Enlaces accesibilidad

Liberan en México a cuatro miembros del grupo musical vasco Delorean tras un 'secuestro virtual'

Por
Delorean, "sanos y salvos' tras ser secuestrados en Mexico

Los cuatro integrantes del grupo musical vasco Delorean han sido liberados en México tras ser víctimas de un 'secuestro virtual', han informado este martes a Efe fuentes de la Policía Nacional, que ha colaborado con la mexicana en la resolución del caso.

Los músicos del grupo 'indie' originario de Zarautz (Guipúzcoa), Ekhi Lopetegui de la Granja, Guillermo Astrain, Igor Escudero Lopetegi y Unai Lazcano Muro, han sido liberados en Ciudad de México, donde la semana pasada participaron en el festival de música electrónica y cine Mutek, dentro de una gira por el continente americano.

Según las fuentes, los secuestradores actuaron contra los músicos "empujados por el dinero" al conocer que pertenecían a una banda de música famosa y extranjera. Se identificaron a sí mismos como miembros de los 'Zetas' y pidieron a los familiares un rescate desorbitado, de 300.000 euros, que después rebajaron a 100.000, según informa Javier Gutiérrez, corresponsal de TVE.

Los cuatro artistas, que, según el Gobierno mexicano, no tuvieron contacto directo con los secuestradores en ningún momento, se encuentran en perfecto estado de salud y "aparecieron sanos y salvos" en Ciudad de México a las 07.20 hora local (12.20 GMT).

Un secuestro 'virtual'

El caso de Delorean es el segundo en las últimas horas que se informa de ciudadanos españoles que son víctimas de un "secuestro virtual" en México, una modalidad de extorsión que se está extendiendo cada día más en el país.

El "virtual" o "ficticio" es un tipo de secuestro, habitual en América Latina, en que la víctima es engañada por unos falsos captores que, a través de contactos telefónicos, logran mantenerlo encerrado en un lugar bajo amenazas y extorsiones mientras piden un rescate a sus familiares.

Así son los 'secuestros virtuales' en México

En el caso del grupo vasco, los músicos fueron alertados por teléfono de que tenían que abandonar el hotel en el que se alojaban en la capital mexicana ante la existencia de un peligro para su seguridad .

Una persona que se identificó como miembro de los 'Zetas' les alertó de que se iba a cometer un tiroteo en el hotel y que, por su seguridad, dos de ellos recogiesen sus pertenencias y se marcharan inmediatamente del hotel en un taxi para alojarse en otro hotel en las cercanías.

Mientras, a los otros dos miembros del grupo, sin darles tiempo  a reaccionar, les dijeron que hicieran lo mismo en otro hotel, que sacaran dinero en efectivo, comprasen varios teléfonos móviles y los recargasen a fin de poder estar conectados entre ellos. También les instaron a que rompiesen sus teléfonos particulares para eliminar cualquier contacto con el exterior.

Un estudiado juego de amenazas por teléfono

Acto seguido, se dirigieron a un hotel en el barrio de Roma, donde les esperaban los captores. Desde ese momento, los componentes de la banda empezaron a recibir multitud de llamadas de los secuestradores, que les hicieron un gran número de preguntas de carácter personal. Fue entonces cuando los integrantes de 'Delorean' empezaron a ser conscientes de que eran víctimas de un secuestro.

Con un estudiado juego de escenarios, les hicieron creer que estaban siendo vigilados en todo momento y que sus movimientos eran controlados por el resto de los Zetas que les vigilaban. Sin embargo, ellos no llegaron a ver en ningún momento a persona alguna en actitud amenazante, ni exhibición de armas u otros movimientos sospechosos.

Así, con una violencia verbal extrema por teléfono y una sensación de control exhaustivo, separándoles por habitaciones, les hicieron creer que se encontraban secuestrados corriendo grave riesgo sus vidas.

Los secuestradores se pusieron en contacto con los familiares de los músicos utilizando el móvil de uno de los secuestrados, a quienes reclamaron un rescate, ha explicado el portavoz del Gabinete de Seguridad del Gobierno mexicano, Eduardo Sánchez.

Treinta horas de conversaciones telefónicas

Fue este lunes cuando una de las familias denunció el hecho a la Ertzaintza, según fuentes de la investigación, y se constituyó un grupo de trabajo en Gipuzkoa entre la Policía Autónoma Vasca y a UDEV de la Policía Nacional para hacer un seguimiento de la situación y coordinar las operaciones con la Policía mexicana para hacer posible la liberación.

Finalmente, tras treinta horas continuadas de conversaciones telefónicas con los secuestradores y el traslado de toda la  información a la Consejería de Interior de la embajada de España de  México, sobre las 14:30 horas de este martes, hora peninsular española, miembros de la Oficina Nacional de Interpol México han localizado y liberado a los integrantes del grupo musical que se encontraban en dos habitaciones de un hotel de la Ciudad de México.

Sánchez ha señalado que aunque hay una campaña para alertar a los ciudadanos sobre este tipo de extorsión, que se resuelve la mayoría de las veces "colgando el teléfono", se hará un programa especial para que "los visitantes extranjeros estén debidamente alertados".

El pasado 30 de septiembre, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) informó de que el año pasado hubo 105.682 secuestros en México, incluidos los llamados "secuestros exprés", en los que la víctima suele ser llevada hasta un cajero automático para sacar dinero que entrega a sus captores.

Noticias

anterior siguiente