Enlaces accesibilidad

El representante alemán en el BCE reclama completar la unión bancaria "lo antes posible"

  • Asmussen: se evitarán la repetición de crisis como la de Chipre
  • Pide que los ahorradores de más de 100.000 euros sean los últimos en perder
  • Rehn aboga por la reunificación de Chipre, lo que impulsaría su economía

Por
El miembro del Consejo Ejecutivo del Banco Central Europeo Jörg Asmussen
El miembro del Consejo Ejecutivo del Banco Central Europeo Jörg Asmussen. EFE EFE/Julien Warnand

El representante alemán en el directorio del Banco Central Europeo (BCE), Jörg Asmussen, ha reclamado este miércoles completar la unión bancaria "lo antes posible" para romper la "interacción negativa" entre bancos y Estados y evitar que se repitan crisis como la de Chipre. Así lo ha asegurado en la comparecencia ante la comisión de Asuntos Económicos de la Eurocámara, donde ha confirmado que el BCE se plantea comprar créditos dudosos para reactivar el crédito en el sur de Europa.

Además, Assmusen ha desaconsejado desmantelar la troika en medio de la crisis ante la falta de alternativas, pero consideró posible su fin una vez el fondo de rescate sea una institución plena de la Unión Europea (UE).

El banquero alemán, además, ha dejado claro que que "el debate entre austeridad y crecimiento es un debate completamente equivocado porque asume que se puede elegir". "La consolidación fiscal está aquí para quedarse teniendo en cuenta los altos niveles de deuda en varios países de la eurozona: Eslovenia, Eslovaquia, Luxemburgo, Finlandia y Estonia. No Francia, ni Alemania ni otros países", ha subrayado.

En el debate, el vicepresidente de la Comisión y responsable de Asuntos Económicos, Olli Rehn, ha mostrado su deseo de que los países que tengan más tiempo para corregir su déficit excesivo lo usen para que sigan con las reformas estructurales.

Tener unión bancaria, fundamental

La unión bancaria exige, según Asmussen, que el BCE asuma "rápidamente" la supervisión de los bancos de la eurozona y que se apruebe la directiva sobre liquidación de bancos en crisis, en la cual debe dejarse claro que los depositantes con más de 100.000 euros serán los últimos en asumir pérdidas.

"El caso chipriota ha sido un recordatorio saludable de la importancia de establecer la unión bancaria lo antes posible. solo entonces seremos capaces de romper la interacción negativa entre los Estados y sus sistemas bancarios", ha dicho el representante del BCE durante una audiencia en la comisión de Asuntos Económicos sobre el caso chipriota.

Chipre demuestra que el mecanismo común de supervisión es esencial

El rescate de Chipre, ha proseguido Asmussen, "ha mostrado que la rápida entrada en vigor y la aplicación del mecanismo común de supervisión es esencial". "La centralización de la supervisión y el uso eficaz de herramientas macroprudenciales ayudará a identificar y prevenir la persistente acumulación de desequilibrios financieros en una etapa temprana", ha apuntado.

El banquero alemán ha resaltado además que la UE necesita "urgentemente" un marco de resolución de instituciones financieras que incluya "un conjunto de reglas claras y conocidas de antemano" sobre cómo se repartirán las pérdidas entre los diferentes acreedores, estableciendo una "preferencia para los depositantes".

"El nuevo marco debe poner a los depositantes en la parte superior de la jerarquía de acreedores y garantizar que el papel de los fondos de garantía de depósitos en la liquidación se limite a garantizar a los depositantes" con menos de 100.000 euros.

Rehn reclama "claridad absoluta" sobre depósitos

También el vicepresidente de la Comisión y responsable de Asuntos Económicos, Olli Rehn, ha subrayado que "necesitamos una unión bancaria para evitar el desarrollo de sectores bancarios insostenibles como el de Chipre". Al mismo tiempo, ha reclamado "claridad absoluta" sobre la protección de los depósitos garantizados de menos de 100.000 euros.

Finalmente, el vicepresidente ha pedido que se actúe de manera temprana cuando se detecta que un país necesita asistencia financiera, ya que "los retrasos son muy costosos para la economía y la sociedad". "Debemos reconocer los problemas estructurales de la toma de decisiones en el área de asuntos económicos y financieros. Ello exige completar la unión económica y monetaria", ha señalado Rehn.

En la comparecencia en la Comisión de Asuntos Económicos del Parlamento Europeo (PE), el vicepresidente de la Comisión Europea ha abogado por la reunificación de Chipre. "Merece la pena recordar que la reunificación de la isla daría un gran impulso al desarrollo económico y social en Chipre", ha asegurado Rehn.

El vicepresidente ha recordado que durante sus cinco años al frente de las políticas de Ampliación de esta institución (de finales de 2004 a principios 2010) trabajó "muy duro" para facilitar la reunificación del país.

Noticias

anterior siguiente