Anterior El juzgado asume por la vía penal el caso de Juana Rivas y cita a las partes el próximo 8 de agosto Siguiente La Generalitat denuncia a la Guardia Civil por "vulneración de derechos" tras llamar a declarar a altos cargos Arriba Ir arriba
El primer ministro japonés visita Fukushima

Shinzo Abe visita la central nuclear de Fukushima y no oculta su deseo de reactivar esta energía

  • La visita tiene lugar tres días después de tomar posesión de su cargo

  • El nuevo primer ministro cree que Japón no puede prescindir de lo nuclear

  • Shinzo Abe da un giro de 180º a la política energética de su predecesor

|

Tan solo tres días después de su toma de posesión, el nuevo primer ministro de Japón, Shinzo Abe, visita rodeado de periodistas la central nuclear de Fukushima en un intento por mostrar su determinación para superar la crisis que ha generado en el país el segundo desastre nuclear más grande después de Chernobil (Rusia).

Se trata del tercer jefe de Estado, tras Naoto Kan y Noda, que visita el complejo tras el terremoto y el posterior tsunami del 11 de marzo 2011, que dejó gravemente dañados cuatro de los seis reactores nucleares.

Abe, que el pasado 26 de diciembre ganó las elecciones por una aplastante victoria del Partido Liberal Democrático (PLD), no ha ocultado su deseo de reactivar todos los reactores nucleares, que la Autoridad independiente de regulación creada en septiembre, ha declarado ahora seguros.

El nuevo primer ministro cree que Japón no puede por razones económicas prescindir de la energía nuclear, a pesar de la feroz oposición de la población local afectada por el desastre. El plan de política energética hasta 2030 se definirá dentro de 10 años, pero Abe ya ha avanzado que el objetivo “cero energía nuclear” prometido por el anterior primer ministro de centro-izquierda en el Gobierno está obsoleto.

Viraje de la política energética

De hecho, esta visita al inicio del mandato de Abe se ve como un preludio de la aceleración en la descontaminación y reconstrucción de la zona afectada, cuya radiación supera ampliamente la cantidad admisible.

Unas 160.000 personas tuvieron que abandonar los alrededores de la central contraminados por la radiación. Una zona que se ha convertido en inhabitable y a la que los evacuados han tenido solo acceso durante visitas cortas de un par de horas para recuperar sus pertenencias personales.

No obstante, el Gobierno japonés ha anunciado que los residentes de los alrededores de la Central nuclear podrán pasar el año nuevo en su casa de manera excepcional.

A partir de este sábado, cuatro municipios (Minamisoma, Iitate, Kawauchi y Tamura) que disponen de “asentamientos restringidos” permitirán a varias familias volver a su casa hasta las cinco de la noche como máximo, según han precisado las autoridades. Alrededor de 500 personas se beneficiarán de esta medida.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente