Anterior Asesinan a tiros a dos trabajadores de la Cruz Roja en el noroeste de Yemen Siguiente El número de parados registrados subió en 21.679 personas en agosto y el total se situó en 4.067.955 Arriba

BAA, participado por Ferrovial, abandona su lucha legal y venderá el aeropuerto de Stansted

  • Participada en un 49,9% por Ferrovial, debía vender tres de sus siete aeropuertos

  • La compañía ya se deshizo del aeródromo de Edimburgo y del de Gatwick

  • Hasta ahora ha intentado no vender Stansted, el cuarto más grande del país

|

El operador aeroportuario BAA, participado por Ferrovial, ha anunciado que pone fin a su larga lucha legal y acepta los dictámenes que le obligan a vender el aeropuerto de Stansted en Londres. BAA perdió el recurso contra la venta del aeropuerto londinense de Stansted, a la que le obliga el regulador de la competencia británico por ser además propietario de Heathrow, el aeropuerto de mayor tráfico de Europa.

La Comisión de la Competencia del Reino Unido dictó que esta empresa, participada en un 49,9% por Ferrovial, debía vender, para romper su monopolio, tres de sus siete aeropuertos en este país, dos en Londres y uno en Escocia.

"Después de haber analizado con cuidado el reciente fallo de la Corte de Apelaciones (del 26 de julio), BAA ha decidido no apelar al Tribunal Supremo y pondrá en marcha el proceso para vender Stansted", ha apuntado la empresa en un comunicado.

Aún así, BAA insistió en que los mercados de Stansted y Heathrow son bien distintos y que no debería verse obligado a vender el primero.

Stansted, el tercer aeropuerto de Londres

Stansted, desde el que operan compañías de bajo coste como Ryanair o easyJet, es el tercer aeropuerto de Londres en tráfico aéreo y el cuarto del Reino Unido, con 17,5 millones de pasajeros y 133.500 vuelos al año. Un total de 16 aerolíneas operan desde ese aeropuerto situado en Essex (norte de Londres), con rutas a 150 destinos en 32 países, y da trabajo a 10.200 personas.

Con la venta de Stansted, BAA se queda con cuatro aeropuertos en el Reino Unido: Heathrow y Southampton en Inglaterra y Aberdeen y Glasgow en Escocia.

La Comisión de la Competencia dictó hace tres años que, debido a su situación de monopolio en el Reino Unido, BAA debía vender Gatwick y Stansted en Londres y uno de sus aeropuertos escoceses, Edimburgo o Glasgow, si bien podía conservar el de Aberdeen (Escocia) y otro en Southampton (sur inglés), además del de Heathrow.

Venta de Gatwick y Edimburgo

El pasado 23 de abril, BAA anunció la venta del aeropuerto escocés de Edimburgo a Global Infrastructure Partners (GIP) -formado por Crédit Suisse y General Electric- por 807 millones de libras (mil millones de euros).

Previamente, la empresa gestora ya había vendido en 2009 el aeródromo de Gatwick, en Londres por 1.500 millones de libras (1.900 millones de euros) al mismo consorcio GIP, que también gestiona el aeropuerto de la City en el este de Londres.

El operador aeroportuario, del que Ferrovial poseía casi el 56% hasta efectuar una desinversión el año pasado, presentó varios recursos que fueron infructuosos. Finalmente, tras vender Gatwick, BAA optó por quedarse con el aeropuerto de Glasgow en Escocia y hasta este lunes ha disputado la venta del londinense de Stansted.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente