tratar, al igual que hizo para otros títulos suyos como United 93 (sobre el vuelo secuestrado el 11-S que no llegó a su destino) Bloody Sunday (sobre una masacre del Ejército británico en Irlanda del Norte).

Así, aunque el film está basado en el libro del capitán Richard Phillips junto a Stephan Talty A Captain’s Duty: Somali Pirates, Navy SEALs and Dangerous Days at Sea, en el guion de Bill Ray se incluye también el punto de vista de los piratas somalíes, para dar una mayor perspectiva a la historia y bucear en los problemas de la piratería, para mostrar que se trata de organizaciones altamente jerarquizadas en las que, al final, los piratas son el último eslabón de una poderosa cadena.

"La piratería es un crimen, y la película no busca justificarla, pero creo que la gente tendrá compasión de Muse. (...) Claro que es un criminal, pero también es una persona en un aprieto", explica el actor Barkhad Abdi, de origen somalí, que interpreta a Muse, el líder de los piratas captores. Un actor novato que debuta de manera sorprendente en esta cinta, que aguanta el tipo sin pestañear a un magistral Tom Hanks.

Rodaje en alta mar

Inmerso en este estilo documental realista que busca la "veracidad", el 75% de Capitán Phillips se rodó en 60 días en mar abierto a bordo de un carguero similar al Maersk Alabama, un rodaje que Greengrass confiesa que ha sido "la experiencia más ardua de mi carrera".

El esfuerzo físico para los actores, y todo el equipo, fue extremo, rodando día tras día en alta mar, en espacios confinados y azotados por las mareas. El director contó, para ello, con la colaboración tanto de la empresa mercante Maersk, propietaria del buque secuestrado, y de la Armada estadounidense, que participó con alguno de sus buques de guerra.

La escena del rescate de Phillips por parte de la Armada fue para Greengrass "la secuencia más difícil y compleja" de su carrera, en la que se combinaron secuencias nocturnas en noche americana, al anochecer y por la noche, y sin usar gráficos por ordenador.

Con esta forma de rodar (además, muchas de las largas secuencias son con cámara al hombro y sin utilizar plataformas móviles), Peter Greengrass consigue meternos la angustia en el cuerpo, como si estuviéramos a bordo del barco con la tripulación.

Un casting sorprendente

Tampoco se usó la animación por ordenador en la escena del abordaje del Alabama, para la que los cuatro actores novatos que dan vida a los piratas somalíes (Barkhad Abdi, Barkhad Abdirahman, Faysal Ahmed y Mahat M.Ali) tuvieron que someterse a un riguroso entrenamiento para ser ellos mismos los que ejecutaron la maniobra de abordaje a bordo de un pequeño esquife y en medio de una resaca considerable.

"Paul nos dijo que no buscaba actores, quería que nos convirtiéramos en piratas. No sabía nadar y aprendí a escalar. El miedo no era una opción", cuenta Abdi, que da vida al pescador reconvertido en pirata, un personaje que, a lo largo de la película, se demuestra que está tan atrapado en el círculo de la piratería como su rehén.

Siguiendo la concienzuda forma de trabajar de Greengrass, los actores que daban vida a los piratas no se encontraron con los que interpretan a la tripulación del carguero hasta que rodaron la escena inmediatamente posterior al abordaje, en la que asaltan el puente de mando. "La verosimilitud fue incalculable. Se nos puso la piel de gallina", cuenta Hanks de la escena, que se consiguió rodar en esa primera toma.

Nacido en Mogadiscio y criado en Yemen, Barkhad  Abdi se mudó con su familia a Minneapolis (Minnesota) en 1999 con 14 años después de ganar la lotería de visas para ir a Estados Unidos. En Minneapolis, que concentra la mayor población de inmigrantes somalíes en EE.UU., se hizo el casting de Capitán Phillips para localizar a los protagonistas, todos ellos debutantes en este film. Todos ellos, además, son conocedores del problema de la piratería porque sus familias aún viven en Somalia. 

"Para un joven actor primerizo en  la piel de un papel tan complejo como el del comandante, el resultado es sorprendente. Transmite un nivel increíble de emociones y matices", comenta Tom Hanks de su compañero de reparto. Y que un actor con dos Oscar a sus espaldas lance esos piropos a un debutante es algo a tener en cuenta.

Por su parte, Hanks, que preparó a su personaje conociendo al auténtico Richard Phillips, derrocha una entrega total en su interpretación: "Todo el mundo se emocionó por su gran dedicación. (...) También quedé muy impresionado por su resistencia física. Estuvimos horas en el océano -muchas de ellas a bordo de un pequeño bote salvavidas- y Tom nunca se quejó. Siempre era el primero en decir 'estoy listo, vamos a hacerlo otra vez'", cuenta el director.

La última secuencia de la película, en la que Greengrass utiliza a un miembro de la tripulación real del buque de la Armada Truxtun para darle la réplica, nos ofrece una interpretación impactante y conmovedora de Tom Hanks, que por sí sola le tendría que haber valido su sexta nominación al Oscar.

Noticias

anterior siguiente