Enlaces accesibilidad

Los bosques con mayor diversidad de árboles producen más madera

  • Se han analizado más de 55.000 parcelas en 11 tipos de bosques diferentes
  • La preservación de los bosques con alta diversidad podría aumentar la captación de carbono de la atmósfera

Por

Los  bosques  con   mayor  variedad   de  especies  de  árboles  producen   de  media  un  24%  más  de  madera  que   aquellos  que   presentan  un  solo   tipo   de  árbol.  Es   una   de  las conclusiones  a   las  que   ha  llegado   un  estudio  liderado   por  el   Consejo  Superior   de Investigaciones  Científicas  (CSIC)   en  el   que   se   han   analizado   más  de  55.000   parcelas  en 11  tipos  de  bosques  diferentes  en  España,  Francia,  Países  Bajos,  Suiza  y   Suecia.   Los resultados han  sido  publicados en la  revista 'PLOS ONE'

Los  datos  recopilados   en  este   trabajo   muestran   un  aumento   en  la   producción   de madera  conforme   incrementa   la   riqueza   de  especies  arbóreas   en  casi   todos  los  tipos de  bosques  estudiados.   Además,  esta   relación  se   mantiene   cuando  también   se   tienen  en  cuenta  las  diferencias climáticas  entre  parcelas.   Se   trata   del  primer   análisis   empírico  que   trata   de  descubrir   la   existencia  de  una   relación  positiva  entre  riqueza   de  especies arbóreas  y  producción  de madera para  todo  un continente.  

“Muchos  de los bosques europeos tienen una estructura de edad  desigual, han sido históricamente muy  manejados, son  jóvenes  y  el área basal por individuo no ha alcanzado aún su máximo.Por  tanto, un mayor número  de especies arbóreas, con  raíces a distintas profundidades y múltiples capas de follaje, podría conllevar un aumento en  la eficiencia por  el uso de los recursos en de ecosistema”, ha explicado la investigadora del CSIC  Montserrat Vilà,  de la Estación Biológica  de Doñana.

Otra   de  las  causas   probables  de  este   fenómeno, añade   el  estudio,  es que  en  las parcelas  más  ricas  en especies suele  predominar al menos una especie arbórea muy eficiente en el uso de los recursos, que es la responsable de la mayor parte de la productividad del bosque. Ambos mecanismos podrían actuar simultáneamente, así como alternarse a lo largo del tiempo, con transiciones de varias décadas de duración.  

Los  bosques tienen  una gran capacidad para absorber el carbono atmosférico y  son considerados el  mayor sumidero terrestre de este elemento. La   producción de madera es uno de los principales agentes de la absorción de carbono.

Los resultados del estudio sugieren que la preservación de los bosques con alta diversidad de especies arbóreas podría aumentar este fenómeno. “La importancia de la biodiversidad, aunque poco considerada hasta ahora, debería ser incorporada en todo tipo de plan de gestión y de política forestal”, añade la investigadora del CSIC.

Noticias

anterior siguiente