Enlaces accesibilidad

El Parlament catalán aprueba convocar una consulta soberanista la próxima legislatura

  • Se ha aprobado con 84 votos a favor de los 131 emitidos por la Cámara
  • A favor: CiU, ERC, ICV-EUiA, Solidaritat, DC y el diputado socialista E. Maragall
  • En contra: PP y Ciutadans (21 escaños); el PSC se ha abstenido
  • Desde el Gobierno se advierte que su aprobación depende del Estado

Por
El Parlamento de Cataluña aprueba la convocatoria de una consulta de autodeterminación

El Parlamento catalán ha aprobado hoy, con 84 votos a favor de los 131 emitidos por la Cámara, una propuesta de resolución para convocar, prioritariamente durante la próxima legislatura, una consulta para que los catalanes puedan determinar "libre y democráticamente su futuro colectivo".

Los grupos que han votado a favor son CiU, que gobierna la Generalitat; ERC, ICV-EUiA, Solidaritat, Democràcia Catalana y el diputado socialista Ernest Maragall, y en contra, el PP Catalán y Ciutadans (21 escaños).

Los 25 diputados restantes del PSC se han abstenido y, al margen del voto discrepante de Ernest Maragall, el veterano dirigente socialista Higini Clotas -es el diputado más antiguo de la Cámara- ha decidido no participar en ninguna de las votaciones, un gesto de despedida después de que su partido decidiese no contar con él como vicepresidente segundo del Parlament.

Como ya hizo con el pacto fiscal, Ernest Maragall ha roto la disciplina de voto por dos veces al apoyar también una resolución de ICV-EUiA, que finalmente no ha prosperado porque CiU sólo ha apoyado su resolución, en la que se pedía "un referéndum o una consulta" para la próxima legislatura.

En total se han contabilizado 131 votos de los 135 de que consta la Cámara catalana, ya que se han registrado dos ausencias, una por enfermedad, la socialista Manuela de Madre, y la del conseller de Agricultura, Josep Maria Pelegrí, de Unió, que debía estar en la inauguración de la feria agraria de Lleida.

El voto del convergente Ferran Falcó tampoco ha sido contabilizado por algún error del diputado, y el socialista Clotas ha decidido no participar en ninguna votación.

Una resolución impulsada por CiU y ERC

La resolución impulsada por CiU y ERC, que ha sido aprobada con el 62,2% de los 135 sufragios posibles, dice: "El Parlament de Cataluña constata la necesidad de que el pueblo de Cataluña pueda determinar libre y democráticamente su futuro colectivo e insta al Govern a hacer una consulta prioritariamente dentro de la próxima legislatura".

En otro punto de la resolución, el Parlamento catalán constata que "los intentos de encaje de Cataluña en el Estado español y sus reiteradas respuestas son hoy una vía sin recorrido", por lo que "Cataluña debe iniciar una nueva etapa basada en el derecho a decidir".

"Es por todo ello que el Parlament expresa la necesidad de que Cataluña haga su propio camino, constatando la necesidad de que el pueblo catalán pueda decidir libre y democráticamente su futuro colectivo, para garantizar el progreso social, el desarrollo económico, el fortalecimiento democrático y el fomento de la cultura y la lengua propias", añade la resolución.

El Parlament expresa la necesidad de que Cataluña haga su propio camino

Además de felicitarse por el "enorme éxito" de la manifestación de la Diada, el Parlament ha instado al Govern, a los partidos y a los agentes sociales y económicos a impulsar el "máximo consenso posible" para llevar a cabo una nueva "hoja de ruta" con diálogo con el Gobierno, la UE y la comunidad internacional.

Para reforzar esta iniciativa soberanista, el Parlament ha rechazado sendas iniciativas del PP Catalán y de Ciutadans, favorables a respetar la legalidad vigente.

La resolución del PPC rechazada pedía que el Parlament constatase que su actividad debe "ajustarse al marco constitucional y estatutario y al resto del ordenamiento jurídico".

La de Ciutadans, que tampoco ha prosperado, expresaba la necesidad de respetar el marco constitucional y las leyes vigentes.

Pujol y Solana protagonizan un breve rifirrafe

El expresidente de la Generalitat Jordi Pujol y el exresponsable de política exterior de la UE Javier Solana han mantenido un breve desencuentro por la cuestión de la aspiración soberanista de Cataluña, en el transcurso de una jornada empresarial.

Pujol y Solana han participado en las jornadas sobre liderazgo organizadas por Esade, de la que éste es profesor, en el monasterio de Sant Benet.

En ellas, como ponente, Solana ha hablado durante cerca de una hora de política exterior y de recursos energéticos, algo que le ha recriminado Pujol, que ha expresado su sorpresa por el hecho de que el experto haya obviado en su discurso la situación política que vive Cataluña.

Sonriendo, Solana ha espetado: "¡Y ahora tenemos que hablar de Cataluña!".

La frase no ha gustado nada a Jordi Pujol, viejo amigo de Solana, que visiblemente airado, y ante un centenar de empresarios, le ha recordado que Cataluña es tan importante como China o los pozos de petróleo de Estados Unidos.

Solana ha tratado de enfriar la situación y ha dicho que o bien se había expresado muy mal, o bien Pujol le había entendido muy mal, ya que en ningún caso su intención era subestimar la cuestión catalana.

Pujol, aún enfadado, ha procedido a clausurar las jornadas hablando, obviamente, del debate independentista abierto en Cataluña.

Al final de su intervención, y ya mucho más tranquilo, el expresidente catalán se ha disculpado ante Solana y el resto de la sala por su reacción y la vehemencia de su respuesta.

Ha reconocido que, como presidente de la sesión, tendría que haber hecho un discurso más "amorfo", aunque destacado que no le sabía mal haber tenido esa reacción, ya que Cataluña "merece más respeto". Pujol se ha llevado los aplausos de la sala y las disculpas de Solana.

Noticias

anterior siguiente