Enlaces accesibilidad

Empieza el juicio civil contra la promotora AEG Live por la muerte de Michael Jackson

  • La empresa, acusada de forzar a Jackson para hacer negocio con su regreso
  • El cantante era "adicto a los calmantes" y murió por sobredosis
  • La promotora podría verse obligada a pagar miles de millones de dólares
  • AEG advierte de que saldrán a la luz "cosas muy feas" de Michael Jackson

Por
Dibujo de la madre de Michael Jackson, Katherine Jackson (izquierda), y su hija y hermana del artista, Rebbie Jackson (derecha).
Dibujo de la madre de Michael Jackson, Katherine Jackson (izquierda), y su hija y hermana del artista, Rebbie Jackson (derecha). REUTERS REUTERS/Bill Robles

Este lunes ha comenzado en Los Ángeles, California, el juicio civil por la muerte de Michael Jackson, en el que su madre acusa a la promotora AEG Live, ante la Corte Superior, de la muerte de su hijo, el 'rey del pop'.

La matriarca del clan Jackson, Katherine, ha acudido al tribunal en el centro de Los Ángeles acompañada de Rebbie y Randy, hermanos del difunto cantante, donde su abogado Brian Panish ha presentado el caso a un jurado compuesto de 12 personas.

El juicio comienza el mismo día que el diseñador de sus trajes publica un libro en el que recoge sus creaciones.

La demanda fue presentada por Katherine Jackson en septiembre de 2010 y en nombre de los hijos del cantante. El juicio ha dado comienzo esta semana, presidido por la jueza Yvette Palazuelos, con una duración estimada de hasta 4 meses y en el que se prevé que declaren más de un centenar de testigos, entre otros sus hermanos, sus exmujeres y artistas tan conocidos como Prince, Diana Ross, Quincy Jones o Spike Lee.

La compañía es propietaria de 120 recintos para espectáculos en todo el mundo entre los que se encuentran el Staples Center de Los Ángeles y el O2 de Londres. AEG es, además, dueña de los equipos Los Angeles Galaxy (fútbol) y Los Angeles Kings (hockey sobre hielo). El grupo The Anschutz Company, al que pertenece AEG Live, puso a la venta esa empresa en septiembre de 2012.

En caso de sentencia condenatoria, AEG podría verse obligado a pagar miles de millones de dólares en daños, según algunos cálculos.

Relación entre el médico y la promotora

Panish ha acusado a AEG de presionar al "rey del pop", pasando por alto su delicado estado de salud, para seguir adelante con su reaparición sobre los escenarios, prevista para julio de 2009 en Londres, con el "objetivo único de hacer un negocio redondo". El 25 de junio, apenas unas semanas antes de la fecha fijada para la reaparición, Michael Jackson falleció en Los Ángeles a la edad de 50 años.

El abogado ha explicado que durante el litigio probará la vinculación laboral entre el médico de Jackson, Conrad Murray, y AEG Live.

Murray se encuentra cumpliendo una sentencia de 4 años de prisión tras ser condenado a finales de 2011 por homicidio involuntario en el juicio penal por la muerte del cantante, cuando el jurado le declaró culpable del repentino fallecimiento del cantante por sobredosis de medicamentos.

Murray compraba los fármacos, algunos solo para uso hospitalario, y se los suministraba al artista en un domicilio angelino.

La acusación señala que AEG no supervisó debidamente el trato que recibió Jackson y que contribuyó a incrementar la ansiedad del "rey del pop" ante una ambiciosa reaparición de 50 conciertos que presumiblemente iría seguida de una gira mundial.

'MJ' era adicto a los calmantes

Panish ha explicado al jurado que Michael Jackson se convirtió en adicto a los calmantes después del accidente que sufrió mientras rodaba en 1984 un anuncio de refrescos y que le dejó quemaduras en varias partes de su cuerpo.

En su exposición de los hechos, Panish ha indicado que la dependencia farmacológica de Jackson era algo conocido por el entorno del cantante y que los ejecutivos de AEG eran los únicos que parecían no estar enterados.

Sin embargo, Michael Jackson fue quien pidió específicamente a Conrad Murray que fuera su médico personal, según AEG, dada la relación de confianza existente entre ellos desde hacía años.

El abogado de los Jackson ha asegurado que existía un acuerdo oral entre Murray y AEG para mantener al cantante a la altura de las expectativas durante su vuelta a los escenarios.

La promotora advierte de que saldrán "cosas feas" del artista

Por su parte, un abogado de la compañía AEG Marvin Putnam ha advertido al jurado que iban a ver una visión muy diferente del carismático Michael Jackson y que saldrían a la luz "algunas cosas feas" sobre la conducta privada del cantante

"El Michael Jackson público era muy diferente al Michael Jackson privado", ha dicho Putnam. "Levantó un muro entre él y su familia. Incluso su familia no estaba segura de lo que estaba pasando en su casa. Mantuvo alejados a aquellos que podrían haber sido capaces de ayudarlo".

El abogado ha defendido que "casi nadie sabía" que Jackson usaba el potente anestésico propofol durante años para ayudarlo a dormir. "AEG, como todos los demás, era un extraño. No tenían ni idea. Todo ocurría a puerta cerrada", ha asegurado.

Noticias

anterior siguiente