Enlaces accesibilidad

Nacho García: "'Pulir' es, básicamente, un libro de arte"

  • El artista recopila parte de su material gráfico de los últimos cinco años
  • Retratos, cómics, chistes... que conforman un original universo

Por
Páginas de 'Pulir', de Nacho García
Páginas de 'Pulir', de Nacho García Fulgencio Pimentel

Nacho García (Logroño, 1987)

Diplomado en Diseño Gráfico. Estudió en la Escuela de Arte Número Diez de Madrid y hasta la fecha ha desempeñado labores de librero, dependiente de Zara o maquetador de código HTML para el Ministerio de Educación. Lleva desde su más tierna edad publicando dibujos e historietas en fanzines, revistas y álbumes por toda la geografía española. Ha colaborado con Autsaider Cómics, Ultrarradio, La Cruda, Zángano Cómix o Adobo, entre otros. 'Pulir' es su primer libro.

Se  publica uno de los libros más originales del año: Pulir (Fulgencio Pimentel Editor), un sorprendente trabajo que combina arte, cómic, ilustración y cualquier otra disciplina artística que se pueda plasmar en papel; y todo agitado con el sentido del humor y del absurdo de un dibujante sorprendente y arriesgado, Nacho García.

"Pulir -nos cuenta Nacho- es un libro que recopila parte de todo el material gráfico que he estado generando durante los últimos cuatro o cinco años. Hay dibujos, historietas, chistes, bocetos y hasta algún poema... básicamente es un libro de arte, que lo dices y te quedas tan pancho. Lo ha editado Fulgencio Pimentel de la única manera que saben hacerlo: De lujo. Tiene un olor y un tacto exquisitos".

Un lilbro que recopila los mejores trabajos de este joven dibujante: "Cuando me planté en el estudio de Fulgencio con cientos de folios sin orden ni concierto aparente nos dimos cuenta de que no iba a ser fácil seleccionar y ordenar toda esa amalgama de cosas para convertirla en un libro con, digamos, cierto sentido. Pero si alguien lo podía hacerlo, eran ellos".

"Me animaron a meter dibujos que yo en la vida hubiera imaginado que llegarían a ser publicados de esta manera, cosas que, por ejemplo, llevaban años apiladas en mi casa de Logroño y aparentemente estaban destinadas a quedarse así por siempre. También hay algunos tebeos publicados anteriormente en fanzines y álbumes y algunas cosas hechas especialmente para la ocasión. Yo me sentía incapaz de ordenar y filtrar todo esto, mi apego afectivo hacía esas montañas de papel y mis miedos y manías me hubieran impedido ser claro y justo con el material. Así que prácticamente los Fulgencio se tuvieron que marcar toda la labor antológica y de maquetación. Sabía que lo harían bien, pero el resultado final es demasiado, no puede caber más amor hacia ellos en esta persona".

"Cada dibujo tiene una historia diferente"

"Llevo dibujando desde que tengo uso de razón -nos confiesa Nacho- y nunca he comprendido que procesos se llevan a cabo en mí cuando estoy frente a un papel. Cada dibujo tiene una historia diferente, algunos están terminados en cinco minutos y otros requieren toda una tarde y veinte repeticiones. Frente a dos dibujos prácticamente iguales puedo discernir con claridad cuál de ellos funciona y cuál no, pero me cuesta mucho trabajo verbalizar por qué. Me interesa más el resultado que el proceso, y aplicando diferentes procesos se obtienen diferentes resultados, por lo que la espontaneidad o la planificación son solo maneras de llegar a cosas distintas, lo que es, al final, lo más divertido de todo esto".

"Me han influido y me siguen influyendo diariamente cientos de artistas -asegura-, por lo que me resulta muy difícil dar nombres concretos… pero se me ocurre decirte dos personas que influyeron enormemente en mi cuando era niño y seguramente fueran determinantes para que siga haciendo lo que hago a día de hoy: Jean Dubuffet y Juan Carlos Ramis".

Nacho confiesa que la cultura popular también le influye: "Igual que en mi vida: Muchísimo. Pero no encuentro la diferencia entre “cultura popular” y lo que hay quien llama “alta cultura”, no hago ninguna distinción. Para mí son tan importantes Los Muppets o Eskorbuto como William Blake o Catulo. Se trata de qué te emociona, de qué manera y cómo eso queda latente en ti. En mis dibujos se notan muchísimo todas esas influencias son una parte muy importante de lo que soy yo como individuo".

"Cuanto más idiota es el resultado, mejor"

Nacho nos confiesa su proposito con este libro: "Quisiera que la gente se divirtiera por un rato. No existe mayor compensación en el mundo para mí. No me importa tanto si se ríen mucho, con media sonrisa, cara de pasmo o con ese arqueo de cejas tan significativo que suele significar “¿Pero qué coño es esto?”. Si soy capaz de generar esas emociones me doy por satisfecho, porque es lo que a mí más me gusta que hagan conmigo".

Un libro poblado por las criaturas más extrañas: "Me encantan porque nadie les ha preguntado sobre su infancia, sobre sus miedos, sobre sus expectativas respecto a la vida. Están ahí, existen y antes no. Eso me fascina. Te sientas frente a un folio y donde no había nada de pronto hay un tío bizco con dos espadas montado en un animal cuadrúpedo con un sombrero de cowboy. Yo soy el primer sorprendido y me divierto muchísimo porque actúo por pura curiosidad. ¿Y si este animal cuadrúpedo estuviera montado a su vez sobre otro animal cuadrúpedo, cómo sería? Pues venga, vamos a verlo. Y cuanto más idiota es el resultado pues mejor".

Y es que, el humor es muy importante en su obra: "Ocupa muchísima porque para mí es el pilar sobre el que se sostiene todo lo demás. Sin humor nos volveríamos locos, es lo que evidencia las tonterías y subraya lo primordial. Creo que alguien sin sentido del humor es incapaz de amar, mostrar empatía o ser generoso, y que es lo que mejor nos libra de la maldad, la injusticia y la tristeza".

Par finalizar, Nacho nos ha comentado en qué está trabajando ahora: "Estoy haciendo cosas para varios fanzines y álbumes que irán saliendo a lo largo de este año. Como siempre tengo en mente tres millones de proyectos de los que llevaré a cabo uno o dos. Fantaseo con tontear con la animación. Un día me desperté pensando en que lo debería hacer es un videojuego. Luego se me pasó, pero seguro que me vuelve".

Noticias

anterior siguiente