Enlaces accesibilidad

La joven paquistaní Malala Yousafzai pide que se dialogue con los talibanes

  • Este miércoles se cumple un año del ataque talibán contra ella
  • Malala ha concedido una entrevista a la cadena BBC

Por
La joven paquistaní Malala Yousafzai pide dialogo con los talibanes

Malala Yousafzai, la adolescente paquistaní de 16 años que sobrevivió a disparos de los talibanes por defender la educación femenina en su país, ha pedido dialogar con los militantes para resolver los problemas y alcanzar la paz. La joven, que se convirtió en un símbolo de la lucha por la educación de las niñas en Pakistán, ha hecho estas declaraciones en una entrevista a la cadena BBC a dos días de que se cumpla el aniversario del ataque que recibió.

"La mejor manera de superar los problemas y luchar contra la guerra es a través del diálogo. Ese no es un asunto mío, ese es el trabajo del Gobierno (...) y de EEUU", ha dicho la joven.

Malala vive actualmente en la ciudad inglesa de Birmingham tras ser trasladada desde Pakistán para ser atendida en el hospital Queen Elizabeth de las graves heridas sufridas en octubre de 2012, cuando recibió un disparo en la cabeza y otro en el cuello.

La joven ha considerado importante que los talibanes expresen sus deseos, pero ha insistido en que "deben hacer lo que quieren a través del diálogo. Matar, torturar y azotar gente va en contra del Islam. Están utilizando mal el nombre de Islam".

Conversaciones con los talibanes

El pasado mes de julio, los planes para iniciar unas conversaciones entre los talibanes y los Gobiernos de Estados Unidos y Afganistán no prosperaron por desacuerdos sobre el estatuto de la nueva oficina de los militantes en Doha.

En su entrevista, titulada "un tiro por ir a la escuela", Malala también asegura que le gustaría volver algún día a Pakistán para entrar en política. "Voy a ser política en el futuro. Quiero cambiar el futuro de mi país y quiero que la educación sea obligatoria", ha asegurado la joven, que hace unos meses pronunció un discurso en la ONU y estuvo acompañada por el ex primer ministro británico laborista Gordon Brown.

"Yo espero que llegue el día en que el pueblo de Pakistán sea libre, tenga sus derechos, paz y que todas las niñas y niños vayan a la escuela", subrayó la menor, que se expresa con elocuencia y mucha seguridad cada vez que habla de la situación en su país.

El pasado febrero, la adolescente recibió el alta definitiva en el hospital de Birmingham tras someterse a diversas operaciones en las que se reparó uno de sus oídos y se le instaló una placa de titanio en el cráneo. La joven activista ha adquirido relevancia internacional al dar testimonio en un blog sobre el régimen de terror impuesto por los talibanes en su país.

Los talibanes amenazan con volver a atacarla

La respuesta de los talibanes paquistaníes no se ha hecho esperar. Un portavoz de la organización ha reiterado este lunes su intención de atacar de nuevo a la joven activista, ya que habla "contra el Islam " y los islamistas.

"Seguiremos apuntando y atacaremos tan pronto como tengamos la oportunidad ", ha dicho a Shahidullah Shahid, el portavoz de Tehrik -e- Taliban a la agencia AFP. "Atacaremos a Malala porque hablaba contra los talibanes y el Islam, no porque ella fue a la escuela", ha añadido.

Mientras, seis personas murieron este lunes tras un ataque con bomba contra un centro sanitario donde se encontraban equipos de vacunadores contra la polio en la ciudad de Pesháwar, en el noroeste de Pakistán, han informado a Efe fuentes oficiales.

Entre los fallecidos hay cuatro policías que custodiaban la instalación sanitaria y dos civiles, uno de ellos voluntario de la campaña de vacunación conta la polio, precisó un agente de la Policía de Pesháwar, capital de la provincia de Khyber Pakhtunkhwa.

Noticias

anterior siguiente