Enlaces accesibilidad

La soprano rusa Julia Lezhneva estrena su álbum 'Alleluia' grabado en España

  • Dedicado a motetes del XVIII de Vivaldi, Händel, Mozart...
  • Grabado en el Auditori de Barcelona con 'Il giardino armonico'
  • Lo presenta en concierto en el Palau Música de Valencia, este jueves
  • Escucha su primera grabación mundial de un motete de Porpora

Por
Aria 'Care Deus cordis amantis' del motete 'In caelo stelle clare' de Nicola Porpora (primera grabación mundial)

"Conciertos para voz" así definió un musicólogo los motetes de Vivaldi, como el In furore iustissimae irae que incluye Alleluia el nuevo disco de la soprano Julia Lezhneva, haciendo referencia a obras de un compositor más conocido por sus conciertos que por sus espléndidas obras vocales.

Los motetes de Vivaldi y otros compositores del XVIII -en el disco se incluyen también motetes de Händel, Mozart o Porpora- podrían ser considerados también arias virtuosas pero que se basan en textos sagrados no profanos (como las de las óperas).

En cualquier caso, los motetes (para solista) gozaron de una inmensa popularidad en Italia y servían para celebrar diversos eventos, algunos más específicos -creados para una fiesta o una fecha concreta- otros, más generales. Hoy estas piezas  cercanas a las cantatas nos transmiten, aunque sea en menor espacio de tiempo, la misma serenidad (o exaltación)que las obra vocales religiosas de formato mayor como las misas.

Una angelical soprano rusa

La soprano rusa Julia Lezhneva, a la que nada menos que "dame" Kiri te Kanawa ha alabado por la pureza de su voz, estrenará este jueves en España su segundo trabajo, "Alleluia", una selección de motetes, "formidables" y "potentes" que grabó en el "maravilloso" Auditori de Barcelona.

Lezhneva (Sajalin, 1989) ya estuvo en febrero en el Auditorio Nacional de Madrid aunque fue para interpretar el oratorio de Haendel "Il trionfo del Tempo e del Disinganno".

Ahora vuelve a España, al Palau de la Música de Valencia, para presentar este jueves el disco junto a quienes lo grabó, es decir, Il Giardino Armonico, dirigido por Giovanni Antonini; unos de los conjuntos más prestigiosos en el campo de la interpretación de la música barroca con instrumentos de época. Muy famosas y consideradas de referencia son sus grabaciones de Vivaldi, y en especial de sus Cuatro Estaciones.

Se ha definido en muchas ocasiones a Lezheneva con el adjetivo "angelical". Puede ser por su aún infantil rostro de ojos azules y pelo rubio. Pero también por el timbre de su voz y la expresividad que transmite con obras religiosas como las que contiene esta grabación.

Cómo eligió las obras

"Estaba en la British Library y 'descubrí' cerca de un centenar de motetes y supe en ese mismo momento que estaba enamorada de esas piezas", rememora en una entrevista con Efe.

Es, dice, una "apasionada de lo histórico" desde muy pequeña y siempre le han interesado esos "conciertos para una voz", tan populares en los tiempos de Porpora (1686-1768), y que "sublimaron" Mozart, Haendel y Vivaldi.

Por eso, para su primer disco con Decca, Lezhneva ha elegido piezas de los cuatro motetes, una sucesión de arias virtuosísticas con textos religiosos que cantaron grandes divas o castrati, a menudo en iglesias. Cada una de las cuatro selecciones concluye con un "aleluya" que explica el título del disco.

Con su selección, que abarca íntegro el XVIII, muestra todo el desarrollo estilístico del género: Vivaldi y Haendel, del Barroco, enlazados con Mozart por medio del estilo "galante" contrastante de Porpora.

El motete, explica la soprano, es una pieza para presentarla en distintas formas, que permite "vehicular la habilidad expresiva" y además quería esperar a grabar arias de ópera hasta que tuviera "una mayor experiencia con ellas en el escenario".

Lezhneva está "absolutamente" feliz con Il Giardino Armonico porque, dice, es "increíblemente amistosa y pone toda su pasión interpretando, creyéndose cada nota. Ya nunca más me sentiré sola, ha sido un gran paso en mi vida", revela.

Con ellos grabó  este disco en l'Auditori de Barcelona el pasado mes de octubre. Grabación que fue  fue "fantástica" porque tiene una acústica "increíble y se dan las mejores condiciones. Un lugar realmente confortable", tanto como, imagina, será, dice, el Palau de Valencia, donde este jueves lo presentará, junto a Il Giardino Armonico, en un concierto más que apetecible.

La selección musical

Entre los elegidos para "Alleluia" se incluye una primera grabación mundial, la del motete de Nicola Porpora (1686-1768), In caelo stelle clare fulgescant, así como el conocidísimo Exsultate jubilate de Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791).

De Antonio Vivaldi (1678-1741) interpreta "In furore iustissimae irae", y de George Friedric Handel (1685-1759) "Saeviat Tellus Inter Rigores- Motetto per la Madonna Santissima del Carmine".

Su favorito es, precisamente, el de Porpora, del que interpreta el número que le da título, "In caelo stelle clare fulgescant", y  también su segunda aria (destacada arriba) 'Care Deus cordis amantis', que Lezhneva destaca por "sus frases que parecen infinitas"

Estando el periodo clasico bien representado por Mozart, y el barroco por Vivali y Hände, optó por Porpora, figura destacada de la ópera napolitana y representante del estilo galante.  "La música de Porpora corresponde tan bien a mi voz como Chopin a las manos de un pianista. Su alegría es fenomenal"

La famosa soprano neozelandesa Kiri Te Kanawa ha elogiado tanto su técnica como el color de su voz. Admirada por la "pureza de su voz" o su "perfección técnica", su carrera dio un giro tras su breve y exitosa actuación en los Classical Brits 2010 de Londres, invitada por Dame Kiri Te Kanawa. "De vez en cuando aparece un artista de excepcional talento, y creo que Julia es una de ellas", ha dicho de ella.

Noticias

anterior siguiente